lee nuestro papel digital

Noticias

Aprenda a elegir y a instalar la silla de seguridad para niños

Desde 2016 todas las sillas son comercializadas bajo estándares de seguridad usados en Europa y Estados Unidos.


 Por Glenda Ahumada

A_UNO_431117

Resulta de vital importancia el sistema de retención infantil en los vehículos en caso de accidentes, tema que fue planteado por la SIAT de Carabineros a raíz del accidente ocurrido el sábado pasado en el sector de Duqueco en Los Ángeles, donde falleció un niño cuatro años, que viajaba en una silla infantil. 

Según informó el teniente José Ojeda, oficial de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito SIAT  de Carabineros de Biobío, se ordenó periciar la silla que usaba el menor a la hora del accidente.

Como recomendación, el teniente Ojeda planteó que es de especial importancia conocer los detalles del sistema de retención infantil, el modelo, las características, el período de vida útil, y si cumplen con las condiciones de seguridad aptas para el peso y talla, sistema de anclaje y las correas del arnés de sujeción.  

LA VIDA ÚTIL ESTÁ LIMITADA

Javier Valenzuela, director del área mecánica Inacap sede Los Ángeles, entregó información respecto a las características principales que deben tener los sistemas de retención infantil(SRI). 

Desde el 2016 es obligatorio que todas las sillas de niños que se comercialicen en Chile cumplan con las normativas de seguridad vigentes en Europa y Estados Unidos. Esto garantiza que los sistemas de retención infantil hayan sido sometidos a ensayos de comportamiento ante impactos, así como a pruebas de volcamiento, resistencia de los broches del arnés, seguridad ante rotación y pruebas de inflamabilidad del material.

Al respecto declaró que: “Antes, la normativa de sillas infantiles en Chile sólo incorporaba exigencias básicas de forma, tales como el etiquetado y el manual en español, pero ninguna que permitiera asegurar que cumplieran adecuados requisitos de seguridad ante un impacto real”.

La norma establece que, si la calidad del producto no es del todo satisfactoria bajo el nuevo estándar, se debe informar al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) para que proceda según lo que señala la Ley del Consumidor.

La duración exacta de años que tiene la silla para ser usada de forma segura dependerá de cada fabricante, pero la mayoría de ellas tienen una vida útil entre los cuatro y los seis años.

“La normativa ordena que estos productos sean sometidos a distintas pruebas de testeo, tales como: Comportamiento ante impactos, pruebas de volcamiento, resistencia de los broches del arnés, seguridad ante rotación y pruebas de inflamabilidad del material”, agregó Javier Valenzuela sobre las pruebas realizadas a las sillas de seguridad.

Antes de la entrada en vigencia de esta normativa, los padres tenían la responsabilidad de verificar que el sistema de retención infantil cumpliera o no con la normativa europea o norteamericana. Ahora, es el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones el encargado de chequear que el Sistema de Retención Infantil que se comercialice en Chile, cumpla con todos los estándares de seguridad para el traslado seguro de niños y niñas mediante un sello de certificación que corrobora que cumple de manera correcta con las normativas de seguridad vigentes, haciendo más fácil para los padres cotizar y adquirir una silla para sus hijos e hijas.

La etiqueta se encuentra adosada a la estructura del Sistema de Retención Infantil, es de color amarillo con letras negras.

¿CÓMO ESCOGER UNA SILLA DE SEGURIDAD?

Hay que fijarse que sea adecuada según edad, talla, peso y contextura física del niño/a. También, que sea compatible con el vehículo según el tamaño y el sistema de anclaje disponible en el auto, que puede ser isofix, latch o cinturón de seguridad. Que se ajuste al grupo familiar, es decir, que todos los ocupantes del vehículo puedan viajar cómodos y con su respectivo cinturón de seguridad, y por último que cumpla con la certificación anteriormente mencionada.

Otras recomendaciones a considerar son: Que los niños y niñas viajen en los asientos traseros, ya que al sufrir un choque frontal, la energía liberada es mayor adelante que atrás. Además, la probabilidad de morir en un accidente se reduce en promedio en un 30%, solo por ir en la parte trasera del auto.

En cuanto a los airbags estos están diseñados para los adultos, por lo que en un impacto podría causar serios daños a un niño, como también graves quemaduras en la cara y/o asfixia.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
niñosseguridadsilla de seguridadsistema de retención infantil
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes