suscríbete al boletín diario

Noticias

Nelson Figueroa: el jinete de Cabrero con más de mil triunfos en la hípica nacional se mantiene vigente pese a la crisis

Gracias a su destacada carrera el jinete se encuentra representando los colores de las más prestigiosas familias de la hípica chilena.


 Por Juan Villalobos

destacada-4

Los últimos meses han sido definitivamente oscuros para la hípica en Chile. Tras una paralización total en su momento, el retorno a las pistas se ha efectuado de forma gradual y sin público en las competencias.

En los principales reductos del país, como Valparaíso, Santiago y Concepción, los pura sangre han vuelto a galopar para dar vida al denominado “deporte de reyes”, ante un futuro que vislumbra como incierto en cuanto a retomar el ritmo habitual y abrir sus puertas totalmente.

En este contexto, desde el sector aseguran que la crisis ha traído  duros momentos, incluso que la inactividad física ha causado que algunos caballos se enfermen (es importante destacar que los animales de alta competencia están acostumbrados a un estricto régimen de ejercicios).

En algunos casos, incluso los mismos dueños de los equinos manifiestan que ya no pueden costear mantenerlos, lo que implica que el preparador no tenga ingresos para eventualmente alimentarlos y pagarle a sus trabajadores.

En el contexto de esta preocupante situación, Diario La Tribuna conversó en exclusiva con uno de los jinetes más premiado del último tiempo en la hípica chilena, el cabrerino Nelson Figueroa, quien – a sus 38 años – ha ganado más de mil carreras en el circuito nacional, formando parte indiscutida de la élite de esta disciplina.

Actualmente radicado en Santiago para estar más cerca de los principales “Derbi”, el jinete realizó una pausa en su ajetreado día, relatando cómo ha vivido estos meses de crisis sanitaria. Gracias a su destacada trayectoria, no ha dejado de competir ya que ha sido llamado para vestir los colores de las más prestigiosas familias de la hípica chilena.

  • ¿Cómo ha vivido estos últimos meses desde que se retomaron las carreras sin público?

A mediados de agosto retomé de lleno las carreras participando sin público en las pistas, ahora todo se transmite por internet además de las redes sociales. Hemos intentado retomar de esta forma nuestras labores de la manera más normal posible. Hacemos nuestra “pega” de jinetes, trabajamos en las mañanas, los cuidadores hacen sus respectivo aseo, como en cualquier empresa, tomando todas las precauciones necesarias que demanda la actual crisis sanitaria claramente.

Hoy en día estoy participando en los hipódromos centrales, en el Club Hípico de Santiago y los martes y jueves por medio también estoy viajando a Concepción a correr.

He tenido resultados positivos he logrado buenas victorias en los hipódromos, de agosto a la fecha he logrado cosechar más de 35 triunfos, no me puedo quejar.

  • Su gran trayectoria lo tiene representando a destacados establos ¿Junto a quién se encuentra corriendo actualmente?

Gracias a Dios todo se ha dado favorablemente. El sábado pasado corrí junto a la familia Heller el clásico Alberto Solari Magnasco donde tuvimos una gran participación con una yegua que por primera vez corría la distancia de 2 mil metros. Todos quedamos muy conformes con la performance. Aún continuamos representando los colores de don Carlos que son muy antiguos y de gran prestigio en la hípica.

También estamos trabajando con nombres de trayectoria, como Rafael Bernal, quien nos ha dado grandes oportunidades, Rafael Quiroz también, y además junto a Jorge e Ignacio Inda. También me gustaría agradecer a todos los preparadores que nos han brindado su apoyo, como los del Stud Hermanos Sagardía.

  • ¿Qué mensaje de esperanza y aliento le entregaría a la comunidad de la hípica chilena?

Me gustaría decirles a mis colegas que Dios nos acompaña ante todo; el mejor de los ánimos. Sé que estamos experimentando cosas muy difíciles y nadie esperaba esta situación. Hay que saber sobreponernos. Hemos vivido momentos muy difíciles tanto preparadores, jinetes y propietarios. En los hipódromos se ha hecho un esfuerzo sobrenatural para sacar la hípica adelante, lo hemos demostrado trabajando con dedicación y profesionalismo, es la base de todo objetivo en la vida.

Me gustaría aprovechar esta gran instancia y agradecer el apoyo de toda mi familia en estos duros momentos, mi esposa y mis tres hijos.

Además me gustaría mencionar a mi secretario Lugo Flores, quien me ayuda a gestionar todas las carreras junto a las familias, a Familia Menghini y Yáñez, junto a todos los amigos que de forma incondicional han estado conmigo.

ÉTICA DE TRABAJO

Actualmente la rutina del jinete parte a las 5 de la mañana, dirigiéndose a Hipódromos Chile, donde monta los caballos que correrá semanalmente. Posteriormente sigue con los aprontes, labor que culmina alrededor de las 11 de la mañana.  Los días de carrera se vuelve todo más vertiginoso, ajustando sus horarios a las competiciones que generalmente son a las 12 del día y las últimas se extienden hasta las 21 horas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes