domingo 20 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

La bacteria estomacal

Dra. Sandra Rodríguez V., médico cirujano Clínica Adventista Los Ángeles.


 Por LESLIA JORQUERA

23-10-2018_19-57-181__sandra

 El tratamiento de la enfermedad incluye además de protectores gástricos, el uso de antibióticos por 14 días y una dieta adecuada, al final de los cuales es necesario hacer un examen para evaluar si se logró la erradicación de la bacteria.

Es importante mencionar que una persona puede volver a contagiarse si es expuesta nuevamente.

 

Se estima que dos tercios de la población mundial están afectados por ella, cifras que varían entre poblaciones, siendo mucho menores en los países desarrollados; en Chile se calcula que el 70% de la población están infectados, aunque gran porcentaje de éstos pueden no tener síntomas.

La denominada Helicobacter Pylori, es un tipo de bacteria que ingresa en el cuerpo y vive en el tracto digestivo. Fue descubierta en 1979 por los científicos el Dr. Robin Warren y Barry Marshall ambos australianos.

Esta bacteria está relacionada con la formación de úlceras estomacales, gastritis, duodenitis y el cáncer gástrico.

Se transmite a través de la comida y agua contaminada, el uso de utensilios de cocina e incluso a través de la saliva o fluidos corporales de las personas infectadas.

Tanto adultos, jóvenes y niños pueden ser afectados.

Los síntomas que produce son ardor o dolor en la boca del estómago, hinchazón, náuseas, vómitos, sensación de estar satisfecho o plenitud gástrica aún con porciones pequeñas de comida, disminución del apetito y flatulencias.

Existen varias formas de detección, los no invasivos incluyen un test en la sangre, otro método es un test en las deposiciones y por último el test de aliento; el método invasivo es la video endoscopía digestiva alta con test de ureasa, la cual además de permitir ver las paredes del estómago da la posibilidad de realizar muestras de biopsia en los casos necesarios.

El tratamiento de la enfermedad incluye además de protectores gástricos, el uso de antibióticos por 14 días y una dieta adecuada, al final de los cuales es necesario hacer un examen  para evaluar si se logró la erradicación de la bacteria.

Es importante mencionar que una persona puede volver a contagiarse si es expuesta nuevamente.

Para disminuir el riesgo de contagio de la Helicobacter Pylori es importante lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer, comer comida preparada adecuadamente y beber agua de una fuente limpia y segura.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes