suscríbete al boletín diario

Crónica

El Fanpage que rescata la memoria fotográfica de Los Ángeles

Convertido ya en una comunidad con más de 20 mil seguidores, el Fanpage que administra Alfredo Robles se nutre de material aportado por las propias personas que comparten en las redes sociales.


 Por Juvenal Rivera

Memoria Fotográfica, Los Angeles (16)

No fue planificado. Cuando Alfredo Robles partió con el Fanpage “Memoria Fotográfica de Los Ángeles”, su intención era rescatar las imágenes de familiares y conocidos.

“Mi inquietud sólo partió tratando de rescatar fotos con mis familiares y conocidos y esto escaló bastante”, señala con orgullo.

Eso fue hace poco menos de una década, específicamente en febrero de 2012. Y lo que partió en ese tiempo como un puñado de imágenes, ahora es un completo registro visual que ya suma más de mil 600 fotografías.

Y lo que se inició con unos pocas personas que se sumaban al grupo de Facebook, ahora ha dado pie a una comunidad de más de 20 mil seguidores que en los últimos años se ha expandido a otras redes sociales, como Twitter e Instagram, siempre con la denominación de ser articuladores de la memoria fotográfica de la capital provincial.

Se han rescatado fotos antiguas de Los Ángeles y sus alrededores, de los lugares y de personajes típicos, de familias y un ‘cuantohay’. En esta década de funcionamiento, se ha nutrido de los aportes de personas que tenían algunos registros almacenados en sus álbumes familiares, unas verdaderas joyas que han sido el deleite de quienes pueden rememorar tiempos pasados.

El mismo Alfredo Robles precisa que publican todas las fotos enviadas, salvo que tengan derechos de autor o que alguien las reclame como de su autoría. “No nos podemos atribuir o apropiar de la autoría de la foto pues no son nuestras. En la fotografía, lo más importante es que no podemos ser los protagonistas de una obra por encima de ella”.
Algunos de esos registros son colorizados por el propio Robles para procurar acercarse lo más posible a cómo se habría visto en aquellos tiempos, tomando en cuenta que hasta bien avanzada la década de los ’80, prevalecía la imagen en blanco y negro.

Aunque él mismo no se califica como “un experto en la historia de Los Ángeles ni mucho menos, ya lo quisiera, por cosas del destino estoy en eso”.

“No hay nada más gratificante que cuando de forma interna me dicen: ‘Vi con mis papás o mi abuelita las fotos de tal lugar y la hice emocionarse’. Ese es el pago que me hace seguir en esto”, señala a modo de conclusión.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes