domingo 13 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Influenza y efecto rebaño


 Por La Tribuna

Luis Vergara USS

El invierno siempre viene acompañado de enemigos invisibles que afectan las vías respiratorias, causando preocupación en la población y la alerta de la autoridad sanitaria. Estos enemigos son los virus. Estos “microorganismos” son responsables de resfríos, más o menos severos, que enferman a un porcentaje importante de la población y que significan un alto costo por el aumento de tasas de ausentismo y elevada demanda de los servicios de salud.

Sin embargo, aunque molestos, los resfríos raramente generan cuadros cuya gravedad pueda comprometer la vida de los pacientes. No obstante, hay una infección que, aunque muchas personas piensan que es sinónimo de resfrío (al presentar algunos síntomas iniciales similares), corresponde a una enfermedad totalmente diferente y que puede llegar a ser letal, particularmente para niños y adultos mayores. Me refiero a la influenza o gripe.

Esta enfermedad es causada por un grupo de virus llamados justamente virus influenza y de los cuales existe una gran diversidad (cepas), por lo que cada año puede circular en la población una cepa diferente lo que hace que el sistema de defensa del organismo (sistema inmune) no esté preparado para defenderse del virus.

Pero ¿cómo se puede distinguir la influenza de un resfrío común? Normalmente la gripe tiene una aparición súbita e incluye algunos síntomas similares a los del resfrío común, tales como secreción nasal, tos, dolor de cabeza y congestión, acompañado o no de fiebre. Un síntoma característico es el dolor muscular intenso y fatiga. La mayoría de las personas tendrán una buena evolución de la enfermedad, la que remitirá en el curso de un par de semanas, pero existen grupos de personas que tienen un mayor riesgo de complicaciones las que pueden incluso ocasionar la muerte. Entre las poblaciones de riesgo se encuentran los niños pequeños, adultos mayores y mujeres embarazadas, pero también personas con algunas enfermedades de base como diabetes, asma, enfermedades cardiacas, cáncer o enfermedades que afecten su sistema inmune.

¿Qué podemos hacer para prevenir la influenza? Varias medidas sencillas pueden ayudar a disminuir el riesgo de las enfermedades respiratorias de origen viral, incluida la influenza, tales como ventilar adecuadamente las casas, evitar en la medida de lo posible sitios con aglomeración de personas, lavar frecuentemente las manos, usar pañuelos desechables, cubrirse la boca y nariz con el antebrazo al toser o estornudar, entre otras, pero la medida más importante para prevenir la gripe y sus complicaciones es la oportuna vacunación anual.

La vacunación es fundamental para los grupos de riesgo, pero también es muy importante para la población no incluida en ellos. Esto se debe a que, al estar la mayor parte de la población vacunada, se produce lo que se conoce como efecto rebaño, que significa que si un porcentaje alto de la población es inmune a la infección entonces la circulación de la enfermedad disminuye considerablemente. Por ello el llamado de la autoridad sanitaria a vacunarse adquiere una gran importancia, al vacunarnos no sólo nos protegemos a nosotros mismos y a nuestro círculo más cercano, sino que contribuimos a que toda la población se encuentre más protegida.

Luis Vergara González

Jefe Laboratorio de Ciencias Facultad de Medicina y Ciencia

Universidad San Sebastián

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes