suscríbete al boletín diario

Opinión

La destacada labor de las técnicas en educación parvularia: al servicio de los niños y niñas


 Por La Tribuna

Alejandra-Navarrete-Junji-1

Cada 26 de agosto, en todo el país se celebra el día del técnico en educación de párvulos desde la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji). A nivel país existen casi 10 mil, y en la región del Biobío, 824 funcionarias que ejercen este importante rol educativo.

Para nuestra institución, el trabajo que desempeñan es fundamental, definiendo dentro de sus labores, promover los procesos educativos integrales y contribuir a la calidad de la planificación y desarrollo de las experiencias educativas de los jardines infantiles y salas cuna.

Desde este sentido, cobra especial relevancia la necesidad de fortalecer y difundir su rol de agente movilizador en pos de la gestión colaborativa, que en el aula considera equipos educativos donde cada integrante aporta a la labor pedagógica desde sus saberes particulares.

Su función es imprescindible: deben atender oportunamente a los niños y niñas que están a su cargo, velar por su bienestar físico y emocional, y apoyar su desarrollo de aprendizajes junto a la educadora de párvulos que lidera el trabajo pedagógico.

Asimismo, participan de la planificación de las actividades pedagógicas y de su realización, de tal modo que pueda observar y registrar las acciones que van realizando los párvulos.

Además de su rol pedagógico, desempeñan labores de cuidado y de apoyo emocional, por lo que son agentes fundamentales en la educación de los párvulos. Sobre todo, entendiendo este contexto de pandemia de Covid-19, donde cumplen un rol de contención que es clave para los padres y apoderados de nuestros párvulos y lactantes. Su trabajo es fundamental para la Institución, pues apoyan las labores docentes, de seguridad, de nutrición y de bienestar general de los niños y niñas.

Se podría decir, entonces, que Junji, en estos 50 años, ha crecido y se ha fortalecido gracias al compromiso de sus  técnicas en educación parvularia porque desempeñan un rol clave en el trabajo pedagógico y son irreemplazables en el apoyo que le prestan a la educadora de cada jardín infantil.

Son parte del vínculo entre el jardín infantil, los niños y sus familias, al establecer los lazos de afecto, confianza y respeto. Debemos destacar que con la mejor voluntad y con mucho cariño, entregan cuidados y protección a nuestros niños y niñas, haciendo distinción a su verdadera vocación.

Destacar a las que han demostrado un gran espíritu de superación al iniciar estudios universitarios, emprendiendo su desarrollo profesional, encantándose aún más de su trabajo. ¡¡¡¡Felicitaciones para nuestras 824 técnicas en educación parvularia de la región del Biobío, un abrazo lleno de reconocimiento y cariño para cada una de ustedes!!!!

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes