suscríbete al boletín diario

Opinión

El Proceso Constituyente como proceso de Educación Cívica


 Por René Luis Núñez Avila. Profesor de Derecho Procesal, Universidad de Chile

Rene Nuñez

Como sabemos, el Proceso Constituyente es histórico ya que serán personas elegidas por el pueblo, en igualdad de género, quienes tendrán la misión de redactar una nueva Constitución.

Todos los temas estarán en el debate y, para estar atentos a ese diálogo, es muy importante ir conociéndolos, estudiarlos a fondo y formarse una opinión en cada uno de ellos, existiendo posturas doctrinarias, ideologías y Constituciones del mundo que los regulan de manera diversa. No se trata sólo de quedarse en el eslogan, sino que aprovechar la oportunidad de educarnos cívicamente.

Hay grandes tópicos en toda Constitución, y, para dar algunos ejemplos están – entre los esenciales – sus principios (llamadas hoy bases de la institucionalidad), nacionalidad y ciudadanía, la sección de los derechos fundamentales o garantías constitucionales, la regulación de las tres funciones del Estado: el Gobierno, el Congreso y la Jurisdicción, el Tribunal Constitucional y la Reforma de la Constitución. Luego, como no tan esenciales -y por ende, discutible si van o no en una Constitución-, un catálogo importante de otras instituciones tales como el Ministerio Público, el Servicio Electoral y Justicia Electoral, la Contraloría General de la República, el Banco Central, Fuerzas Armadas, Gobierno Regional y Local.

Por exponer algunos temas que serán debatibles estarán el rol del Estado, si será Subsidiario, Solidario o Social; el reconocimiento de los pueblos originarios, establecer la paridad de género como un principio constitucional, el reconocimiento explícito de los derechos económicos, sociales y culturales y el debate de su exigibilidad, la forma de Gobierno, si queremos que sea el Congreso quien elija al Presidente de la República o lo seguirá haciendo la ciudadanía.  Si queremos dividir o no las funciones del Presidente como Jefe del Estado y Jefe del Gobierno. ¿Pasaremos derechamente hacia un modelo Semi Presidencial? En el Derecho Comparado no existen modelos políticos puros y Chile tiene una larga tradición presidencialista y no buenas experiencias parlamentarias. Nuestro Congreso: ¿será bicameral o unicameral (como lo es hoy en Perú)?.

Estaremos o no de acuerdo en un mayor nivel de participación democrática del pueblo mediante el plebiscito, la consulta, el cabildo, la iniciativa legislativa, entre otros. Se creará o no la figura del Defensor del Pueblo (Ombudsman). ¿Seremos finalmente un país descentralizado con regiones o macro regiones con poderes reales y autonomía presupuestaria?

Habrá sin duda muchas otras propuestas y las y los Constituyentes, tendrán que escuchar, recorrer el país, y todos tendremos que leer, estudiar y debatir de manera racional.

La Constitución deberá reflejar la diversidad política y social del Chile del Siglo XXI. No será tarea fácil pero no hay ninguna duda que será desafiante e histórica.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes