suscríbete al boletín diario

Opinión

Los actores educativos en el desarrollo del Padem


 Por Prof. Juan Manuel Bustamante Michel, Presidente de la AFDEM Los Ángeles

Profesor Juan Bustamante M.

Por si no se sabe, el PADEM –Plan Anual de Desarrollo Educativo Municipal; esto, hablando de la educación pública, desde luego– es, por definición, el documento técnico y político, o la carta de navegación, o el instrumento de gestión con el que cuentan las municipalidades de nuestro país para llevar adelante su política comunal de educación. Documento cuya estructura debe contener a lo menos los siguientes apartados: introducción, ejes o ámbitos para la acción, objetivos y metas, diagnóstico de la realidad actual, evaluación y cumplimiento de metas del PADEM del año anterior, diagnostico institucional presente (DAEM), plan estratégico para el siguiente año, presupuesto, plan de acción por centro de enseñanza y consideraciones finales.

Desde las primeras etapas de su formulación, año tras año –esto es, desde su diseño y elaboración y hasta antes de su aprobación o rechazo por la Comisión de Educación, el Concejo Municipal en pleno y su puesta en marcha por parte del sostenedor o alcalde–, debe(ría) contar con la más amplia participación de los distintos componentes o agentes educativos de las comunidades escolares; es decir, de los docentes, asistentes de la educación, estudiantes y padres, apoderados o guardadores en esa realidad profunda del sistema escolar que se aglutina en los centros de enseñanza, aunque preferentemente con la concurrencia de los dos primeros  mencionados, hecho que, como lo demuestra la historia cotidiana del quehacer educativo, jamás ha sido posible; al menos con el sentido y profundidad requeridos para el caso.

Ahora bien, tratándose de la realidad local y en lo que dice relación con la participación de los docentes (Asociación de Funcionarios Docentes de la Educación Municipal, AFDEM, y del Colegio de Profesores de Biobío, que  próximamente se tornaré en Comunal Los Ángeles de la misma entidad) y de los asistentes de la educación (Asociación de Funcionarios de la Educación, AFE) en el desarrollo del PADEM propiamente dicho, lo cierto es que la de los unos y los otros –aunque se pretenda lo contrario y justificarlo a todo evento– no es más que una intervención cosmética (de esas para conservar las apariencias), reducida básicamente, como la práctica nos lo refiere, a proponer consideraciones finales y a rechazar, aceptar o modificar otras previamente establecidas, al margen, desde luego, de aquellas respecto de las cuales solo es posible tomar conocimiento, en atención a que suelen ser de suyo inamovibles e inmodificables por ser la resultante de las legítimas facultades de la autoridad.

La discrepancia aquí existente tiene que ver con que mientras para las autoridades micro, meso y macrosistémicas sí existe una amplia y garantizada participación de estos dos estamentos en la formulación anual del PADEM desde los establecimientos educacionales por su representación en los Equipos de Gestión y en los Consejos Escolares, muy en los hechos, tal configuración de la realidad no es en modo alguno verdadera, toda vez que de los informes que se envían  por los equipos directivos y técnico pedagógicos de los centros de enseñanza a los DAEM con el señalado fin, si algún conocimiento es posible verificar, ese no pasa de ser  precisamente nulo por la falta de difusión previa de estos a todos los docentes y asistentes de la educación en los consejos generales que con tal fin deberían tener lugar.

Sobre este particular –y ahora hablando sólo de los docentes–, téngase en cuenta que respecto de su opción de   participar en la gestión sistémica, el inciso tercero del Artículo 14° de la Ley 19.070, dice como sigue: “De la misma manera tendrán derecho a ser consultados en los procesos de proposición de políticas educacionales en los distintos niveles del sistema”; no resultando impropio ni descabellado, por lo tanto, aspirar a mayores niveles de colaboración.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes