lee nuestra edición impresa

Cultura

Alto Biobío llora la muerte de Pedro Aguilera Milla

Fue un destacado compositor, cantante, actor, artesano e historiador que se abocó también a la divulgación de la cultura pehuenche.


 Por Juvenal Rivera

Pedro Aguilera Milla-2

A consecuencia de una grave enfermedad que lo aquejaba, en la jornada de este sábado dejó de existir Pedro Aguilera Milla, destacado compositor, cantante, actor, artesano e historiador de la cultura pehuenche.

Su deceso se produjo en la casa de su hijo Efraín, en la ciudad de Temuco, de acuerdo a lo informado en el Fanpage de la radio Alto Biobío de esa comuna cordillerana.

Después de ser velado en la capital de la región de La Araucanía, en la jornada de ayer domingo llegó a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en la localidad de Ralco. Para este lunes se ha previsto, durante la mañana, un homenaje en la sede de la comunidad pehuenche de Cauñicú. Será sepultado al mediodía en el cementerio local.

Pedro Aguilera, cuyo nombre pehuenche era Ñankucheo, era uno de los principales promotores culturales de su etnia, lo que se tradujo en la composición e interpretación de más de 300 canciones y la grabación de cinco discos compactos.

Además, escribió cuatro libros: “El hablar de Cauñicu”, “La huella de los pehuenches”, “Raíz troncal pehuenche” y “Diseños de los textiles pehuenche”. También musicalizó y actuó en las películas “Sangre morena” (1993) y “Romance de la niña del Queuco” (1997). Asimismo, participó de documentales y obras de teatro, y se presentó en todo Chile y en países como Francia, España, Argentina, Perú y Bolivia.

En su comunidad fue locutor de la radio Alto Biobío, donde compartía sus vivencias y arte con la comunidad en el conocido programa “A la salida del sol, junto al mate y al fogón”.

“Parte al Wenumapu el compositor de verdaderos himnos de Pewenmapu, como Mujer Pewenche y tantos otros que nos acompañarán durante décadas, porque su legado permanecerá en la guitarras, en las voces y en los corazones de quienes lo conocieron a él y a su arte”, señala la publicación de la radio cordillerana.

AUTOBIOGRAFÍA

Hace algunos años, el propio Pedro Aguilera realizó su propia autobiografía para el desaparecido sitio web nuestrobiobio.cl, donde relata los orígenes de su pasión por la divulgación de su cultura originaria

“Pedro Aguilera Milla nace en 1959. Como todo niño pehuenche, su madre Margarita y sus abuelos le imparten el amor por su cultura.

Muy pronto, mientras estudia, lo cautivan los relatos ancestrales, por lo que a muy temprana edad (ocho años), nace su afán por transmitirlos y perpetuarlos por diferentes medios. Así, se convierte en un investigador, historiador, cantautor y poeta. A los 12 años compone su primera canción, y destacando por su voz única, empieza a recibir invitaciones a diversas actividades culturales de la zona.

Como investigador viaja donde están los “kimches” o sabios de su pueblo recopilando innumerables relatos orales de la sabiduría ancestral, la historia, el cuento, la leyenda, las tradiciones, creencias, medicinas, lenguaje autóctono y cosmovisión indígena pehuenche.

En la década de los 70 a 80, su espíritu inquieto no se detiene. Junto con asistir a múltiples festivales del país y gracias a que termina sus estudios de literatura y lingüística, comienza a escribir sobre su querido pueblo. Así, nacen en la década de los 80: “El hablar de Cauñicú” (1984) y “La historia de los pehuenches” (1986). Más tarde escribiría “Raíz troncal pehuenche” (2000). Además, participa en diversas colecciones sobre temas de la cultura indígena. A su vez, destaca como poeta con una veintena de bellas poesías sobre la vida de su pueblo.

Su desarrollo artístico también contempla el teatro, donde participa con su música y como actor en “Sangre morena” (1993) y “Romance de la niña del Queuco” (1997)

Producto de esta amplia gama de acciones, es llevado a presentarse a diferentes países como Francia, España, Argentina, Perú y Bolivia, y a nivel nacional recorre los escenarios de todo Chile, incluyendo Isla de Pascua. Obtiene diversos reconocimientos y premios, entre ellos el tercer lugar en el “Festival de Música Tradicional Indígena de Chile”. Y entre sus diversas presentaciones destaca la “Bienal de Pueblos Originarios”, realizada en Santiago, organizada por el Gobierno de Chile en el año 2008.

Como cantautor ha escrito más de 300 canciones, grabando cuatro CD artesanales, todos ellos relacionados con la vida pehuenche, la naturaleza, la vida de la cordillera, donde le canta a la nieve, a los animales, a la mujer, al abuelo y a la araucaria, silueta de la cumbre alta del pehuenentu.

Por su talento ha compartido escenario con destacados artistas nacionales como Illapu, Los Jaivas, Inti-Illimani, entre otros. Además, es entrevistado por diferentes medios de comunicación, destacando programas de televisión como “Descubriendo”, de TV Canal 4, en 1996; “Frutos del país”, de TVN, en 2008; “Revolviéndola”, de TVN, en 1996, y “Pueblos originarios de Chile”, de TVN, en 2009.

En su comunidad, también quiso erigir una obra cultural que contemplase la cosmovisión indígena, por lo que cuando fue dirigente social, contribuyó a la realización de una hermosa infraestructura, la que es ahora la Casa de la Cultura de Cauñicu.

Su trabajo desde la década del 80 se orienta a difundir y enseñar la cultura, trabajando como profesor, asesor cultural, monitor, etc., para diversas entidades como colegios y servicios públicos, entre otras.

Su misión es el impartir a los funcionarios públicos de diversas instituciones la historia pehuenche, la filosofía y cosmovisión indígena, lenguaje autóctono y la historia de la medicina tradicional de la tierra, a su vez complementado con el sonido de los instrumentos musicales como el trompe, la trutruka, el cultrún, la guitarra y la acordeón, junto al fogón de sus antepasados”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Alto Biobíodivulgador culturalfallecimientoPedro Aguillera MillaPehuenche

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes