lee nuestro papel digital

Noticias

Especialista explicó las posibles razones de las agresiones entre estudiantes

Para el psicólogo e investigador Jorge Varela, el motivo de las conductas violentas es porque, luego de dos años de clases online, se están volviendo a normar las conductas de los estudiantes.


 Por Camila Celis

Foto: UDD
Foto: UDD

Numerosos casos de violencia escolar han ocurrido en las últimas semanas en establecimientos educacionales de todo el país.

Registros audiovisuales que se han viralizado a través de redes sociales dan cuenta de distintas agresiones físicas entre estudiantes, lo cual ha puesto en alerta a profesores y apoderados de la comunidad educativa.

El ministro de Educación, Marco Ávila, dio a conocer la tesis que manejan como gobierno, afirmando que “la vuelta abrupta a la presencialidad, a la jornada escolar completa, provocó un estallido de violencia, ya que en dos años los niños no habían estado vinculados comunitariamente. La interacción comunitaria es fundamental, es parte de una habilidad. Y si tú estás en tu casa, ausente durante tanto tiempo, probablemente cuentas con pocas herramientas para resolver las problemáticas”.

Una teoría similar explicó el psicólogo director del Centro de Estudios en Bienestar y Convivencia Social de la Universidad del Desarrollo, Jorge Varela.

En conversación con diario La Tribuna, precisó que “a través de estudios virtuales, logramos evidenciar que durante la pandemia las conductas de agresión se trasladaron al ciberespacio, y el problema más grande eran problemas emocionales como la ansiedad y la angustia. Mi hipótesis de por qué pareciera que se abrió una caja de pandora estas últimas dos semanas, es porque  estamos volviendo a normar las conductas de los estudiantes”.

Indicó que al estar dos años con clases online, “sin compartir con otros estudiantes, sin tener un espacio compartido más reducido, olvidaron de cierta forma cómo convivir con el resto”. 

Respecto a los distintos tipos de conductas de agresión entre pares, el profesional explicó que hay variables individuales y contextuales. 

Las variables individuales se clasifican en dos grandes grupos, uno de carácter socioemocional –donde se evidencia una falencia o problema en las habilidades socioemocionales, tales como, autorregulación y empatía- y otro de carácter cognitivo –cuando las conductas de agresión responden a un libreto de comportamiento más agresivo, es decir, creencias o normas incorporadas por nuestro grupo cercano y que guían el comportamiento de las personas-.

Respecto a este último grupo, a modo de ejemplo, el investigador mencionó que “las creencias machistas tienden a provocar que las personas sean más violentas en Chile. Son creencias que normalizan y validan la violencia. Estos dos grupos varían por lo que pasa en la sala de clase, las normas que se construyen y la relación con la institución escolar”.

¿CÓMO ENFRENTAR LA VIOLENCIA ESCOLAR?

A nivel de intervención, Varela indicó que “hay que trabajar componentes individuales y cognitivos. La parte individual y emocional se puede trabajar a través de talleres, con los profesores que puedan potenciar estas competencias”.

Además, agregó que hay que trabajar de manera grupal “para aprender cuáles son las normas del colegio, cómo es el clima y cómo es la relación entre los pares”.

En relación a cómo pueden actuar los apoderados, el profesional indicó que “ellos también son parte del problema, por lo tanto, también son parte de la solución. Ellos son los primeros responsables en desarrollar estas competencias socio afectivas, en trabajar las normas que validan ciertas conductas. Por ejemplo, si un niño en la mesa dice algún comentario machista o valida la violencia,  el apoderado debe aprovechar esa oportunidad para discutir eso si está bien o mal. Por esto, es necesario hacer una intervención integral, que entre todos sume”. 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes