lee nuestra edición impresa

Noticias

Madres de Biobío: ¿Qué falta para visibilizar aún más la muerte perinatal y gestacional?

La Ley Dominga fue promulgada este martes por el Presidente Sebastián Piñera.


 Por Camila Celis

Ley-Dominga-7-scaled

Luego de seis meses de espera este martes el Ejecutivo promulgó la Ley Dominga, una normativa que entrega apoyo a todas las familias que sufren la muerte perinatal o gestacional de un hijo.


Esta ley incorpora dentro de los derechos y deberes de los pacientes la realización de acciones concretas de contención, empatía y respeto por el duelo de cada madre, padre y persona gestante, así como también para aquella persona significativa que la acompañe.


Para dar cumplimiento con el objetivo anterior, el Ministerio de Salud dictará una norma técnica, en un plazo de 6 meses, en la cual establecerá los mecanismos o acciones que resguarden los derechos.
Por otra parte, esta ley aumenta el plazo en caso de duelo por muerte de un hijo nacido vivo de 7 a 10 días y de 3 a 7 días para el caso de muerte de un hijo en periodo de gestación.


En el Biobío, y al igual que en el resto del país, un grupo de mujeres decidió crear una red de apoyo para ayudarse a enfrentar el duelo por la pérdida de sus bebés. Actualmente, son un total de 32 mujeres pertenecientes a la red “Mamás Estrellitas Biobío”, haciendo alusión a sus bebés estrellas.


En conversación con diario La Tribuna, estas mujeres valoraron la promulgación de la Ley Dominga y dieron a conocer ideas sobre cómo lograr visibilizar aún más la muerte perinatal y gestacional de un hijo.
Una de ellas es Nelly Arriagada, de Nacimiento, quien expresó que “es un paso enorme. Nunca más ninguna familia, mujer, esposo, hijo y/o hermano tendrá que sufrir y pasar lo que tantas mamás pasamos. Ya no habrá tanta desigualdad y nadie más será invisible”.


Respecto a qué aspectos se deben trabajar para visibilizar el duelo la mujer comentó que “me gustaría iniciar otra red de apoyo para tantas madres que aún están en el anonimato, por vergüenza, por miedo y tantas otras cosas que uno piensa. Falta más explicación y difusión respecto a esta ley, enseñarles, guiarlas y que sepan que nunca más estarán solas, que somos muchas que luchamos para que ninguna más sufra sola. Este tema ya no deben ser tabú, se deben hacer charlas, lives en redes sociales para visibilizar la ley, sobre todo en mi comunidad (Nacimiento) y alrededores para que todos sepan que esto existe”.


De la misma forma, Daniela Daroch, una madre angelina que también es parte de la red de apoyo comentó que “estoy muy contenta pero ojalá se incluyeran otras instancias del Ministerio de Salud no solo matronas o psicólogos, también incluir equipos disciplinarios, terapia ocupacional, kinesiólogo porque también es importante la salud física. Uno pasa por muchos procesos y también hay madres que tienen discapacidad.
Agregó que “estamos felices y a seguir avanzando en lo que venga, apoyar, dar ideas de lo que podamos incluir, y si necesitan apoyo en regiones aquí estaremos.


En la misma línea, Karina, otra integrante de la agrupación, al ser consultada comentó que “lo valoramos enormemente ya que no seremos más invisibles y nuestros hijos serán tratados como tal y no como desecho biológicos. Es un gran paso ya que siempre una familia pasará por este terrible dolor con la diferencia que ahora recibirá apoyo psicológico. La idea es que el personal de Salud respete los protocolos, la muerte de un hijo en gestación o ya sea a los pocos minutos de nacer no significa que no exista. Antes no se hablaba del tema y ahora con la ley Dominga muchas mamás han dicho a mí también me pasó”.


Las autoridades regionales también valoraron la promulgación de ley que considera medidas necesarias para que las familias afectadas enfrenten el duelo.
La Seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Marissa Barro, indicó “en Chile una de cuatro mujeres tiene una pérdida gestacional, según información del Ministerio de Salud, la gran mayoría de estas madres y padres viven el duelo en silencio y sin contención profesional. Hoy Ley Dominga se hace responsable en apoyar a estas familias, que sufren uno de los duelos más dolorosos, capacitando a personal médico y resguardando una atención que sea digna y humanitaria en todo momento”.


El delegado presidencial de la región del Biobío, Patricio Kuhn, expresó que “valoramos la promulgación por parte del Presidente Piñera, de esta Ley, que busca que todas las instituciones de Salud cuenten con protocolos para casos de muerte gestacional o perinatal. Ningún padre o madre está preparado para la muerte de un hijo o hija, por eso este proyecto de ley pretende entregar respeto, solidaridad y comprensión a las familias que lamentablemente atraviesan por esta situación”.


La iniciativa de la Ley Dominga fue impulsada por Aracelly Brito, una madre que perdió a su bebé en periodo de gestación, y aseguró que sufrió violencia obstétrica en el centro de salud donde fue atendida.


Esta normativa además considera que toda pérdida de un hijo o hija, independiente de las semanas de gestación u horas de vida debe ser reconocida, identificando datos del nonato o neonato, como nombre, peso, estatura, sexo y hora de nacimiento. Velar para que pacientes que viven este proceso no sean hospitalizadas en las áreas de maternidad de los centros de salud, evitando tener contacto con recién nacidos. Si el recinto lo permite, los controles posteriores se realizarán en salas aisladas y en horarios en los que no haya mujeres embarazadas o madres con sus recién nacidos.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes