suscríbete al boletín diario

Noticias

Dirigente angelino cumple 50 años velando por el desarrollo deportivo del básquetbol

Miguel Molina Grez fundó su primer club en el año 1971, cuando tenía apenas 12 años, apoyado por su integrantes de su familia, quienes asumieron los cargos directivos.


 Por Juan Villalobos

10801801_858731607518443_3311256468055177620_n-1

“Ser dirigente deportivo y social, instancia donde uno trabaja de forma desinteresada por el bien de la comunidad, es algo que me llena de alegría a diario. Sobre todo hoy que cumplo 50 años dedicándome a esta actividad”, aseveró Miguel Molina Grez, actual presidente de la Liga y Asociación de Básquetbol Biobío.

En conversación otorgada en exclusiva a diario La Tribuna, hizo un viaje al pasado en el que relató los orígenes de su extensa carrera inmersa en el mundo deportivo.

Todo comenzó en el año 1971 en su comuna de origen, Conchalí, donde Molina fundó, a la edad de 12 años, su primer club de básquetbol, el cual tenía por nombre “Víctor Ureta” en homenaje al locutor radial que se desempeñaba en la radio santiaguina Balmaceda, dando gran énfasis a la promoción deportiva.

Dada la corta edad del “pequeño dirigente”, esta primera agrupación de baloncesto, formada a su alero, se constituyó con apoyo del núcleo familiar, que quedó a cargo de la directiva.

“La creación de este equipo en aquel entonces logró gran difusión en Santiago y salimos incluso promocionados en el diario La Tercera, lo que ayudó a que muchos deportistas llegaran a nuestro lado, junto a los auspicios y también personas que solidarizaron con nosotros y nos regalaron indumentarias que nos permitieron formar parte de diversas competencias”, relató Molina.

COMIENZA EL VIAJE

Tras la fundación del “club de sus amores”, el dirigente debió emprender un nuevo rumbo al entrar al Ejército a sus 17 años, instancia que le permitiría seguir participando activamente de los seleccionados de básquetbol al interior de la institución castrense.

De esta forma, siguió participando activamente y concretó la inscripción de un emblemático elenco del baloncesto en el contexto militar, que tenía por nombre Arica Siempre Arica.

Su periplo en la gestión de instituciones continúo a lo largo de los años y finalmente llegó a Los Ángeles, capital provincial de Biobío, donde echó raíces de manera definitiva en el año 1993.

“En aquel entonces, el destacamento angelino tenía como representante a un equipo de gran nivel competitivo –conocido como Militar–, en el cual había muchos jugadores de gran nivel, lo que claramente creó una lista de espera, ya que los titulares eran inamovibles, por lo que sugerí crear un equipo B, el cual denominamos Andino, el cual tiene 22 años de vida y donde hemos formado jugadores profesionales, logrando incluso estar presentes en la Liga Nacional de Básquetbol”, explicó Miguel Molina

Históricamente, el equipo angelino Militar fue el primero en la provincia de Biobío en cruzar las fronteras cordilleranas para participar de un campeonato organizado en Argentina, instancia organizada por Molina.

“Hay que golpear muchas puertas y tener dedicación para lograr obtener apoyo de las autoridades. Formar jugadores y cambiar la vida de la juventud por medio del deporte es algo que realmente me motiva a diario para seguir trabajando de forma sincera y desinteresada”, aseveró con emoción el dirigente angelino.

PROYECCIÓN DEPORTIVA

Pese a que este 2021 ha sido un año de total paralización para muchos deportes, la gestión detrás del escritorio no se ha detenido. Un claro ejemplo de ello es el básquetbol angelino, donde por segundo año consecutivo están realizando los preparativos para materializar la realización de un campeonato sudamericano de clubes, en la inédita modalidad mixta.

Con fecha tentativa de ejecución para enero o diciembre del presente año, a la cita ya han confirmado su presencia elencos provenientes de Perú, Argentina, Venezuela y, por supuesto, Chile, que será representado por la Selección del Biobío. Cada país será representado por un club en sus series varones y damas, por lo que la competencia estará formada por ocho elencos en total.

“Ya realizamos todas las postulaciones pertinentes para tener el financiamiento de esta gran instancia deportiva. Tenemos mucha fe en que este nuevo año podamos reactivar el básquetbol, siempre y cuando la pandemia lo permita. Esta nueva versión se desarrollará en la modalidad Sub 23, enfoque que tiene la finalidad de potenciar un nuevo semillero deportivo y nuevos talentos”, explicaron desde la gerencia de la Asociación y Liga de Básquetbol de Los Ángeles.

Los representativos serán, desde Tacna, Perú, el club 28 de Agosto; desde Argentina el club Gregorio Álvarez, de Neuquén, y desde Venezuela el equipo representativo estará compuesto por jugadores pertenecientes a la Asociación de Básquetbol Santiago.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes