jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Nuestra gente

Semillas del Pehuén: fruto sagrado del pueblo mapuche

Es la esencia de los bosques cordilleranos del Bío-Bío y La Araucanía.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

01-07-2015_19-32-406.1-2.7.15

El piñón es el fruto de la araucaria, especie endémica de los bosques subantárticos de América del Sur. En Chile se encuentra en dos áreas discontinuas: una ubicada en la cordillera de Los Andes y en las regiones del Bío-Bío y La Araucanía.

La Araucaria o Pehuén es el árbol sagrado de los mapuches, por muchos años el pueblo mapuche lo venero, le hizo ofrendas y vivió cerca de sus bosques. Paradójicamente nunca le prestaban atención a sus frutos de gran tamaño (de porte de una pelota de futbol) que al caer derramaban sus semillas, esto probablemente porque al probarlos crudos tiene un mal sabor.

Cuenta la leyenda que hubo una año de mucha hambruna, los jefes de la tribu ya no sabían que hacer para conseguir comida, y para mantener a los niños ocupados los mandaron al bosque a recolectar algún alimento. Al llegar de vuelta los niños llegaron sin nada, a excepción de uno que trajo en su bolso con muchos piñones de araucaria, diciendo que un anciano se los había dado, y le había dicho que eran un alimento muy nutritivo, pero que para comerlo era necesario hervirlos o cocinara en la fogata por largo tiempo, luego los pelara y los comiera.

Así la tribu pudo sobrevivir a la terrible hambruna, alimentándose de los piñones del pehuén, fue tanto el impacto del nuevo alimento, que el pueblo entero se empezó a llamar Pehuenches, del mapudungun pewe?che: gente del pehuén.

Con el piñón elaboraban harina y una bebida fermentada. Los piñones eran conservados en bodegas bajo tierra.

Para el pueblo mapuche pewuenche esta especie con sus semillas, son el pilar fundamental de su alimentación, tienen un vínculo ancestral además de representar parte muy importante de su patrimonio y según lo que he aprendido aspecto primordial de identidad.

 

Su recolección

La recolección del piñon es una actividad familiar importante, se realiza entre los meses de febrero y abril. Luego en la próxima primavera se recolectan las semillas que quedaron bajo la nieve, y que no se recogieron en la recolección anterior. La características viene en una especie de piña, están cubiertas estas semillas por una piel muy firme y resistente, son varias capas de color oscuro en sus extremos y un color particular, rosado con café claro en el resto de su cuerpo.

La semilla es color blanco amarillento, de sabor un poco dulce y de textura muy particular.

La forma de conservarlo son varias, se pueden enterrar en la tierra, que es un muy buen refrigerador, puestos en un saco y duran mucho tiempo.

También se pueden enterrar en un pozo de agua, se conservan muy bien, al igual que en la tierra, con la única diferencia que al estar remojados por tanto tiempo se cocinan rápido.

Otra forma es secarlos cerca de una fuente de calor pero no directo, luego se ocupa según la necesidad.

Otra manera es tostarlos un poco en el horno, pelarlos inmediatamente y ponerlo en cuelgas como collares para después de secos hacer harina a través de la molienda de ellos.

 

Su valor nutricional

Otro aspecto es el valor nutricional, el piñon tiene un alto valor energético, pero contrastando con eso posee un almidón resistente que beneficia de varias formas el organismo, primero tiene un alto y prolongado poder de saciedad, el almidón al ser resistente permanece más tiempo que los almidones de rápida digestión, no contiene gluten por lo que es un producto apto para los celiacos.

Su riqueza en calcio y magnesio les hacen muy aconsejables en etapas de crecimiento o como alternativa o complemento a los lácteos. Las personas con osteoporosis y descalcificación encontrarán en los piñones unos buenos aliados.

Sus ácidos grasos mono y poliinsaturados les hacen muy indicados para combatir el colesterol y las enfermedades cardiovasculares.

Los Piñones son ideales para deportistas y excursionistas ya que en poca cantidad nos aportan mucha energía y nutrientes.

En estados carenciales, cansancio y anemias (aportan hierro) Deberíamos masticarlos poco a poco a fin de mejorar su digestibilidad y asimilación.

 

La Araucaria

Puede alcanzar hasta 40 metros de altura y tiene forma de pirámide cuando es joven y más tarde de una enorme sombrilla. Es de crecimiento muy lento. Sus ramas son un poco arqueadas hacia arriba con hojas duras y punzantes. Su floración es unisexual: unos árboles producen el polen y otros dan la piña que es fecundada por el polen llevado por el viento. Una vez madura, cada piña tiene entre 200 y 300 piñones y cada árbol puede madurar unas 30 piñas.

Los piñones son muy nutritivos y eran el alimento básico de los indígenas pehuenches, quienes los consumían cocidos o tostados y fabricaban bebidas fermentadas. Utilizaban también la resina que segrega la corteza del árbol como medicina cicatrizante. Lo consideraban árbol sagrado y algunas de sus ramas formaban el rehue (altar) en su Nguillatún (rogativa al Dios).

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes