suscríbete al boletín diario

Opinión

Germán Alveal Mora: “Mi idea es llevar cultura a todo mi barrio”

Criado entre los pasajes de la Población Domingo Contreras Gómez de Los Ángeles. A los 12 años descubre el grupo Scout de la Parroquia Sagrada Familia, hecho que marcaría un antes un después en su vida, y que determinaría su rumbo hacia el servicio y la ayuda social.


 Por La Tribuna

dir

Germán Alveal Mora (39), cursa tercer año de trabajo social, y se define como un “dirigente vecinal y educador popular” de niños y jóvenes, aunque reconoce también orientar a más de un adulto. Dedica su tiempo libre a informar a los habitantes del sector norponiente de la capital de la provincia, sobre políticas de ayuda y gestionar proyectos que beneficien y mejoren la calidad de vida de los vecinos.

Después del terremoto del 27 de febrero en 2010, un grupo de pobladores necesitados de ayuda se reunieron, constituyéndose de esta forma la Agrupación social y cultural Los Juncos, cuyo presidente y representante legal es hasta la actualidad Alveal. Y la que ha impulsado una serie de iniciativas de mejoramiento de sus viviendas y barrios, abarcando desde la Avenida Padre Alberto Hurtado hasta Villa Génesis, un total de 230 personas distribuidos entre sectores como Villa Los Profesores, Lomas de Santa María, Villa Los Cóndores, sector Lo Elvira, entre otros.

Con el profundo deseo de potenciar la cultura y el arte dentro del sector, en noviembre de 2014 organiza el Festival del Cantar Vecinal, otorgando una vitrina a la gran cantidad de grupos musicales jóvenes que solicitaban de un espacio donde exponer su arte. “Fue todo un éxito, mucha gente de Los Ángeles. Iniciamos a las cuatro de la tarde y terminamos a la medianoche”, subraya.

Actualmente, trabaja intensamente en el desarrollo del periódico “La voz del vecino”. Este boletín quincenal tipo tabloide, financiado a través de los fondos culturales otorgados por la Municipalidad, tiene por objetivo:”darle identidad al sector, destacando, en su primer ejemplar, a  dirigentes y  presidentes de Juntas de vecinos, para que de esta manera, toda la comunidad conozca a sus representantes y puedan solicitar e idear nuevas propuestas”, explica.

La distribución de los 2 mil ejemplares mensuales es gratis y se concretará por medio de locatarios y comerciantes estables dentro de las poblaciones y villas del área.

“La idea es que cada comité, club deportivo o agrupación folclórica tengan su propio reportero, encargado de canalizar la información, ya sean beneficios, eventos o ceremonias. Está hecho por vecinos y para los vecinos”, detalla Alveal.

Otra gestión importante es la creación de la Biblioteca itinerante “Coyunche” (Hombres de Arena), nombrada así en honor a la milenaria etnia que habitó este territorio previo a la colonización española. Con un carro de supermercado repleto de libros, abastecido por medio de donaciones de los mismos vecinos, y cuyo plan original es recorrer ferias libres del sector, con la intención de inculcar el acceso democrático a la literatura, e incentivar la lectura en niños, jóvenes y adultos. Paralelo a esto se gestiona la remodelación de una casa, a modo de recinto estable donde llevan un completo inventario y registro del material disponible y su préstamo.

En trabajo coordinado con la Corporación Cultural Municipal de Los Ángeles, lograron durante el verano, la presentación de la Compañía profesional Teatro Plan en distintos puntos del sector. Además, en el Día Mundial de Teatro, se realizaron las obras “Hechos consumados” a cargo de la Agrupación Perfiles y Siluetas; y “Rodantes Cuentos” nuevamente de Teatro Plan. Todo esto enmarcado en una estrategia a nivel comunal, de descentralización de la cultura y las artes, y de masificación de este tipo de expresiones.

¿Qué importancia le atribuye usted a este tipo de iniciativas?

Al vivir en un sector lejano, a veces llamados “populares”, existe una distancia considerable como para asistir a las actividades que se realizan en el centro, entonces llevar música, arte, teatro a los vecinos, y hacerlo sin costo, es algo muy importante para la comunidad. Me alegra que se haya descentralizado hasta llegar a nuestras propias sedes. Porque muchos vecinos que deben coordinar con horarios de trabajo y de colegio, entonces llevarle las actividades hasta la propia casa, tiene un valor incalculable. Además me gusta porque dota de identidad a la población; la gente participa y acoge a los artistas de buena forma.

¿Y cómo ha sido la recepción de los vecinos?

Yo he visto un cambio radical en cada presentación que se ha hecho. La gente está haciendo muchas cosas, hay vecinos que están apoyando distintas causas, trabajando por la comunidad, con el periódico, y eso ha sido porque existe un compromiso real y duradero con todo.

En otro ámbito, ¿Crees que existe un estigma con el sector norponiente de la ciudad?

Sí (enfático) son lugares estigmatizados. Pero por eso cabe la importancia de las actividades de los dirigentes sociales y voluntarios. Es por esto que me motivo y quiero rescatar el barrio, hemos recuperado áreas verdes, canchas, que estaban convertidas en microbasurales; se persiguió y se consiguió, y eso ayuda a eliminar ese estigma.

¿Ha tenido alguna consecuencia el dedicar gran parte de su tiempo a esto?

Se posterga  la familia. Yo tengo dos hijos, Vicente de 12, que me acompaña a todos lados, y Bárbara de 19; y como cada planificación de proyecto tiene una duración de una semana como mínimo, por supuesto que hay un costo familiar que conlleva. Menos mal mi esposa, Ángela, me apoya, ella es secretaria de la Agrupación Los Juncos y trabaja a la par conmigo, y el resto de los vecinos, que sin ellos nada de esto sería posible.

No digo que pueda solucionar todos los problemas, pero sí orientamos hacia dónde puedan recibirla, encaminamos sus trámites, respondemos sus consultas. Por eso me considero un educador popular, más ahora que complemento el terreno con la parte teórica a través de mis estudios formales. Quiero hacer de mi barrio un buen lugar.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes