suscríbete al boletín diario

Nuestra gente

Teniente Sebastián Martínez: feliz con su nuevo cargo en Negrete

Cerca de un mes lleva viviendo en la comuna la nueva autoridad de la tenencia de Negrete, quien se trasladó con su familia para cumplir sus labores profesionales.


 Por La Tribuna

25-01-2019_22-59-171__10.1.jpg

María Paz Rivera Arévalo

prensa@latribuna.cl

 

Oriundo de Concepción y con toda la vena penquista, un joven de tan sólo 23 años pero que con madurez y esfuerzo, ha logrado crecer y alcanzar sus objetivos tanto personales como profesionales, llega a la comuna de Negrete como jefe de la Tenencia.

 

Sebastián se crió en un ambiente unido y cariñoso. Es el mayor de tres hermanos y viene de una familia más bien convencional.

 

Desde su niñez se ha visto rodeado de amor y respeto por parte de su familia, creció junto a su familia paterna, pues en el terreno donde está ubicada su casa, también tienen su domicilio sus cinco tíos por parte de padre.

 

Sin duda, ese hecho permitió que Sebastián fuera regalón, comprensivo, y sensible, cualidades que le han permitido hasta ahora acercarse a la comunidad y amar su profesión.

 

ESTUDIOS

 

Durante sus estudios, Sebastián siempre fue perseverante y esforzado para lograr alcanzar sus objetivos. Estudió la enseñanza básica y media en el colegio Marcela Paz de Concepción, para posteriormente ingresar a un preuniversitario.

 

Egresó de cuarto medio con 17 años y cuando llegó el momento de decidir su futuro él ya lo tenía claro, quería ser carabinero.

 

La pasión que siente Sebastián por su profesión viene desde pequeño, es más, en esos momentos en que una mamá le dice al hijo ¿qué quieres ser? Sebastián respondía: uniformado.

 

La razón se debe a varios factores, pero principalmente tiene que ver el hecho de que en su familia había presencia de carabineros, ya que su abuelo y tíos forman parte de la institución.

 

“Siempre me gustó ser carabinero. Invariablemente fue mi primera opción. Yo salí de 4to medio con 17 años así que hice un preu con 17 para esperar los 18 y postular a la institución, postulé por primera vez y quedé ese mismo año”, indicó el teniente.

 

Para Martínez ingresar a la escuela de Carabineros fue un sueño cumplido, no cabe duda, pero al mismo tiempo un gran desafío, pues tuvo que dejar su casa, su familia, su polola Yasmín, y finalmente su zona de confort.

 

Llegar a la ciudad capital fue otro obstáculo porque más allá de lo triste que fue dejar Concepción, fue superar el hecho de que en Santiago no contaba con nadie, porque no tenía familia ahí, es más, ni siquiera conocía la Región Metropolitana cuando ingresó a la escuela de Carabineros.

 

“Yo llegué a Santiago por primera vez a la escuela. No conocía esa ciudad. Fue un cambio radical porque prácticamente todo era nuevo para mí. La escuela, la ciudad, todo”.

 

DESARROLLO PROFESIONAL

 

Sebastián Martínez ingresó a la escuela ubicada en la comuna de Providencia y estuvo durante tres años. Tiempo en el que aprendió, sufrió, formó lazos de amistad y maduró.

 

En el transcurso de esos años, tuvo distintos tipos de aprendizajes, todos ellos basados en el comportamiento, conocimiento y carácter, además de gran cantidad de ejercicios y prácticas disciplinarias.

 

Fue difícil, sí, muy difícil quizá, pero la perseverancia, el compañerismo de sus amigos, y lo más importante, el querer cumplir su objetivo lo impulsó  a mejorar cada día. 

 

“La escuela fue harto sacrificio hay que ser constante pero no es nada imposible u otro mundo. En relación a los lazos afectivos, nosotros prácticamente estamos todos los días juntos, los fines de semanas libres: sábado y domingo. Y yo compartía pieza con 4 o 5 compañeros. Entonces uno habitualmente se acuesta y levanta con los mismos compañeros”.

 

Pasados esos años en los que Sebastián sólo podía ver a su familia los fines de semana, egresó y realizó su práctica profesional en  la Cuarta comisaría de San Bernardo, en Santiago.

 

En 2018 fue trasladado de regreso a sus tierras, llegando a la Segunda Comisaría de Talcahuano, para concluir ese año con la noticia de que tenía que trasladarse hasta Negrete y asumir como jefe de la Tenencia.

 

Esto fue una fuerte noticia para Sebastián, en vista de que sólo tiene 23 años, en ningún momento esperó que una responsabilidad como ésta fuera dejada en sus manos tan pronto, teniendo en cuenta también de que la Tenencia de Negrete hace años que no contaba con la participación de una máxima autoridad.

 

“No me lo esperaba, pero es un bonito desafío porque soy joven y quiero lograr muchas cosas”.

 

Cuando alguien le pregunta Sebastián qué siente por su profesión, se puede notar un brillo especial en él, evidencia que no deja duda que ser carabinero lo hace feliz.

 

OBSTÁCULOS    

 

El nuevo jefe de la Tenencia de Negrete, se vio enfrentado a distintas situaciones en su desarrollo profesional que de alguna forma entristecieron su pasada por la escuela de Carabineros.

 

Una de ellas, fue el nacimiento de su hijo, Benjamín Martínez, quien fue producto de su amor con su actual novia Yasmín Flores Opazo de 21 años.

 

La distancia y el hecho de que no podía visitar a su pequeño todos los fines de semana, fue lo más difícil que tuvo que superar Sebastián, donde había meses en que sólo podía viajar a Concepción una vez.

 

“Yo estaba en segundo año de la escuela cuando él nació. Lo veía sólo los fines de semana, de repente pasaban fines de semana que no iba, o viajaba un fin de semana por mes. Fue difícil pero lo superamos”.

 

Actualmente se encuentran viviendo en la comuna de Negrete, y Sebastián está feliz de poder compartir el crecimiento de su hijo junto al amor de su juventud.

 

DESAFÍOS 2019

 

El nuevo año, trajo consigo nuevos desafíos. Asumir como jefe de la Tenencia es algo que Sebastián no pensaba, pero que con gusto trabajará arduamente para cumplir con sus responsabilidades y aportar a la comunidad.

 

Principalmente el nuevo teniente busca crear una cercanía con la comunidad, es decir, que las personas se sientan con la confianza de acercarse a Carabineros pedir ayuda e informar de eventos sospechosos con toda la libertad.

 

Para ello, comenzará inmediatamente trabajando junto a la municipalidad de Negrete, con la finalidad de conocer primeramente a las juntas de vecinos, para posterior realizar labores preventivas y educativas en la zona.

 

“Mi propósito es lograr que la comuna crea y se acerque más a Carabineros. Para ello realizaremos rondas extraordinarias a los servicios rutinarios, reunión con juntas de vecinos, fiscalizaciones a distintos centros comerciales y de alcoholes, con la finalidad de que la ciudadanía se sienta más tranquila y segura”, explicó en detalle.

 

Es oficial entonces, que la Tenencia de Negrete cuenta con una nueva autoridad, quien está dispuesto a trabajar, mejorar e impulsar, junto a las demás autoridades de la comuna, el desarrollo de la zona.

 

“Hago un llamado a la comunidad para que tenga la confianza de acercarse a este destacamento, con la finalidad de plantear ideas o problemas que tengan, para poder darle alguna solución”, recalcó Martínez.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes