lunes 14 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

No hay personas incómodas ni inaceptables

Héctor Higuera, jefe social Hogar de Cristo en Biobío.


 Por LESLIA JORQUERA

27-08-2018_19-14-061__héctorhiguera

Lo verdaderamente inaceptable e incómodo es que la comuna de Los Ángeles sea una de las tres a nivel nacional donde más han aumentado las personas en situación de calle.

Nuestra región particularmente y todo Chile se estremeció con la muerte de 10 adultas mayores en el incendio de un hogar de ancianos en Chiguayante. Y todos tuvimos un momento de lucidez, de conciencia, vinculada ahora a la situación de la tercera edad en Chile tal como tantas veces la hemos tenido en relación a los niños vulnerados. Pasamos de la inquietud por lo que sucede en las residencias del Sename (Servicio Nacional de Menores) a la dura realidad de los hogares de larga estadía del Senama (Servicio Nacional del Adulto Mayor).

Pero el pasmo pasa y queda la nada… o temas ciudadanos como la legítima inquietud por lo denunciado en Los Ángeles: “A metros de un jardín infantil, se presentan adultos mayores, con evidente muestras de  tratarse de personas en situación de calle, en estado de ebriedad y a pedir dinero”. Así lo leímos en la crónica que describía el hecho como “inaceptable” y relacionaba a “los incómodos visitantes” con la cercanía de un recinto del Hogar de Cristo al jardín infantil.

Frente a esta realidad, lo verdaderamente inaceptable e incómodo es que la comuna de Los Ángeles sea una de las tres a nivel nacional donde más han aumentado las personas en situación de calle, pasando de 112 en 2011 a 247 este 2018, lo que representa un aumento de un 220%. Frente al importante crecimiento de una de las manifestaciones más crudas de la pobreza y vulnerabilidad en Los Ángeles, se hace evidente la poca capacidad que poseen las redes estatales y las del tercer sector para abordar esta situación. Así, es imposible cubrir en un ciento por ciento la necesidad más básica, que es la de alojamiento. Ni hablar de programas de apoyo, tratamiento de consumo problemático de alcohol y otras drogas, activación y capacitación laboral, ayudas que son las que de verdad sirven.

Una urgencia ineludible es la de un Centro Día, que ofrezca un espacio de encuentro, favoreciendo la re-integración social a las personas en situación de calle en un ambiente seguro, donde se les entreguen servicios de atención básica, pero sobre todo acompañamiento para que logren superar sus problemas de consumo, laborales, familiares, potenciando sus capacidades y devolviéndoles su dignidad.

Actualmente Hogar de Cristo cuenta con una hospedería para 45 personas, la cual no suple la necesidad de acompañamiento a las personas en situación de calle durante el día, exceptuando a 8 adultos mayores que se encuentran en un deterioro de salud avanzado.

Todas las organizaciones que trabajamos con personas en situación de calle en la región del Biobío sabemos que ese Centro Día es una necesidad imperiosa que debería resolverse ahora mismo.

No podemos asumir que esos 247 hermanos que viven en calle en nuestra Región son visitantes incómodos que debemos ocultar de nuestra vista y de la de nuestros niños. Lo que debemos hacer es trabajar con ellos para devolverles sus derechos vulnerados y su dignidad de seres humanos. Sólo así haremos  de Chile un país más digno y justo para todos.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes