suscríbete al boletín diario

Noticias

Iglesias Evangélica y Católica rechazaron aprobación de proyecto de Ley de Eutanasia aprobado en la Cámara de diputados

Coincidieron en expresar que esta iniciativa va en contra del “derecho a la vida”


 Por Cristian Salazar

EUTANASIA

Representantes de la Iglesia Católica y Evangélica en la provincia de Biobío dieron a conocer su rechazo a la aprobación del proyecto de Ley de Eutanasia o muerte asistida que se despachó al Senado la tarde de este martes, debido a que esta normativa legal, que buscará su aprobación en la Cámara Alta, apunta -afirmaron- en una dirección opuesta a los lineamientos y fundamentos cristianos de las organizaciones religiosas de la región.

IGLESIA EVANGÉLICA

La coordinadora regional de la Comisión Nacional Evangélica por la Familia y la Vida, Yulisa Ojeda conversó con diario La Tribuna en relación a este proyecto de ley, indicó que “si bien la situación en la que estamos viviendo en nuestro país no es la mejor, y lo más doloroso es que mientras ocurre esto, dentro del Congreso se debaten proyectos de ley como la Eutanasia, entonces es preocupante la situación. Es preocupante lo que están promulgando. Para nosotros es muy doloroso y es muy triste ver que se están enfocando en quitar vidas en vez de preocuparse de las verdaderas necesidades que hay en nuestro país”.

Ojeda agregó que “nosotros rechazamos completamente el proyecto de eutanasia porque consideramos que existen cuidados paliativos que se pueden hacer con anticipación, y de esta manera evitar este suicidio asistido. De hecho, uno de los principios fundamentales de los derechos humanos es la protección de la dignidad del hombre, y eso se revela y es materializado en el derecho a vivir y a vivir dignamente. Entonces, el que quiera quitar la vida a una persona que tiene una enfermedad terminal, realmente es algo que ahora en este contexto no es primordial. Esto va en contra de nuestros principios. Creemos que el que da y quita la vida es el Señor, por ende rechazamos este tipo de proyectos, lo mismo con el proyecto de aborto que se presentó, estas ideologías de género que se han estado promoviendo dentro del Congreso, que pueden traer consecuencias graves a nuestro país”, sentenció.

Finalmente agregó que “como Iglesia y como hijos de Dios, no sólo en la región de Biobío, sino que a nivel nacional, hay hermanos y pastores que dan a conocer su postura frente a esto, y obviamente es un rechazo como bien ya mencionaba a este proyecto, porque al fin y al cabo, nosotros no somos nadie para quitarle al vida a otra persona, y menos cuando se trata de una enfermedad terminal. Además trae consecuencias a las familias, consecuencias sicológicas, morales, siquiátricas, por lo que  nosotros como iglesia rechazamos este proyecto”.

Yulisa Ojeda, coordinadora regional ConFamilia Biobío

IGLESIA CATÓLICA

Por su parte el encargado de comunicaciones del Obispado de Los Ángeles, el sacerdote Gustavo Valencia, también se refirió al proyecto de ley aprobado en la Cámara de Diputados, puntualizó que “lo que dice la Iglesia sobre el hombre en sí, es que hay que respetar la vida desde su concepción, hasta su muerte natural. La iglesia católica eso es lo que busca, por lo que estamos en contra del aborto, y también en contra de esa eutanasia. Digo de esa eutanasia porque acá hay una cosa bien de sentido, en este caso la palabra proviene del griego que significa “buena muerte”, entonces yo digo que queremos la buena eutanasia, o sea que la persona muera con sus seres queridos, con su familia, con quienes les están entregando todas sus ayudas mientras él está enfermo, esa es, pero la eutanasia que ellos están proponiendo no”, indicó el sacerdote.

Consultado sobre la situación que podría vivir el personal médico que esté en contra de la medida y que podrían verse obligados a realizar este tipo de procedimientos en enfermos terminales, el padre Valencia se mostró a favor de entregarle las garantías para que tengan la libertad de no participar de una muerte asistida, “además que el médico debería no haber jurado que va a respetar la vida de las personas, ya que todo médico debe jurar justamente el juramento hipocrático, donde va a decir que siempre va a hacer las cosas para que sus pacientes mejoren, pero este procedimiento no es una mejoría, es una muerte solamente, por lo que ellos deberían de jurar simplemente ya que si acceden a realizar este tipo de procedimientos, su juramento no vale”, destacó.

Finalmente, como representante de la iglesia católica expresó “el llamado que nosotros siempre hacemos como iglesia es a respetar la vida, y más que buscar cómo “deshacernos” de una persona, darle todas las cosas que él necesita para una muerte digna. Hoy día están legislando sobre la eutanasia, pero no se legisla para que la persona que está enferma pueda tener todos los remedios que le sirvan para aminorar los dolores, o muchas veces para darle mejoría. Vemos muchas veces a personas que tienen que estar buscando a través de  bingos o rifas el dinero para comprar sus medicamentos, por lo que el Parlamento tendría que buscar la forma de darle eso a las personas que más lo necesitan, y no estar haciendo una legislación sobre algo que no les pertenece, ellos no pueden estar sobre Dios que es él, quien se preocupa de la vida del hombre”, finalizó.

Padre Gustavo Valencia, encargado comunicaciones Obispado Los Ángeles
Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes