domingo 18 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

¿Puede la velocidad de marcha relacionarse con el deterioro cognitivo en personas mayores?

PhD Igor Cigarroa Cuevas, académico de la Escuela de Kinesiología UST, Los Ángeles


 Por La Tribuna

03-04-2019_21-10-541__igorcigarroaacadémicodeescueladekinesiología.jpg

Esa fue precisamente la pregunta que nos hicimos investigadores de diferentes universidades chilenas que pertenecemos al grupo de investigación ELHOC y que trabajamos en temas relacionados con personas mayores, por lo que nos propusimos hacer una investigación para dar respuesta a esta pregunta. Los resultados de este estudio próximamente se publicarán en la revista científica española GEROKOMOS.

A pesar de contar con información a nivel internacional que sugería que existe una relación de la velocidad de la marcha y el riesgo de tener deterioro cognitivo en la vejez, hasta que realizamos este estudio no se tenía evidencia en Chile de que esto ocurriese con nuestros adultos mayores.

Se propuso como objetivo determinar si la velocidad de marcha lenta se asociaba a un mayor riesgo de deterioro cognitivo en personas mayores chilenas sanas que viven en comunidad.

Para llevar a cabo este objetivo, analizamos los datos reportados por los adultos mayores que contestaron la Encuesta Nacional de Salud (2009-2010). Se tomaron los datos sobre velocidad de marcha, riesgo de deterioro cognitivo y variables sociodemográficas, de estilos de vida y estado nutricional.

¿Qué encontramos?

Observamos que las personas mayores que reportaron caminar a un paso más lento que sus pares de la misma edad tenían un mayor riesgo de deterioro en comparación con aquellos que tienen una velocidad de la marcha normal.

La probabilidad de deterioro cognitivo en adultos mayores con marcha lenta aumentó en aquellos que no cumplían con las recomendaciones de actividad física dadas por la Organización Mundial de Salud para esta edad, que es hacer al menos 150 minutos de ejercicio a la semana o que pasaban cuatro o más horas diarias en actividades sentados.

Además, esta relación fue independiente del género, edad, zona geográfica, nivel de educación, estado nutricional, nivel de actividad física y estilos de vida que tenían las personas mayores.  

Investigaciones internacionales ya se habían interesado en la velocidad de marcha como una herramienta evaluativa válida y confiable para determinar eventos adversos, y en particular déficits cognitivos en diferentes poblaciones de adultos mayores, describiéndolo como un instrumento de evaluación fácil y seguro.

En este contexto, estudios recientes han demostrado que el análisis de la marcha permitiría detectar en forma temprana el riesgo de caídas, así como deficiencias de la marcha y la cognición de que aún no pueden ser observados a simple vista, incluso para un especialista entrenado.

Futuras investigaciones que analicen la marcha podrían ayudar incluso a distinguir los subtipos de demencia en las primeras etapas de las enfermedades. Concretamente, la evaluación a un paso habitual en un tramo de cuatro metros (a una velocidad de 1m/s) se sugiere como un método rápido, seguro, económico y altamente confiable para ser implementado. 

¿Cuáles son las principales conclusiones que obtuvimos del estudio?

Creemos que estos resultados refuerzan la idea de que la velocidad de la marcha que tienen las personas mayores podría ser usada como una herramienta de detección de riesgo de deterioro cognitivo y, por lo tanto, se puede usar en la clínica.

Más información:

fb.com/epidemiologiachile

fb.com/investigacionencienciasdelasalud


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes