martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El estrecho vínculo de CMPC con la historia de Laja

Ignacio Melero Pinto, Gerente de Medioambiente y Asuntos Públicos CMPC Celulosa S.A.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

12-07-2015_19-59-40CMPC-540x350

Nos preocupa el contenido del reportaje publicado en el Diario de vuestra dirección el día 1 de Julio, titulado “¿Está CMPC Celulosa abandonado a la comunidad de Laja?”, por cuanto reviste de dramatismo situaciones que son parte de la vida de una empresa que lleva en dicha comuna prácticamente 60 años.

En efecto, el próximo mes de agosto se cumplen 56 años de operación continua de la planta de celulosa Laja. El mayor compromiso de CMPC Celulosa con los habitantes de la ciudad ha sido la continuidad operativa de la fábrica, que es antigua para los estándares mundiales y que sólo mediante un decidido programa de inversiones, está vigente y compitiendo con otros productores, para abastecer mercados de celulosa que se encuentran distantes de Chile. En dichos mercados, el precio de la celulosa lo determina la oferta y la demanda mundial, sin intervención de CMPC. De ahí la imperiosa necesidad de mantener su capacidad de competir. De las fábricas de esa época, a lo menos la mitad ya no existen.

En 1953 Laja tenía 2.500 habitantes, una estación de ferrocarril, viñedos y una vida de carácter rural. Entre ese año y hasta 1959, CMPC construyó lo que fue la primera fábrica de celulosa de Chile y la segunda de Latinoamérica. Fue inaugurada el 29 de agosto de 1959 por el ex presidente Jorge Alessandri Rodríguez. El desarrollo de esta industria hizo necesario atraer trabajadores, capacitarlos y atender su bienestar familiar, construyendo una población, dotándola de un colegio e impulsando el comercio y los servicios requeridos por la acelerada urbanización. En 1965 Laja era la ciudad que tenía el mayor crecimiento demográfico de Latinoamérica.

El paso del tiempo, la modernidad, los avances tecnológicos, la mayor conectividad fueron cambiando la situación. A fines de la década de los noventa, las modernas fábricas que se construían en el mundo produciendo celulosa a costos bajos y las crecientes exigencias ambientales de la sociedad, determinaron la necesidad de reducir la producción de la fábrica en un 40%, disminuyendo los operadores y tornando muy incierto su futuro.

El estrecho vínculo de la empresa con la historia de Laja fue determinante en la decisión de invertir en su modernización. Las importantes mejoras realizadas a la planta, permitieron incorporar nuevas tecnologías amigables con el medioambiente y de última generación. Verdaderamente, este fue un homenaje a su quincuagésimo aniversario.

CMPC privilegió la continuidad operativa de la fábrica dando con ello una clara señal de compromiso con Laja.

El artículo alude también en términos despectivos a la labor de la Fundación CMPC, lo cual, además de ofensivo, es injusto.

Ella realiza una destacada labor en 41 escuelas públicas del sistema educativo municipal, apoyando a sus docentes y directivos con modernas técnicas para mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos.

En Laja, los alumnos de siete escuelas de la comuna han sido beneficiados desde hace 15 años con programas que han colaborado a mejorar sus conocimientos.

Las escuelas apoyadas por la Fundación han mejorado sistemáticamente sus resultados en las pruebas nacionales de medición de la calidad de la educación, ubicándolas sobre el promedio nacional, lo cual resaltamos, dado que se trata de escuelas que educan niños de condición socioeconómica vulnerable.

El modelo educativo impulsado por la Fundación CMPC no contempla administrar establecimientos educacionales, sino llevar un apoyo en técnicas educativas de excelencia a un número importante de comunas donde CMPC lleva a cabo su quehacer forestal e industrial. Este modelo educativo puede ser discutido, lo cual aceptamos, pero no descalificado.

Nuestro compromiso como Compañía es contribuir día a día en el desarrollo integral y sostenible de nuestros vecinos y sus comunidades. Las actividades que desarrollamos, se enmarcan en un trabajo serio y responsable, el cual busca generar habilidades y capacidades en las personas, trabajar conjuntamente en su bienestar y fortalecer el avance local.

Continuaremos trabajando en el desarrollo de Laja y de sus vecinos, con el fin de seguir creciendo juntos en el tiempo y en nuestro destino común.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes