suscríbete al boletín diario

Noticias

Angelina denuncia a falso veterinario por muerte de su mascota

Diario La Tribuna intentó contactar al hombre que atendía en una clínica ubicada en un inmueble arrendado en avenida Vicuña Mackenna a la altura del 200, sin embargo, no hubo respuesta y en el lugar no existe rastro alguno de la veterinaria.


 Por Camila Celis

21105894_10155604393438774_6394573267429946202_n

Roxana Ormeño Correa denunció a un falso veterinario, de iniciales N.B.H., luego de que esterilizara a su perrita Bonnie con resultado de muerte. El hombre atendía en la clínica La Manada, en Los Ángeles, donde ejercía la profesión de manera ilegal.
La propietaria de la mascota relató el proceso que vivió desde que dejó a Bonnie en la veterinaria. “La dejé un día sábado para que la esterilizara, y ahí me dijo que si salía todo bien, ese mismo día me la podía llevar a casa. Estuvo allá durante todo el día, y como a las 4 de la tarde lo llamé para saber cómo estaba, y me dijo que salió todo bien”, explicó Ormeño.
Cerca de las 7 de la tarde, Roxana se dirigió a la clínica para retirar a su perra y se percató de que “estuvo sola durante todo el tiempo de recuperación, porque cuando la fui a buscar, él venía llegando junto conmigo. Me la entregó y me dio las indicaciones del post operatorio y me dijo que la llevara unos días más para sacarle los puntos. Ahí ya la vi muy decaída, pero pensé que era normal por la anestesia.”
El animal falleció durante la madrugada del día siguiente, y su propietaria decidió contactar al sujeto que realizó la operación. “Lo llamé varias veces, pero no contestó, así que empecé a hacer varias funas por redes sociales, y también encontré otras contra la misma clínica. Ahí me di cuenta de que una de las funas decía que el tipo no era veterinario, y cuando fui a encararlo a la clínica, ya no tenía el letrero de clínica veterinaria”, contó la mujer.
Ese mismo día, la propietaria de la mascota realizó la denuncia ante Carabineros por maltrato animal y ejercicio ilegal de la profesión. Respecto a esto, el médico veterinario de Los Ángeles, Alex Arancibia, explicó que “no es primera vez que vemos esto. El caso de La Manada es muy especial porque el papá de esta persona era médico veterinario y trabajaba en Santa Bárbara. Después él comenzó a ejercer la profesión sin tener el título”.
Además, el dirigente agregó que “yo he recibido varios casos de la misma veterinaria. Una vez nos llegó un perrito que este tipo había esterilizado y lo dejó con peritonitis. La información que a nosotros nos llegó da cuenta claramente de un ejercicio ilegal de la profesión y maltrato animal, y las dos cosas son un delito. Además de verse afectados los animales, también dañan a sus dueños, a niños y a familias completas.”
Diario La Tribuna intentó contactar al cuestionado hombre que ejercía la profesión ilegal, sin embargo, no hubo respuesta telefónica y en el lugar no existe rastro alguno de la veterinaria.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
DenunciaesterilizacionMaltrato AnimalVeterinaria

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes