lee nuestro papel digital

Noticias

“El cambio climático estará en la Estrategia Regional de Desarrollo pero no podemos esperar, hay que actuar”

Claudia Toledo, Jefa de la División de Planificación y Desarrollo Regional, adelantó algunas temáticas a abordarse en el encuentro en Los Ángeles donde se llevará jornada con la comunidad para actualizar la Estrategia Regional de Desarrollo (ERD).


 Por Juvenal Rivera

81, estarategia

La Estrategia Regional de Desarrollo (ERD) es una suerte de carta de navegación con que cuenta la Región del Biobío para definir en un horizonte de tiempo todas aquellas áreas, planes y programas en que se priorizarán los recursos públicos.

Implementado por primera vez para el periodo 2008-2015, el instrumento ahora vigente está proyectado para el periodo 2015-2030 y permitido, entre otros objetivos, posicionar a la región no solo desde su importancia económica y productiva, sino que también en su presencia a nivel global.

Para la elaboración de este instrumento, desde sus inicios se ha privilegiado el trabajo participativo en que tienen voz los representantes de la ciudadanía, del sector público, del empresariado y del mundo universitario con el fin de aunar criterios y perspectivas de hacia dónde debe apuntar nuestra región.

Sin embargo, como todo viaje, necesariamente debe ir haciendo ajustes y actualizaciones en el camino. No se puede pretender que sea un instrumento rígido que no responda a nuevos escenarios. El cambio climático y la crisis hídrica han surgido con fuerza en el último tiempo.

Por eso, este jueves habrá una jornada en Los Ángeles donde se llevará un taller de actualización de la Estrategia Regional de Desarrollo (ERD) 2015-2030, el último de los tres considerados a nivel regional.

Al respecto, Claudia Toledo, jefa de la división de Planificación y Desarrollo Regional del Gore Biobío, en entrevista para radio San Cristóbal explicó que la idea es trabajar directamente con la comunidad durante la jornada. “No es que partamos de cero, lo que hacemos es revisar lo que tenemos y ver qué temas tenemos que incorporar, priorizar o darle otro foco”, precisó.

La funcionaria precisó que aunque la revisión se hace cada dos años, en esa oportunidad se consideró más oportuno que antes, básicamente porque “hay un cambio en cómo se trabaja con la ciudadanía y con los servicios públicos ahora que el gobernador regional es electo”.

Además, puso acento el informe del cambio climático es bastante duro para la región, también está todo el tema hídrico. Todo esto ameritaba esta revisión y actualización”.

– En palabras simples ¿por qué es importante esta Estrategia Regional de Desarrollo?

– Porque nos permite tener más claro qué es lo que debemos priorizar. La idea es que recojamos todas las inquietudes de la ciudadanía y de otros actores para tener más claro dónde deben estar los focos de la inversión regional.

– Mencionó al paso lo del cambio climático. Ese sin duda que es un factor a futuro

– El cambio climático es uno de los temas que puede surgir con fuerza. En los estudios para las zonas de rezago de las comunas de la provincia de Biobío y también en tres de la de Concepción nos percatamos que el tema hídrico es transversal.

Es un tema que va a salir en la estrategia pero no podemos esperar, hay que actuar.

Por eso, hay tres estudios de prospecciones para la instalación de proyectos de agua potable rural y así poder entregar soluciones definitivas y no hacer punteras que después se terminen secando.

También tenemos lo que llamamos Fondo del Agua, que no implica recursos, pero que buscar armar una gobernanza en torno a la cuenca del río Biobío para reunir a todos los actores con algún interés en la cuenca para ordenar las acciones y gestionar mejor el recurso hídrico.

-También en el último año y medio ha surgido con fuerza el conflicto entre las empresas que levantan parques eólicos con las comunidades rurales cercanas.

– Hicimos un recorrido con el gobernador a propósito de problemas surgidos en las comunidades. Estuvimos en Negrete, escuchamos a todas las organizaciones que nos pidieron la palabra y después visitamos a las personas que vivían esa situación.

Están surgiendo conflictos territoriales en las zonas rurales que es donde se instalan este tipo de iniciativas que, en el fondo, son nobles porque van por la línea de las energías limpias pero ante la falta de normativas más estrictas y por desarrollos que han ocurrido rápidamente en poco tiempo, la normativa ha quedado corta. Esto ha ocasionado problemas.

-¿Y qué se puede hacer?

– Hemos realizado dos acciones concretas. Consideramos un programa de acompañamiento a las personas con esos problemas, así que iremos al territorio a hacer un levantamiento para ver cómo podemos apoyar, detectar y levantar esas problemáticas, hacer mediciones, compararlas con las presentadas en el estudio y cotejarlas con las que suceden en la práctica.

La idea también es invitar más adelante a las empresas eólicas para hacerles ver esos problemas y que ellos los tengan claros e empiecen a implementar acciones para resolver esos puntos de las personas.

-Eso también da cuenta de una situación que no se previó en su momento.

– Se dejó una declaración para favorecer este tipo de desarrollos energéticos pero obviamente que en la implementación surgieron dificultades. Ahora estamos actuando y generando acciones concretas para resolverlos.

Pero tenemos un Plan Regional de Ordenamiento Territorial que tiene una versión aprobada desde 2018 y que, lamentablemente, las autoridades de la administración anterior no continuaron con las tramitaciones correspondientes, pese a que incluso fue aprobado por el Consejo Regional. No pudimos implementarlo y quizás ahora tendríamos más herramientas para generar condiciones con respecto a la instalación de este tipo de iniciativas”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Claudia ToledodesarrolloestrategiaLos AngelesRegión del Biobío
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes