domingo 22 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Y verás cómo quieren en Chile: Al amigo cuando es… ¿Forastero?

Francisco Muñoz Almendras Ciudadano


 Por LESLIA JORQUERA

09-12-2016_20-18-34FranciscoMuñoz

Esta semana hemos visto como el tema de la inmigración ha tomado la palestra de los temas que nos competen como sociedad, es evidente que nosotros necesitamos reformular la ley de inmigración que hay en nuestra República ya que la que actualmente nos rige está completamente obsoleta.

Primero: Es impresionante como desde nuestros líderes hasta la misma sociedad se ha dado vuelta la chaqueta con respecto a este tema. Hace un mes eran todos Pro Migración y apuntaban con el dedo satanizando a Donald Trump por su postura con respecto al tema. Hoy vemos como muchos de esos que apuntaban el dedo, hoy se han convertido en minis Trumps.

Segundo: Los inmigrantes no necesariamente han traído crimen, drogadicción o prostitución a nuestra patria. No, claramente eso sería ser demasiado ignorantes al no darnos cuenta del gran aporte que han hecho ellos en Chile. No olvidemos que la Independencia de Chile fue posible por un argentino: José de San Martín. Tenemos el caso de Andrés bello, venezolano; quién fomento el desarrollo de las letras, la historiografía y los conocimientos jurídicos.

Tercero: No podemos estigmatizar a una cultura, raza o nacionalidad por unos cuantos que le han hecho mala fama. No olvidemos que actualmente existen aproximadamente 1 millón de compatriotas en el extranjero engrandeciendo otras naciones o simplemente buscando mejores oportunidades, y que en muchos de ellos se ven estigmatizados porque unos pocos compatriotas se han ido fuera de Chile a delinquir, y han creado la mala fama de que el chileno es ladrón, y ellos, los que trabajan dignamente tienen que bancarse el que los apunten con el dedo, llegando muchas veces al extremo de decir que son españoles y no chilenos por miedo a la estigmatización.

Cuarto: Es imprescindible generar una nueva ley de inmigración, en donde todo aquel que tenga los papeles limpios pueda ingresar sin problemas a nuestro país, que pueda optar a la nacionalidad chilena y ser parte de nuestra sociedad abiertamente, ya que así como ellos hacen su aporte a nuestra sociedad, la República debiese compensarlos con los mismos derechos que tienen los hijos de esta tierra que por el azar han nacido en este suelo. No olvidemos que muchos de los hijos de los inmigrantes hoy se sienten más chilenos que de la nacionalidad de la que proceden sus padres.

Quinto: La solución debiese ser que los extranjeros que lleguen a Chile se les dé una visa de trabajo de 6 meses con opción de prórroga por un año, para que después al cabo de 2 años puedan optar a la nacionalidad chilena, teniendo papeles limpios, previa aprobación de una prueba de conocimientos para garantizar de que sepan lo mínimo sobre la cultura y el funcionamiento de la República y con la tutela de dos padrinos que garanticen la idoneidad de la persona que quiere optar a ser chileno.

Finalmente esta discusión debe realizarse con alturas de miras, sin caer en la xenofobia o en el racismo y convertirnos en Trump.

Debemos crear una ley que sea justa y que permita que todos los que quieran aportar a la República, que también puedan tener beneficios, los mismos que usted y que yo tenemos, y que vean y sientan finalmente, como quieren en Chile al amigo cuando es forastero.

Francisco Muñoz Almendras

Ciudadano

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes