suscríbete al boletín diario

Noticias

Inician trámite para que laguna de Alamedas de San Francisco sea declarada humedal urbano

Las comunidades temen que el remate del terreno amenace la biodiversidad de la zona. Debido a esto, la municipalidad de Los Ángeles comenzó la gestión para proteger el área silvestre.


 Por Camila Celis

WhatsApp Image 2021-07-26 at 09.47.27

Este jueves 5 de agosto, a las 12 horas, está previsto el remate el terreno donde se ubica la laguna de Las Alamedas de San Francisco, a ocho kilómetros al oriente de Los Ángeles, por el camino a Cerro Colorado. 

Los vecinos del sector temen que la persona que se adjudique el sitio, ya sea natural o jurídica, se dedique a secar y lotear y transforme definitivamente ese cuerpo de agua, caracterizado por una rica biodiversidad de flora y fauna silvestre, con especies como garzas, patos silvestres, pidenes, taguas, pequenes, entre otros.

Por esto, el concejal de Los Ángeles, Eduardo Velásquez, quien ha entregado apoyo a los vecinos del sector, solicitó formalmente a la municipalidad de Los Ángeles iniciar el trámite para declarar la zona como humedal urbano, a solicitud de la propia corporación edilicia, ante la Seremi de Medio Ambiente.

De esta manera, la laguna quedaría protegida de acuerdo a lo establecido en la Ley 21.202. Tras esto, se emitió un documento firmado por el alcalde Esteban Krause, dirigido a la Seremi de Medio Ambiente, donde enuncian que “dicho sector cumple con las condiciones ambientales y naturales para ser considerado como área silvestre protegida, la cual se debe preservar con el objetivo de desarrollar actividades educativas, recreativas o de investigación”. Esto, considerando que “Los Ángeles cuenta con un plan de descontaminación atmosférico que promueve el crecimiento de áreas verdes, lo que hace necesario conservar y utilizar con especial cuidado dichas zonas”.

VECINOS

Claudia Alveal, una de las vecinas del sector, agradeció el “apoyo del alcalde en esta gestión de reconocer el lugar en un humedal. Ahora hay que esperar el proceso de recepción de la Seremi y comienza el proceso de estudio del lugar. Este es un proceso largo pero al menos el trámite ya está hecho, por lo tanto, cualquier persona que reciba el sitio luego del remate no podrá transformar ni secar la laguna. La idea es que no se le de otro uso”.

De acuerdo a la información entregada por la presidenta del Consejo Ecológico comunal, Mónica Ehrenfeld, la importancia de los humedales se basa en que “constituyen el único hábitat de muchas aves, anfibios, peces e insectos”.

Por lo tanto, cuando un humedal es secado, la biodiversidad de la zona se empobrece y el espacio queda muy vulnerable. “Miles de especies en el mundo han desaparecido por el impacto que se genera en los humedales. Ya entró en vigencia la ley que apunta a proteger los humedales urbanos. Este cuerpo legal es nuevo y es un instrumento de rescate a estas medidas desconsideradas con el medio ambiente”, afirmó.

La ecologista del Observatorio Animal de Tucapel, Annie Ceitelis, también entregó algunos antecedentes respecto a la importancia de estas áreas silvestres. Comentó que estos sitios incluyen aves e insectos importantes para mantener el ecosistema.

De acuerdo a lo publicado en el Circuito Patrimonial Humedales Urbanos del Biobío, del Ministerio de Bienes Nacionales, estas áreas silvestres desempeñan muchas funciones eco sistémicas, desde proporcionar hábitat a la vida silvestre y satisfacer necesidades básicas de los seres humanos hasta la regulación de procesos atmosféricos y ciclos geoquímicos.

Durante los periodos de lluvia, los humedales urbanos absorben el exceso de precipitaciones, reduciendo las inundaciones en las ciudades y evitando desastres y sus correspondientes costos. La abundante vegetación que existe en los humedales urbanos sirve de filtro para los desechos domésticos e industriales; esto ayuda a mejorar la calidad del agua. En el ámbito de los servicios culturales, se encuentra el turismo, goce y disfrute existencial y estético, entre otros. A su vez se sostienen la belleza escénica y la valoración espiritual y patrimonial de la biodiversidad.

En la región del Biobío, cerca del 90% de la población vive en zonas urbanas y este fenómeno se encuentra en aumento sostenido. A su vez, siete de cada diez personas que viven en zonas urbanas de la región están ubicadas en comunas o concentraciones del área costera.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes