suscríbete al boletín diario

Noticias

Fiscalizan productos pecuarios y fertilizantes que se internan por puertos de la región

También se inspeccionan productos hortofrutícolas como plátanos y ajos, maderas elaboradas, bebidas alcohólicas y embalajes de madera.


 Por Juvenal Rivera

10-3, SAG

Productos de origen pecuario, fertilizantes, granos, frutas frescas, sustratos, frutas y hortalizas procesadas, semillas, artículos de maderas elaborada, bambú, alcoholes, maquinarias de uso agrícola, son algunos de los productos importados a Chile, a través de los puertos de la región del Biobío, los cuales son fiscalizados por funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). La idea es verificar el cumplimiento de los requisitos sanitarios de nuestro país y evitar el ingreso de plagas y enfermedades que puedan afectar al sector silvoagropecuario nacional.

“El control de ingreso de productos y subproductos de origen vegetal y/o animal, así como insumos para la agricultura, alimentos para animales o medicamentos veterinarios lo realiza el SAG a través de la verificación del cumplimiento de la normativa legal vigente chilena. Por ello, en cada puerto, previo al ingreso de estos productos, nuestros funcionarios, en este caso de la oficina Talcahuano, realizan una revisión documental y luego una inspección de los productos, lo que nos permite verificar  que las mercancías que se importan estén libres de plagas y enfermedades ausentes en el territorio nacional”, destacó Iván Ramírez Delpín, director regional del SAG de Biobío.

El 79% de las importaciones agrícolas inspeccionadas en los puertos de Biobío, entre el 2019 y 2020, corresponde a fertilizantes, constituyéndose en la principal vía de ingreso a nuestro país.

“Entre enero y octubre de este año han ingresado más de 491 mil toneladas de fertilizantes mientras que el 2019 se autorizó la internación de 578 mil toneladas, siendo la urea el principal fertilizante que ingresa a Chile a través de nuestros terminales portuarios, la cual proviene, generalmente, desde Estados Unidos y China y en menor medida desde Malasia y Rusia. En el caso de los productos productos pecuarios para la alimentación animal se fiscalizaron 651 mil toneladas en el mismo periodo”, indicó el director regional.

Por su parte, José Bravo Roznowski, jefe de la Oficina SAG Talcahuano, informó que también ingresan otros productos como granos, destacando las importaciones desde Argentina de trigo y cebada natural para la industria y en menor proporción maíz y avena provenientes de Norteamérica.

“La fruta fresca es otro producto que ingresa a través de los terminales portuarios de Biobío como plátanos procedentes de Ecuador. El ajo, por ejemplo, ha ido aumentado el volumen de internación. Este año hemos inspeccionado 459 mil kilos provenientes de China y el año pasado se importaron casi 540 mil kilos”, dijo el jefe de oficina.

En el caso de alcoholes importados destaca la cerveza proveniente, principalmente, de Estados Unidos. Este año, a octubre, se ha autorizado el ingreso de más de 927 mil litros de bebidas alcohólicas y vinagres, regulados por el SAG, mientras que el año pasado se internaron casi 4 millones de litros de estos productos.

“En el caso de las bebidas alcohólicas al SAG le corresponde verificar las condiciones de potabilidad, y genuinidad junto con el cumplimiento de la normativa nacional, motivo por el cual se toman muestras, las que son analizadas en los laboratorios del Servicio”, dijo Iván Ramírez.

IMPORTACIÓN DE MAQUINARIAS

Otras mercancías de importancia fitosanitaria inspeccionadas por el SAG son las maquinarias usadas, procedentes, principalmente, de Estados Unidos Alemania y Países Bajos.

“Entre 2019 y octubre de 2020 hemos inspeccionado 275 maquinarias. Los principales incumplimientos que han detectado nuestros inspectores son presencia de suelo, restos vegetales y plagas, como algunos gastrópodos (caracoles), ausentes en el territorio nacional, motivo por el cual se debe aplicar un tratamiento con el fin de evitar el ingreso de plagas a nuestro país”, dijo el Director Regional del SAG de Biobío.

En el caso de la importación de ropa, vehículos y juguetes usados procedentes de Estados Unidos éstos deben cumplir un tratamiento sanitario, aplicado en origen, para la plaga cuarentenaria Halyomorpha halys, la que se caracteriza por atacar una amplia variedad de especies vegetales (más de 170 especies) siendo las más atacadas las leguminosas, frutales y hortalizas. Además, debido a su alta agregación poblacional, provoca molestias en las personas ya que en la época de frío se refugia en los inmuebles. Desde 2019 a la fecha se han inspeccionado 7457 unidades de estas mercancías, sin que se haya interceptada en los puertos de la región.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes