lee nuestro papel digital

Noticias

Análisis dio cuenta de falta de estandarización en las tallas de ropa femenina

En el caso de algunas prendas se evidenciaron diferencias de hasta un 23,84 % para una misma talla S.


 Por Prensa La Tribuna

couture-fashion-design-model-dress-form
Imagen de contexto.

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) realizó un estudio, de carácter exploratorio, acerca de las políticas de tallaje femenino utilizadas por las principales empresas que comercializan ropa en Chile.

Para realizar este primer diagnóstico, el Sernac ofició en 2021 a once empresas, de las cuales se derivan las tiendas Corona, Falabella, Family Shop, Fashion’s Park, Hites, Kliper, Surprice, La Polar, Paris, Ripley, Tricot y Zara. Además, revisaron como referencia internacional las plataformas Shein, AliExpress, Asos y Wish.

La necesidad de llevar a cabo este análisis surgió, entre otros elementos, a partir de los resultados de la encuesta de “mujer y consumo” desarrollada por el mismo organismo, en que las mujeres mencionaron como un problema, la existencia de diferentes estándares en las tallas, pues se sienten discriminadas en el comercio y no consideradas por las empresas en sus necesidades.

Imagen de contexto.

PRINCIPALES HALLAZGOS

De las respuestas, se puede concluir que solo cuatro empresas, es decir, el 33,33%, cuenta con algún estudio o registro del perfil antropométrico del consumidor. Mientras que el 75 % admitió que no lleva un registro de cambios, devoluciones o reclamos con respecto a tallas de prendas.

Al analizar por tipo de prenda, en el caso de los jeans y vestidos, un tercio de las compañías consultadas indicó que dichas prendas cuentan con una información de equivalencias de las tallas; mientras que, para el caso de las poleras, un 41,7 % señaló que cuentan con una información o tabla de equivalencias.

Con respecto de la estandarización de las tallas que comercializan, el 50% afirmó que sus tallas se encuentran altamente estandarizadas, el 8,3% indicó estar bastante estandarizadas, mientras que el 41,7% consideró un criterio “moderado”.

No obstante, al ser consultadas por la existencia de una tabla de equivalencia de sus tallas, el 58,3% admitió no contar con este antecedente, mientras que el 16,7% afirmó contar con alguna tabla para cada una de sus marcas. El 25% señaló que solo algunas de sus marcas cuentan con dichas tablas.

Al analizar si las tiendas cuentan con tallas para productos con extremos, el 50% indicó que dispone de tallas plus size; el 25% señaló que cuenta con ambas (plus y mini size); mientras que, el otro 25% reconoció que no cuenta con ninguna. Es decir, es más probable encontrar una talla grande a una talla pequeña en el comercio nacional, ya que, un 75% informó contar con tallas grandes y solo un 25% con tallas pequeñas.

MEDIDAS DISTINTAS

Por otra parte, el análisis concluyó que existe disparidad de medidas para una misma talla y tipo de prenda, entre las diferentes marcas y tiendas.

Para el caso de los jeans, se encontraron, en promedio, las mayores diferencias. En la medida de cintura para las tallas “S” y “L” se detectaron diferencias de un 23,84% y un 22,96%, respectivamente, entre el promedio y la talla de mayor y menor tamaño encontradas.

En cuanto a las diferencias entre una talla y otra de jeans, los hallazgos más relevantes se detectaron en las medidas de la cintura y cadera entre las tallas “M” y “L”, donde variaba en 8,4 cm y 7,0 cm respectivamente al aumentar una talla. En tanto que la diferencia de pasar de una talla “S” a una “M” bordea los 4 cm.

En el caso de los vestidos, las diferencias más grandes, en promedio, se encontraron en las tallas “XL”, en la medida de pecho (35,56 %) y cintura (30,79 %).

En el caso de las poleras, las mayores diferencias se identificaron en el largo y medida del pecho, lo cual puede tener más bien relación con el diseño o estilo de cada prenda.

Imagen de contexto.

REACCIONES AL ESTUDIO

Luego de conocidos los resultados del diagnóstico, Lucas Del Villar, director nacional del Sernac, afirmó que “para las consumidoras, el tema de las tallas no es sólo un asunto de consumo, sino que también puede tener impactos en su autoestima, tal como recogen nuestras encuestas. Para ellas será importante saber que una talla S, M, L, XL, es la misma en todos los comercios y responde a las particularidades de nuestro país. También les favorecerá que existan más alternativas”.

Por su parte, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett, señaló que “como sociedad debemos avanzar hacia la eliminación de los estereotipos que surgen de la idealización del cuerpo. Es el momento de generar un necesario cambio cultural y que las tallas, principalmente en el vestuario femenino, dejen de fijarse según medidas que muchas veces no calzan con la fisonomía de las mujeres de nuestro país. Esto puede tener consecuencias sobre la autoestima y vulnera el derecho que todas tenemos de vivir una vida libre de discriminación”.

Por último, la autoridad hizo una solicitud a quienes tienen una participación activa en la venta de ropa. “Hacemos un llamado especial al sector privado para que se comprometa con la estandarización del tallaje, lo que sin duda tendrá efectos positivos para el comercio, ya que disminuirá la tasa de cambios y el sentimiento de inconformidad e insatisfacción respecto de la compra, pero sobre todo generará un impacto sobre tantas chilenas que hoy se sienten afectadas en su salud mental”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
RopaSERNACTallas
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes