suscríbete al boletín diario

Noticias

Atención de salud a personas en situación de calle: la desconocida labor del equipo de la Ruta Médica

Un equipo de profesionales realiza esta labor durante los meses de invierno. A la fecha registran más de 380 atenciones y seguimientos de pacientes


 Por Cristian Salazar

Albergue Codigo azul (10)

Tres veces a la semana, y de manera prácticamente anónima, un equipo de profesionales del Servicio de Salud de Biobío recorre diversos puntos de la comuna y la provincia con una sola misión: entregar atención médica a hombres y mujeres en situación de calle, y de esta forma poder brindar una atención con un equipo completo de profesionales.

El coordinador de la Ruta Médica en Los Ángeles, Gonzalo Mora, conversó con diario La Tribuna respecto a la labor que mantienen en esta época del año. Manifestó que “este es un programa que depende del Servicio de Salud de Biobío, y es el cuarto año en el que estamos trabajando, pero se elabora y se va desarrollando netamente en la temporada de invierno. Comenzó el 2 de junio y termina la última semana del mes de octubre”.

En esa misma línea, dio a conocer detalles de esta actividad. Expresó que “la ruta médica consiste en un equipo multidisciplinario, donde está el coordinador social, que soy yo, que coordino con los distintos dispositivos que existen acá en Los Ángeles y Cabrero. En nuestra comuna trabajamos con el albergue municipal, el Albergue Protege de la Delegación Presidencial Provincial y el Hogar de Cristo, además de la gente en condición de calle, mientras que en Cabrero trabajamos netamente con gente en condición de calle”.

Indicó que “este equipo consta de un médico, un enfermero y un técnico paramédico, y es una secuencia que se va realizando, en donde el primer contacto lo tiene el técnico paramédico para ver los síntomas que tiene el usuario o usuaria, y posterior pasa a atenderse con un enfermero o el médico que corresponda, según el turno”.

ATENCIONES DURANTE ESTE 2021

Gonzalo Mora, además, dio a conocer parte de las cifras relacionadas con la atención de usuarios durante esta temporada, y el seguimiento que se realiza de estos casos: “en la actualidad llevamos cerca de 382 atenciones que estamos realizando desde el 2 de junio, y 33 derivaciones a distintos establecimientos de salud, ya sean Cesfam, Cecosf o directamente al hospital cuando son casos más complejos, y lo llevamos reflejado en los 93 usuarios que estamos atendiendo desde el mes de junio. Son varias atenciones porque se hace un seguimiento de estos usuarios y se deja un tratamiento máximo de siete días para hacer un seguimiento, ya sea con el médico o con un enfermero”.

El coordinador de la Ruta Médica destacó la positiva experiencia de realizar esta labor, donde comentó que “ha sido muy enriquecedor, ya que es un trabajo muy humano. Además, nos vamos encariñando con la gente, ya que nos vamos dando cuenta de que siempre son los mismos, por lo que intentamos ayudar durante los meses que se realiza este trabajo. Es muy enriquecedor ayudarlos. Hay tratamientos que están funcionando de muy buena manera en ellos, donde incluso baja el consumo de drogas o alcohol mientras dura este programa. Igual es rico, y a veces da un poco de pena, ya que se nos han muerto varios. El último fue Ricardo Urra Campos, quien murió en su carpa donde dormía frente al Líder, y quizás la gente lo conocía (…) Lamentablemente falleció por una patología crónica que nunca se la trató”.

PRINCIPALES PATOLOGÍAS DE PACIENTES

Por su parte, la médica de turno en la Ruta Médica, Valentina Illanes, quien lleva dos años trabajando en esta iniciativa, indicó que “hemos visto distintas patologías de pacientes que a veces solo necesitan pasar para conversar con el médico y sentirse, en el fondo, un poco más acompañados, así como otros que realmente necesitan atención médica quizás más de urgencia”.

Además, precisó que, “principalmente, las patologías que vemos acá son enfermedades crónicas descompensadas, pacientes que por su situación de calle nunca se han tratado, o también tenemos otros que se trataron y tenían trabajo, pero por condiciones de la vida o consumo de sustancias ya no se tratan, y en el fondo son esos pacientes a los que nosotros tratamos de rescatar para evitar que, a largo plazo, tengan alguna complicación. Entonces nuestra misión principal es detectar esos pacientes que tienen riesgo y derivarlos al Cesfam correspondiente para que continúen su tratamiento y no queden abandonados solo con la atención que les entregamos en el día”.  

Valentina Illanes comentó que “la Ruta Médica no es algo que sea muy conocido. La gente no sabe que nosotros estamos haciendo esto en los meses de invierno, y a veces se siente que los pacientes en situación de calle están muy abandonados, pero no es así, ya que no solo nosotros, sino que además otros dispositivos que también se preocupan de evitar que estos pacientes estén solos y que la gente se motive a participar para que, entre todos, logremos que abandonen esta situación y vuelvan a integrarse a la sociedad”.

Por último, el técnico paramédico, Francisco Urrutia, manifestó que “somos como parte de la primera línea en materia de salud, por lo que tenemos que interactuar con los pacientes, y muchas veces ellos no nos dicen que presentan alguna molestia porque muchas veces, por la marginación social, tienen miedo de que les prestemos ayuda, pero cuando se genera ese cariño y esa confianza, podemos lograr esa interacción y llegar de mejor manera. Esta experiencia ha sido muy linda, ya que siempre sabemos que podemos ser útiles, y poder brindarle una buena atención y un buen servicio a la gente, especialmente en situación de calle, es bien gratificante”, finalizó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
atención de saludLos Ángelespersonas situación calleRuta Médica

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes