lee nuestro papel digital

Opinión

Nombramiento de ministros


 Por Juvenal Rivera

Christian Obreque-1

Nos tocó ver el nombramiento de los ministros por la televisión, sin tener nada que hacer ni decir sobre la decisión del Presidente electo. Perdimos y por muy amplia mayoría. Completamente derrotados.

Asumirán ministros(as) más jóvenes que el Presidente, un ministro de Educación con pololo, muy pocos ingenieros comerciales y abogados y muchos, con amplia trayectoria técnica en sus áreas. Casi ninguno en cargos de dirección empresarial.

El cambio “en las formas” es impresionante.

Muchos jóvenes y muchas mujeres. Y también muchos ex-Concertación, lo que avizora un futuro mucho más parecido a “Lagos 2000” que a Maduro (…).

¿Qué diablos nos pasó que leímos “un miedo desesperante a transformarnos en Chile-Zuela” en vez de exigencias reales de cambio?

Basamos nuestras campañas amenazando con “el comunismo ya viene…” pero la gente está cansadísima de las malas pensiones, el costo del transporte público, la mala salud y el abuso de las grandes empresas ¿a usted no lo llaman 10 veces cuando se atrasa en una cuenta?

Me siento crítico de cómo nos vamos. Con una Constitución “a medio morir saltando”, con la delincuencia desatada en todos los barrios, con la Araucanía completamente entregada a su suerte y con el país lleno de carpas e inmigrantes que viven en condiciones infrahumanas. Pero en los números… creciendo al 6%.

El Estado abusa con el CAE y las listas de espera, y no hicimos nada. Abusa cuando hay que esperar meses para pagar una licencia y abusa cuando el transporte público no pasa o simplemente no se detiene donde corresponde. El Estado funciona tremendamente mal y ganó una opción que promete más Estado.

Así de mal lo hicimos.

Nuestro relato de los tiempos mejores fue enterrado hace años. Y por si fuera poco, no olvidemos nuestra derrota electoral histórica en la Municipal y la Constituyente. Si no es por el desorden y lentitud constituyente, tal vez hubiésemos perdido el Congreso.

Boric es tremendamente generoso en volvernos a decir su receta de éxito: Jóvenes y mujeres. Pero no para mover banderas o estar eternamente en seminarios de formación. Para dirigir y encabezar las transformaciones en las calles. En el terreno, como nos gusta decir.

Boric nos enseña que se puede formar estando en terreno. ¿O alguien cree que los futuros ministros o subsecretarios no están ideologizados?

Boric excluye además al PC y le entrega un pequeño número de ministerios, aún cuando es la fuerza electoral más potente de Apruebo Dignidad. Y para remate, nombra a Mario Marcel como ministro de Hacienda. Contrario al retiro de las AFP, defensor del Banco Central autónomo y esencialmente un hombre orgulloso de los 30 años de la Concertación. Mal día para el Partido Comunista.

Podemos seguir llorando por semanas encontrando a los ministros(as) feos, mal vestidos o preocupándonos por sus aros, tatuajes o cortes de pelo. Y vamos a estar en la oposición por 12 años.

La derecha tiene gente joven y mujeres conectados con la calle. Que no les para la micro, que hace fila en un consultorio, que debe el CAE, y que no puede pagar un crédito porque sencillamente no alcanza. Y eso no quita que, académicamente, no puedan estar bien preparados.

Nos guste o no, el Gabinete de Boric goza con alto respaldo técnico-académico.

Simplemente, ellos sí conectaron con la ciudadanía y fueron capaces de mover a millones para votar.

Siento que tenemos ideas y principios muy superiores y mejores que la izquierda. ¡Pero por Dios que sabemos vender mal!

¿Vamos a seguir asustando a la gente con que se viene el Comunismo?

Permítanme decirles que me gusta mucho más el país que recibimos el 2018 que el que vamos a entregar.  Llevemos buenos mensajeros con nuestras ideas y principios. Tenemos enormes batallas a la vuelta de la esquina. ¿Qué esperpento va a resultar en la Constituyente? ¿Podemos volver a ganar la Municipal?

Chile sí cambió y hoy exige mucho más a la clase política y dirigente. ¿Y en qué estamos? ¿Pensando siempre en hacer lo mismo?

Tenemos una deuda pendiente con saber leer y entender los últimos cinco años. Como Partido, como derecha y como Gobierno.

Pero hay que hacer la pega. Si alguien cree que Apruebo Dignidad tendrá corta vida política, cuidado. Puede llevarse una mala sorpresa.

Por:

Christián Daniel Obreque Sanhueza

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Eleccionesgabinete ministerialGabriel BoricPresidente de La República
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes