suscríbete al boletín diario

Noticias

Gremios advierten panorama pesimista tras hechos de violencia rural en la provincia de Biobío

Mientras que el gerente de la Asociación de Contratistas Forestales precisó que los atentados se están acercando a la región de Ñuble, el presidente de dueños de camiones en Los Ángeles emplazó al ministro del Interior a visitar la zona


 Por Cristian Salazar

Atentado incendiario Serviterra, quema maquinaria Rucalhue, Quilaco (308)

Diversos gremios de la zona reaccionaron ante el ataque incendiario del pasado viernes en la comuna de Quilleco, los que ven con “pesimismo” el futuro de la provincia tras los dos atentados ocurridos en menos de un mes, y en sectores donde nunca se han registrado estos niveles de violencia.

Mientras que los contratistas forestales se mostraron preocupados ya que los atentados se están acercando a la región de Ñuble, los dueños de camiones emplazaron al Estado a cumplir con la seguridad en la zona y que el ministro del Interior se acerque a este punto del país.

ASOCIACIÓN DE CONTRATISTAS FORESTALES

El gerente de la Asociación de Contratistas Forestales, René Muñoz se refirió a la quema de siete camiones en el sector de Canteras, en la primera de maquinarias forestales ocurrida en la provincia este 2021.  “Lo vemos con mucha preocupación, porque la violencia se está acercando a la región de Ñuble, en lugares en donde no estaba considerado como sitios en donde pudiesen producirse estos atentados, entonces creemos que el hecho que avance por el lado norte complica la situación porque finalmente expone ahora a otros predios, otros lugares, otros pueblos, y las somete a la violencia que se viene desparramando desde el sur al norte”, precisó.

Junto con lo anterior, Muñoz enfatizó en el hecho de que estos dos ataques en menos de un mes son una señal de que la violencia rural podría -eventualmente- aumentar en la provincia de Biobío: “Sin duda que esto es parte de un plan, de una programación, y lo que nosotros creemos es que tienen mapeados todas las faenas forestales.  A pesar que la de Quilaco no era una faena forestal sino que una planta productora de ripio, pero para ellos todas estas faenas significan capitalismo, que tienen que ser erradicadas, y que no tienen que presentarse en las regiones, entonces vemos con pesimismo el avance sin control de la violencia, y que está llegando a los límites de la provincia de Biobío”.

En relación al trabajo de las autoridades de la zona en esta materia, el gerente de Acoforag acusó un nulo avance en materia de prevención de hechos de violencia rural y ataques incendiarios en la zona.  Al ser consultado sobre cómo abordarán este tema con los encargados de seguridad de la zona puntualizó que “mira, lo que pasa es que no tenemos interlocutor en el lado del gobierno, el delegado presidencial para nosotros no existe, y el trabajo que está haciendo el coordinador también no se ve reflejado en acciones concretas. En lo que dice relación con el robo de madera si se han producido avances, pero en el tema de atentados incendiarios y violencia rural, la verdad es que no hay muchos avances, y ahí es donde echamos de menos a una autoridad que programe, que planifique, y que advierta este tipo de situaciones que está ocurriendo”, enfatizó.

ASOCIACIÓN DE DUEÑOS DE CAMIONES BIOBÍO

El presidente de la Asociación de Dueños de Camiones -Asoducam- Biobío Los Ángeles, Freddy Martínez, hizo un llamado a las autoridades nacionales a hacerse presentes en los lugares en donde se registran este tipo de hechos de violencia: “yo quiero hacer un llamado, con mucho respeto, pero a la vez con mucha fuerza, al señor Presidente de la República, y al ministro del Interior, quien es el encargado de imponer el orden dado que su ministerio y su cartera así lo amerita, y es su obligación”.

A lo anterior agregó “señor ministro, acérquese a la zona, se lo hemos pedido en reiteradas oportunidades. Cuando han pasado sucesos de otra índole, usted se dirige de inmediato al lugar. Aquí todos los días se están quemando camiones, se le está disparando a la cabeza, no a la carrocería, a la cabeza de nuestros conductores profesionales. Nuestra obligación es transportar las materias primas para abastecer el país y todo lo industrial que desarrolla a Chile, y nuestra tarea la estamos haciendo con pandemia o sin pandemia, con balas o sin balas, con fuego o sin fuego, y es lo mínimo que le pedimos al poder Ejecutivo, que cumpla su rol y su obligación de imponer el Estado de Derecho en esta Macrozona Sur que ya no tiene control, que está creciendo hacia el sur, que ya va en Los Lagos y pasó Valdivia, y ahora pasó la ribera del río Biobío”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
atentadosGremiospanorama pesimistaProvincia Biobíoviolencia rural

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes