lee nuestra edición impresa

Noticias

La felicidad es una decisión


 Por Luis Rozas Mardones, psicólogo.

Luis Rozas Mardones

Una nueva oportunidad lentamente comienza a abrirse frente a tus ojos, tal como una alameda verde y alegre se abre ante cada paso, mientras disfrutas del camino que anuncia la llegada de este nuevo año.
Es entonces, ahora, cuando llega a ti la oportunidad de elegir, porque la felicidad de la que hablo, la verdadera felicidad… nace de la decisión y convicción de ir por ella, vive en ti y es tú opción si quieres alcanzarla, ya iniciaste la marcha en estas primeras 365 zancadas, con oportunidades para encontrarla y hacerla propia.
¿Cuál es la fórmula entonces para ser feliz?, para mí no existe una única manera de serlo, sólo te puedo sugerir que consiste en disfrutar de todas esas cosas invisibles a los ojos, que al mezclarse te llenan el alma. La podrás hallar en lo simple, a partir de una sonrisa, de un gesto amable, de una palabra precisa, de estar justo cuando te necesitan. Nunca lo olvides ¡la felicidad eres tú!, preocupándote por estar bien para ti y para los que amas, lo que ocurre es que a lo mejor no te habías dado cuenta.
Recuerda, cuando te enfoques en hacer felices a otros, también estarás haciendo lo propio contigo, conformando una comunión divina, ya que cuando haces el bien lograrás ser tan feliz, que cuando otros te miren, serán felices también. De esta forma, como la decisión de ser feliz es tuya, asegúrate de que hagas lo que hagas, te llene por dentro, haciéndote sentir pleno(a) y valioso (a).
Aprender a disfrutar de un amanecer, del canto de los pajaritos, del sonido del agua al escurrir, del aire puro, de un día más de vida, de un abrazo, de reír a carcajadas, sentir fuerte y profundo el amor en su amplio sentido, en esa sutil simpleza, radican las poderosas fuentes de felicidad, aprende a valorarlas y recibirlas a diario.
Tomando en cuenta todo lo anterior, a ti, que te has tomado el tiempo de leer esta reflexión, te digo que dejes de buscar las razones para ser infeliz, enfócate en las cosas que sí tienes y en las muchas miles de razones por las que deberías ser muy feliz. Esta es la oportunidad que tanto has esperado, no la dejes escapar.
No lo olvides, tú eres el único a cargo de tu felicidad, deja de darle a los demás el poder de controlar tu sonrisa, tu valor y tu actitud, eso que tanto deseas siempre ha estado contigo, ser feliz es una decisión y uno aprende a ser feliz, cuando entiende que estar triste es sólo perder el tiempo.
Finalmente y al despedirme, piensa… que bonito sería para este año, ( te lo deseo de todo corazón), que logres ser tan feliz, que finalmente no sepas si vives o sueñas, nunca olvides que no hay más que una vida, vívela intensamente y ¡Que tengas un año maravilloso!

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes