viernes 23 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

¿Qué es y cómo tratar la fimosis?

Dr. Claudio Caballero Mayr Cirujano Infantil Complejo Asistencial ?Dr. Víctor Ríos Ruiz? Los Ángeles


 Por Sebastián Carrizo

11-04-2019_21-48-191__drclaudiocaballero.jpg

La fimosis se puede definir como la incapacidad para retraer por completo el prepucio generalmente debido a una estrechez. Esta retracción debe ser no forzada y sin provocar dolor en el niño. Al nacer es completamente fisiológica, pero a medida que va creciendo debería ir cediendo paulatinamente. Lo ideal es que el niño llegue a la etapa escolar sin fimosis para que se pueda realizar un correcto aseo y, así, evitar irritación prepucial (lo que incluso puede provocar déficit de atención en clases), dolor al tener erecciones o infecciones asociadas, siendo la balanitis o balanopostitis la más frecuente. 

La estrechez anular, si bien permite a veces la retracción completa del prepucio, puede provocar que este “quede atrapado bajo el glande” sobre todo si hay una erección asociada, lo que se llama parafimosis. Esta es una estrangulación dolorosa del pene, que se va edematizando más a medida que pasan las horas. Esto es una urgencia médica por lo que si no se reduce de inmediato requiere pasar al paciente a pabellón para realizarle unas incisiones en la zona estrecha y, de esta forma, lograr reducir el prepucio. 
 

Muchas veces no se logra la retracción completa del prepucio, pero no por estrechez, si no por adherencias balano prepuciales, que es cuando está pegado el prepucio al glande. Eso es fisiológico y se van soltando solo con el tiempo a medida que se realiza aseo, o también cuando se forman quistes de esmegma (bolitas blancas que se forman por la descamación de la piel mezclado con sebo) que separan esta piel, o con las erecciones. No tiene indicación quirúrgica a menos que se irrite frecuentemente o provoque dolor. 
 

Los masajes son contraproducentes, porque además de provocar dolor pueden provocar pequeñas fisuras que, al cicatrizar, van a provocar mayor estrechez (fimosis cicatricial). Por eso no se indican. Yo en lo personal, si les indicó a los padres aseo diario con retracción suave del prepucio en la medida que se pueda, y sin provocar dolor. 
 

En resumen, lo ideal es que la fimosis esté resuelta antes de llegar al colegio, entre los 4 ó 5 años para evitar las molestias que describí previamente. Si el niño comienza con molestias o infecciones antes de esa edad también tiene indicación de cirugía. 
 

La cirugía indicada por excelencia es la circuncisión, la cual consiste en retirar toda la piel del prepucio que esta estrecha, dejando el glande parcial o totalmente descubierto. Es una cirugía ambulatoria, bastante bien tolerada en los niños pequeños y en general, con pocas complicaciones. En los adolescentes, que ya tienen un pene con piel más gruesa, tienden a complicarse un poco más ya que tienen menos tolerancia al dolor y les cuesta acostumbrarse más al roce con la ropa interior que cuando son pequeños.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes