lee nuestro papel digital

Opinión

Mainé, Moller y Záttera...


 Por Mario Ríos Santander

MARIO-RIOS-10-1-499x576 (2)

Cuando la FAO entregaba el listado de los 10 países de mayor exportación de alimentos de este planeta, nos produjo admiración, Chile se encontraba  en el noveno lugar… y en el décimo, Argentina. Sí Argentina, otrora la despensa del mundo. ¿Nosotros, los chilenos, estábamos por sobre Argentina en materia de alimentación?, “Sí – respondió la FAO – Uds exportan US$ 2 800 millones más que sus vecinos”.  Luego, en la tabla de records, vimos caminar a una mujer agricultora con la medalla de oro, “mayor productora mundial de remolacha por hectárea”, recientemente igual galardón en la Chicoria y para qué hablar de la fruta. En el 1998, el 98% de la uva de mesa que consumió los EEUU durante el mes de febrero de ese año, fue chilena. Bío Bío, se destaca en los berries. Un vecino de Ñuble, es el mayor productor mundial de frambuesas orgánicas y en nuestra comuna, los huertos de arándanos, son de calidad planetaria….

Entonces, ¿vamos a permitir que tres agricultores de calidad mundial, Gastón Mainé, Víctor Moller y Francisco Záttera, cada uno en su área de responsabilidad alimentaria, todos excelentes, dignos de ejemplos y agradecimientos por lo que fueron en sus vidas, marchen así no más?  ¿Es que aquellos que ordenan la vida nuestra, autoridades públicas y gremiales quedarán conforme con el discurso expresado en sus funerales y nada más?  Los miles de escolares, nunca sabrán de ellos, sus trabajos, realizaciones, éxitos… ¿nada?

El funeral de Gastón Mainé, decenas de organizaciones, bomberos, damas diversas, consultorio, otros, tractores, máquinas agrícolas diversas, daban cuenta de la partida de un hombre admirable. Mejor agricultor, inteligente, visionario, social y laboralmente en la primera línea. Religioso, entendió que los valores cristianos, eran fundamentos vitales de la vida, de su trabajo y de la propia naturaleza. Discursos, pero, claramente insuficientes. Se marchaba el agricultor moderno, que había extendido sus manos a toda la comunidad. Sus cosechas en la cima de rendimientos, en fin, todo. Indispensable este ejemplo y para ello, su gremio y autoridades, nos indicarán el camino.

Víctor Moller, otro empresario sinigual. Llegó a ser el mayor productor de berries del mundo. Y todo a partir de su comuna Los Ángeles. Transformó el habitat agrario de Chile, descubriendo al berrie como fruta actual y del futuro. Surgieron miles de hectáreas de esta fruta en el país mientras el mismo o crecía a nivel planetario. Los resultados obtenidos en sus huertos, eran sometidos al conocimiento del resto agrícola. En suma, cambió la producción agraria inyectándoles miles de millones de dólares, generando cientos de miles de empleos. Igualmente, esperamos la continuación del camino que por ningún motivo su defunción, pudo interrumpir este camino de éxitos.

Francisco Záttera.  Desde la gerencia de Bioleche, puso en marcha lo principal,  los apoyos necesarios para sus cultivos, vacunos y lecherías, igual comercialización, programas de riego, exposiciones profesionales, en fin todo, para que se desarrollara la alimentación de Chile. El apoyo de Záttera, fue de tal magnitud que su función culmino en los hechos, dando vida a  más de 160 000 has de cultivos, surgidos de su eficiencia gerencial agraria.

Tres personas, cada una indispensable. Las tres han marchado estos días. Hay un rumor inquietante, el temor de lo hecho por ellos se olvide.

Mario Ríos Santander


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes