lee nuestro papel digital

Opinión

Jóvenes protagonistas


 Por Benjamín Cruz. Director de Pastoral UC y vocero Voces Católicas.

Benjamin Cruz

Los jóvenes estamos llamados a ser agentes de cambio, sobre todo en tiempos de crisis, donde los liderazgos florecen e impactan en la sociedad en la que estamos insertos.

Durante los últimos años, hemos visto emerger diferentes hechos de violencia y desórdenes en las calles, no sólo en Santiago, sino que también a lo largo y ancho del país. En ellos, cientos de hombres y mujeres, especialmente estudiantes, han dejado mucho que desear.

Por otra parte, dentro de la Iglesia Católica, las cifras evidencian una fuerte caída en la participación en la vida de fe y acción solidaria de muchos jóvenes, una crisis que sin duda se ha visto profundizada tras este tiempo de pandemia.

En ambos casos podemos notar a una juventud indiferente y poco comprometida, donde las redes sociales y la inmediatez que brindan pareciera ser lo que más importa, dejando de lado la empatía y el trabajo al servicio de los demás. En este sentido, se podría pensar que estamos ante una generación que hace mucho ruido, pero que no propone ni se involucra más allá.

No obstante, no todo es desesperanza. Y es que en la otra cara de la moneda, tenemos a una juventud presente en espacios de relevancia para nuestra sociedad, en la toma de decisiones y alzando la voz ante las demandas de Chile, no en las calles, sino que en su día a día, ya sea en el estudio, en el trabajo o en voluntariados, convirtiéndose en verdaderos protagonistas de los cambios.

Porque el compromiso de un joven es testimonio para que muchos otros puedan también sentirse parte de las transformaciones sociales y culturales de nuestro tiempo, y así trabajar desde el diálogo en la fraternidad y la solidaridad.

Desde la Pastoral UC son más de 4.500 los jóvenes voluntarios y voluntarias que anualmente participan de las diferentes iniciativas que impulsamos, en ámbitos tan diversos como desafiantes, tal como las misiones y trabajos, proyectos solidarios, acompañamiento en cárceles, hospitales y a personas en situación de calle; iniciativas relacionadas con la sustentabilidad, la formación, la educación, la cultura y las vocaciones, entre muchos otros.

Todo, con el fin de ser un agente impulsor de liderazgos juveniles católicos. Porque Dios quiere incidir en el mundo y lo quiere hacer a través de los jóvenes.

Nuestra sociedad necesita personas con espíritu crítico, pero dialogantes; jóvenes formados e informados, que no cedan en sus principios a las presiones externas; jóvenes empoderados y protagonistas del cambio, pero que trabajen siempre desde la humildad y la empatía. Chile necesita jóvenes comprometidos y con vocación de servicio, teniendo muy claro que no sólo somos el futuro, sino que también –y sobre todo– el presente.

Benjamín Cruz.

Director de Pastoral UC y vocero Voces Católicas.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes