lee nuestro papel digital

Economía

Se reunieron con representantes de poderes compradores de maíz

En la región existen 9 agroindustriales que comercializan maíz o prestadores de servicios, los cuales se encuentran en la provincia de Biobío.


 Por Jorge Guzmán B.

MAIZ 6

Con la finalidad de aclarar la aplicación de la normativa vigente en relación a la comercialización de maíz en el marco de la Ley N°20.656 sobre Transacciones Comerciales de Productos Agropecuarios, la Unidad de Transacciones Comerciales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío, realizó una reunión con los representantes de los poderes compradores y laboratorios de ensayo de Biobío y Ñuble.

En este sentido, el Director Regional del SAG de Biobío, Iván Ramírez Delpín, explicó que previo al periodo de fiscalización de esta normativa se realiza una reunión informativa, instancia en la cual se analiza la temporada anterior y los cambios al reglamento que se pudieran presentar para la nueva temporada.

Al respecto, el directivo indicó que “la Ley busca transparentar las transacciones de los productos agropecuarios (trigo, maíz y vid vinífera) que se comercializan. Su objetivo es que los productores/as puedan elegir donde vender su producción, conociendo las condiciones de pago, como por ejemplo descuentos o bonificaciones por parámetros de calidad como humedad, impurezas en el caso del maíz”.

La legislación vigente establece que los poderes compradores emitan una guía de recepción que incluya toda la información referente a las condiciones establecidas para la comercialización, la publicación de un listado de precios de referencia, el que debe estar ubicado afuera de sus dependencias, permitiendo que los productores/as conozcan las condiciones comerciales ofrecidas para la compra de su producto, que las básculas de pesaje estén calibradas por un Laboratorio Calibrador autorizado por el SAG, entre otros aspectos.

“Durante la fiscalización los inspectores/as del SAG deben verificar los resultados de los análisis realizados en los Laboratorios de Ensayo dentro de un plazo establecido, medida que permite al agricultor/a solicitar el análisis de una contramuestra de su producto en caso que no esté conforme con el resultado entregado por el Laboratorio de Ensayo, enviando la muestra a un laboratorio arbitrador autorizado por SAG, cuyo resultado dirime la controversia”, dijo el directivo.

En la región existen 9 agroindustriales que comercializan maíz o prestadores servicio y 5 laboratorios de ensayo, los que se encuentran ubicados en la provincia de Biobío.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
poderes compradores de maizSAGsag biobioservicio agricola y ganaderoservicio agricola y ganadero biobio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes