lee nuestro papel digital

Opinión

Balance de la reconstrucción

Claudio Radonich Director de Regiones y Gobiernos Locales Fundación Avanza Chile


 Por La Tribuna

25-02-2016_18-12-53COLUMNADEAVANZACHILE

Es preocupante la baja ejecución de las últimas obras pendientes, disminuyendo en un 80% la cantidad de viviendas entregadas a partir de marzo de 2014 y hasta diciembre de 2015 en comparación entre febrero 2013 y febrero 2014.

 

El devastador terremoto 8.8 Richter y posterior tsunami del 27 de febrero de 2010 será una fecha imposible de borrar de la memoria de todos de chilenos. Fue el sexto terremoto de mayor magnitud del que se tenga registro a nivel mundial, afectando al 80% de la población nacional a lo largo de 5 regiones del país.

Destruyó 370 mil viviendas donde habitaban más de 800 mil familias, dañó cerca de 80 hospitales, más de 4.600 colegios, afectó 1.600 km de caminos, dañó 1.700 obras de infraestructura pública. Además de los enormes daños físicos que sufrió el país, lo que Chile jamás podrá olvidar son las 550 vidas de compatriotas que se perdieron ese fatídico día.

Los chilenos debemos sentir gran orgullo pues hace seis años, nos unimos y logramos juntos levantar un país que estaba en el suelo, y si lo logramos fue justamente gracias a la unidad que mostramos posterior al 27F.

A pesar que aún resta concluir la reconstrucción de algunas viviendas, es notable recordar que gran parte de la infraestructura pública se recuperó, la actividad productiva se retomó y millones de chilenos fueron capaces de volver a poner de pie sus viviendas  en tiempo record.

Este liderazgo demostrado por el país fue motivo de admiración a nivel global. De hecho, el profesor de la U. de Pennsylvania Michael Useem publicó un libro sobre el 27F en el cual destaca el liderazgo de Chile y del “extraordinario regreso luego del desastre”. El autor atribuye el notable progreso de Chile en el proceso de reconstrucción al liderazgo ejercido desde el Gobierno, las familias, las organizaciones de la sociedad civil, que son “lecciones para los distintos gobiernos del mundo”.

A pesar de lo anterior, es preocupante la baja ejecución de las últimas obras pendientes, disminuyendo en un 80% la cantidad de viviendas entregadas a partir de marzo de 2014 y hasta diciembre de 2015 en comparación entre febrero 2013 y febrero 2014. Un frenazo evidente y una muestra que el gobierno de la Presidenta Bachelet le ha restado prioridad a las tareas que aún restan por terminar en el marco de la reconstrucción. Si en el gobierno anterior se entregaron casi 5.000 viviendas promedio mensual, en estos 2 años han sido cerca de 1.000.

Es de esperar que logremos recuperar la unidad demostrada después del terremoto y que el Gobierno ponga nuevamente en el centro a las familias más afectadas, las que perdieron a sus seres queridos o las cientos de familias que aún no tienen sus viviendas definitivas.

 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
27fopinionreconstruccion
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes