lunes 20 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Kinesiología accidente cerebro vascular (Parte II)

Ángelo Meza Carrasco. Kinesiólogo, colegio Aliwén, Ceremed, Los Ángeles.


 Por LESLIA JORQUERA

24-01-2019_20-27-421__Ángelomezanueva.jpg

 Cuando nos enfrentamos a esta patología, debemos contar con un equipo multidisciplinario, para complementar todo el requerimiento asociado a las limitaciones que presentara el paciente.

Los accidentes cerebro vasculares, limitan mucho a las personas, como sabemos podemos sufrir consecuencias que afectan a nuestra vida diaria, tanto físicas, como cognitivas. Es por ello que cuando nos enfrentamos a esta patología, debemos contar con un equipo multidisciplinario, para complementar todo el requerimiento asociado a las limitaciones que presentara el paciente, siendo así necesario para el desarrollo, aprendizaje y tratamiento. Dentro de este equipo, debemos contar con fonoaudiólogo, esto porque en ocasiones, las personas quedan con secuelas, perjudicando el habla, gesticulación entre otras, es aquí donde este especialista puede brindarnos una mano. Psicólogo, es un trabajo arduo el interpretar las sensaciones del paciente como también la de la propia familia, recordemos, que cuando tenemos un  paciente con estas condiciones, no solo es el que está afectado, si no también, su entorno, por lo que se hace necesaria la enseñanza para ellos, para que puedan comprender la situación y que hacer frente a todo lo que se les presentara bajo estas condiciones, es por esto que el equipo multidisciplinario se vuelve importante. El medico es el que lleva las condiciones del paciente, gran parte es del diagnóstico, pero también la mantención, es decir, que le brinda medicamentos, para el dolor u otros síntomas que se presenten. Nosotros los kinesiólogos, tenemos el rol de preocuparnos de la parte física, brindarle movilidad y enseñar también a ocupar de manera eficiente todas las partes del cuerpo, en beneficio de ellos mismos, a su vez, también somos integrales, procuramos el poder ayudar con el trabajo de los demás profesionales que trabajan con el paciente, es decir, que podemos soltar músculos de mandíbula que irán en función del habla, hacer tratamientos en base a quitar o reducir el dolor y las molestias, orientar a la familia, instruyéndolos en base  a tareas que pueden realizar con ellos, así como también resolver dudas de la patología y su tratamiento. Es  considerable  que la familia tenga dudas  o que pueda frustrarse al igual que el paciente.

Es por ello la importancia de ser empáticos y respetar los tiempos de recuperación.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes