suscríbete al boletín diario

Nuestra gente

“Uno va quemando etapas y asumiendo otras responsabilidades”

Tenía 20 años cuando decidió postular a la Escuela de Carabineros de Chile. Ingresó el 16 de enero de 1995 y egresó en diciembre de 1997.


 Por La Tribuna

61-Pablo-Olivares

El mayor Pablo Olivares es oriundo de la ciudad de Valparaíso, casado hace 10 años y tiene tres hijos. Con poco más de 20 años formando parte de Carabineros de Chile, este año llegó a ocupar el cargo de comisario de la tercera comisaría de Nacimiento.

¿Cómo ha sido para usted llegar a la tercera comisaría de Nacimiento?

Estoy muy contento trabajando en Nacimiento como comisario. El cargo de comisario es uno de los cargos más bonitos que he tenido.

Uno va quemando etapas, ascendiendo de grado, y va asumiendo otras responsabilidades en la medida que uno va cambiando de grados.

¿Qué significa para usted este cargo?

Ser comisario es bastante honroso, no cualquiera llega a serlo, hay que reunir un cierto perfil, tener ciertas competencias, cualidades, habilidades blandas y duras para poder asumir este rol que es más de relaciones públicas y de proyectar la buena imagen de Carabineros, potenciar ciertas áreas de Carabineros, el Plan Cuadrante de seguridad preventiva, que es una herramienta estratégica, operativa y táctica de Carabineros que ha dado muy buenos resultados, y que ha sido emulada en otros países de Sudamérica. Así que, como misión, el comisario tiene ese tipo de responsabilidades, en un trato directo con la comunidad y las autoridades de la comuna.

¿Usted ha estado en Valparaíso la mayor parte de su vida?

Sí, hasta los 14 años estuve en Valparaíso. Después, por el trabajo de mi padre, nos fuimos a Punta Arenas y mi Enseñanza Media la hice allá.

Después de eso volví a Santiago, estudié Ingeniería Ambiental, y dentro de ese proceso de estudio universitario tuve acceso a la información de Carabineros, qué es lo que hacía y a la postulación a la escuela. Me llamó bastante la atención, hice las postulaciones y aquí estoy.

¿De dónde nace su opción por ingresar a Carabineros de Chile?

En mi familia, por el lado de mi papá o mi mamá no hay ni un carabinero, pero sí por el lado de mi padre hay muchos miembros de la Armada, todos radicados básicamente en Valparaíso, así que ligado de cierta manera al uniforme o los uniformes desde siempre, desde que nací.

He participado siempre en la Banda de Guerra, siempre me atrajo mucho. En la Escuela de Carabineros también estuve en la banda y, como contaba, cuando estudiaba Ingeniería en Santiago llegó a mis manos un folleto de postulación a la Escuela de Carabineros, leí los requisitos que pedían en esa oportunidad y me bajó la motivación de la nada, no fue algo previamente planificado.

Tenía 20 años cuando decidí postular, y ahí me acerqué a la Escuela de Carabineros, compré el prospecto, tenía los requisitos de ese momento para la postulación, fui pasando todas las etapas, hasta que en diciembre de 1994 salí seleccionado en la escuela.

Ingresé el 16 de enero del 95 y egresé en diciembre del 97.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo en la Institución?

Ser carabinero es una de las pocas organizaciones, trabajo o profesiones que uno puede recorrer Chile de norte a sur, conocer distinta gente, localidades, costumbres, culturas diferentes. Entonces, se vive el día a día de manera distinta.

Yo soy bastante aventurero, me gusta mucho ir de camping, subir cerros, ir a pescar, el conocer y recorrer harto me llama mucho la atención y me atrae muchísimo.

Gracias a eso y a Carabineros tuve la posibilidad de conocer a mi señora y tener la familia que tengo, porque a lo mejor, si no hubiese sido carabinero, no hubiese llegado a Ercilla donde conocí a mi esposa.

¿Cuál será su forma de trabajar mientras esté al mando de la tercera comisaría?

Primero, seguir fielmente los cuatro sellos de gestión del director, principalmente en que todos debemos trabajar en la calle, recorriendo las poblaciones de nuestro sector, entrevistarnos con la gente, requerir o tratar de llevar un catastro de sus necesidades, falencias, peticiones, tratar de prevenir el delito.

En segundo término, tratar de enaltecer la imagen corporativa de esta institución. Carabineros hoy por hoy se posiciona dentro de un selecto grupo de policías destacados o de organizaciones policiales destacada a nivel mundial.

Eso viene a refrendar en definitiva las encuestas que año tras año salen a la luz pública acá en Chile, que nos dan siempre el primer lugar en confiabilidad básicamente, y eso quiere decir que vamos por un muy buen camino.

Debemos maximizar y aprovecharnos de ese buen prestigio, y tratar de enaltecer la imagen corporativa, porque, a pesar de que siempre estamos en ese mundo, siempre hay ripios, y surgen muchas veces de situaciones incomprendidas o que se alejan de la parte de la legalidad vigente, y se generan distintas situaciones que a veces no nos hacen quedar bien como institución, porque debemos entender que cada uno de nosotros, no sólo somos parte de una organización como Carabineros de Chile, donde estemos parados los representamos, cada uno está representado a todos los Carabineros de Chile. Para eso trabajamos todos los días, impartiendo instrucciones, tratando de entregarle las mejores herramientas, mostrarles el camino. Siempre les digo a los carabineros que tenemos dos llaves y dos manos: en una mano la llave del éxito y en la otra la del fracaso.

Cada uno de nosotros debe saber y tomar conciencia cuál es la que debemos utilizar. Si yo quiero andar por la senda de colocarme barreras, por supuesto que mi andar institucional va a ser deficiente y dificultoso.

Mi misión como carabinero es tratar de asimilar todo lo bueno, las enseñanzas, las instrucciones que Carabineros de Chile me ha entregado desde que ingresé, para tratar de hacer lo mejor posible. Para estar en la Institución no necesitamos ser superdotados o de otra dimensión, a nosotros nos basta con ser normales y cumplir con nuestras misiones, órdenes y ser responsables, pilar fundamental en cualquier trabajo, es una de las llaves del éxito para alcanzar, en definitiva, los más altos niveles, aspiraciones u objetivos que yo me transé como carabinero.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
comisariacomisariomayorNACIMIENTOolivarespablotercera

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes