lee nuestro papel digital

Opinión

Cuando la salud mental no descansa


 Por Jorge Fuentes, psicólogo y director de Pranavida

Jorge Fuentes

Comienza la época estival y son muchos los chilenos que suelen tomarse unos días de vacaciones para aprovechar de compartir con los niños que se encuentran en receso escolar. Por lo menos así se acostumbraba hasta antes de la pandemia, donde no había miedo a los contagios – como ocurrió en los dos últimos años- y la situación económica era más estable.

La situación cambió.  Hace pocos días se dio a conocer el resultado del estudio “Vacaciones de los Trabajadores 2023”, que realizó Mutual de Seguridad por tercer año consecutivo, el cual nos da una alerta de lo que pueda ocurrir este nuevo año: el 52% de las personas no tiene decidido o de plano no se tomarán vacaciones en 2023.

Los datos obtenidos en la encuesta son claros y categóricos.  El 49% de los trabajadores ha pasado más de un año desde la última vez que se tomó vacaciones y el 21% incluso no ha vacacionado desde hace dos años o más. A ello se suma que el 44% se siente más cansado ahora que en la misma época del año anterior.

El panorama de cómo se viene el 2023 está lejos de hacer un acertijo difícil de descifrar. El estado de la salud mental de los chilenos vuelve a verse frágil ante un agotamiento evidente, la falta de descanso y los sentimientos de incertidumbre respecto a la situación económica que se alerta desde hace meses. Por lo que se hace necesario adelantarse y elaborar planes de prevención y acción que vayan en línea de entregar herramientas que permitan disminuir el cansancio físico y mental que se arrastra.

Poder evitar que -en materia de salud mental-nos desmoronemos nuevamente como sociedad requiere que todos trabajemos en ello. Mientras el mundo público y privado hacen ya lo suyo con proyectos globales que permiten apoyar a quienes han tenido intento de autolisis, hoy los espacios más pequeños- pero que también tienen gran impacto como lugares de trabajo- también deben sumarse, pues ya tienen una carta de navegación  para planificar diversas acciones que apunten en la entrega de instrumentos, desde la medicina convencional y complementaria, para sus colaboradores.

Las gerencias de personas y organización y sus departamentos de Bienestar tienen en sus manos la posibilidad de hacer carne su deber ser y brindarles el respaldo a sus equipos de trabajo para que no sólo puedan abordar  de manera adecuada sus emociones al interior de sus espacios laborales, sino también en la calidad de vida con su círculo  más  íntimo.

Se hace cada vez más evidente como la gestión de los estados emocionales y el autocuidado se debe convertir en un hábito cada vez más frecuentes que forme parte de la rutina diaria. Así como comemos todos los días,  debiésemos darnos unos minutos diarios a nuestro equilibrio emocional y físico, a través de los beneficios que el deporte, las medicinas complementarias de oriente, la meditación en corazones gemelos, las técnicas de respiración pránica o las terapias energéticas, como la sanación pránica, nos pueden entregar como apoyo este 2023.

Hoy, con cifras en mano que nos permiten proyectar y vislumbrar cuál es el estado de los chilenos y chilenas y con la salud mental tomando mayor relevancia que en otros años, tenemos que trabajar todos-ya sea de manera personal y colectiva- para gestionar de la mejor manera posible lo que está falta de descanso pueda provocar y no esperar que, nuevamente, esta bomba nos explote en la cara.

Jorge Fuentes, psicólogo y director de Pranavida


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes