lee nuestra edición impresa

Opinión

Prolapso genital una patología muy frecuente en las mujeres

Dr. Ángel C. Correa Pacheco.Ginecología Obstetricia, especialista en Piso Pélvico Clínica Adventista Los Ángeles.  


 Por La Tribuna

08-11-2018_20-48-531__angelcorreapacheco

 Si a Ud. se le diagnostica prolapso genital, evite cargar objetos pesados, esfuerzos sostenidos como estreñimiento y aumentar de peso ya que esto empeorará su prolapso.

 

 El prolapso genital femenino es el descenso de uno o más órganos pélvicos a través de la pared vaginal y los genitales externos. Esto como consecuencia de la falla o debilitamiento de las estructuras que sostienen estos órganos. Aquellos que más frecuentemente se ven afectados suele ser el útero, la vejiga y  el recto los cuales en ocasiones incluso pueden salir a través de la vagina.

El prolapso de órganos pélvicos femenino (POP), es una de las indicaciones más comunes dentro de las cirugías ginecológicas. Se estima en los Estados Unidos que 200.000 cirugías por año son realizadas por esta causa. Es así como entre un 7,5-14% de las histerectomías realizadas (extirpación quirúrgica completa del útero), tiene como causa esta patología. El estudio Women ́’s Health Initiative (WHI) describe que un 41% de mujeres no histerectomizadas y el 38% de las mujeres histerectomizadas tenían algún tipo de prolapso.

La incidencia de cirugía por POP aumenta con la edad. Se estima que el riesgo de tener alguna intervención por ésta causa a la edad de 80 años es de un 11,1% y que el riesgo de re-operación es de un 30%. Dado que la expectativa de vida de la población en EE.UU. ha ido aumentando, se estima que el año 2030 el 20% de la población será mayor a 65 años, por lo tanto el volumen de cirugías por POP aumentaría en forma significativa (45%). La misma situación se espera que suceda en Chile, ya que según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), para el año 2025 el 20,1% de la población será mayor de 60 años.

La incidencia y prevalencia del POP es difícil de estimar, dado que éste sólo se torna sintomático una vez que se exterioriza.

Es importante considerar que la prevalencia de incontinencia urinaria en mujeres en el período reproductivo llega a un 40%, y sube a un 50% en el período post reproductivo. La incontinencia anal se encuentra entre 6-28% de la población femenina en los Estados Unidos. Por último, la asociación entre incontinencia de orina e incontinencia anal llega a un 9%.

Dentro de los síntomas que manifiestan POP se encuentra la sensación de peso en la vagina o en la porción baja de la espalda y la sensación de masa o bulto en la vagina o fuera de ella. Asimismo, aparecen síntomas urinarios como chorro débil, sensación de vaciamiento incompleto, aumento en la frecuencia urinaria, urgencia por orinar e incontinencia urinaria de esfuerzo. También síntomas intestinales como estreñimiento, dificultad para la salida de las heces, necesidad de presionar la vagina para permitir la salida de las heces y molestias con la actividad sexual.

Es así como el daño a los nervios, ligamentos y músculos que sostienen los órganos pélvicos, y que son la principal  causa del POP, puede ser ocasionado por múltiples factores siendo considerados como uno de los principales el  embarazo y parto por cuanto conducen al debilitamiento de los mecanismos de soporte vaginal. El prolapso aparece en una de cada tres mujeres que ha tenido uno o más niños, pudiendo aparecer durante o poco después del embarazo, o puede tomar años en aparecer.

Por otra parte, el envejecimiento y la menopausia pueden ocasionar debilidad en las estructuras del piso pélvico; La obesidad, tos crónica, estreñimientos, cargar objetos pesados, aumentan la presión sobre las estructuras del piso pélvico.

Algunas mujeres poseen un mayor riesgo por herencia. Mientras hay enfermedades que disminuyen la fortaleza del tejido conectivo (síndromes de Marfan y Ehlers-Danlos. Es importante destacar que sólo una de cada 9 mujeres (11%) requerirá cirugía para la cura del prolapso a lo largo de su vida.

El prolapso genital rara vez compromete la vida por lo que muchas mujeres pueden optar por no recibir ningún tratamiento si no tienen síntomas ni molestias. Si a Ud. se le diagnostica prolapso genital, evite cargar objetos pesados, esfuerzos sostenidos como estreñimiento y aumentar de peso ya que esto empeorará su prolapso.

 

 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes