suscríbete al boletín diario

Noticias

El impresionante registro gráfico que muestra los inicios de transporte terrestre en la provincia de Biobío

La Revista Caminos comenzó a publicarse en enero de 1927 y muestra la historia de las carreteras, caminos y puentes, incluidos los de nuestra provincia de Biobío.


 Por Prensa La Tribuna

DESTACADA, Los ANgeles, pasado Paillihue, 1930

Aunque suene de Perogrullo, la construcción de las carreteras está directamente relacionada con los primeros vehículos que se empezaron a masificar a principios del siglo pasado.

Fue recién en octubre de 1913 cuando el inició la fabricación en líneas de producción de los Ford modelo T que el automóvil tuvo precios más asequibles.

Ciertamente que esta revolución del transporte también se trasladó a nuestro país y ciertamente que llegó hasta los apartados confines de la provincia de Biobío.

Fue en la década del 20 cuando es urgente la necesidad de contar con caminos y puentes que permitieran el desplazamiento de esos automóviles, buses y camiones.

De ese tiempo datan las primeras obras viales, intervenciones muy primarias y básicas que consistían en habilitar las franjas de terreno y la colocación de una base de piedras. El cemento se empezó a usar algunas décadas después, el asfalto mucho después.

De fines de los 20, como parte del plan para unir al país de extremo a extremo en la carretera longitudinal (conocido como la Panamericana), viene la Ruta 5 Sur actual, aunque su pavimentación se inicia recién en la segunda mitad de la década del 50. También vías como el camino a Antuco y sus variantes a Tucapel y Quilleco, aunque su foco siempre fue pensado como un camino de conexión internacional con Argentina. De esa época también data la ruta hacia Ralco y la prueba más palpable es el puente Huequecura, sobre el río Biobío, en el trazado de camino hacia esa zona cordillerana que estuvo aislada por siglos.

Esos inicios de las rutas de Biobío se pueden conocer en la Revista Caminos, cuyo formato digital está a disposición gracias una iniciativa de Extensión de la Cámara Chilena de la Construcción y la División de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Se trata de 147 ediciones entre 1927 y 1980 que recogen el legado de una revista relativa al desarrollo de la ingeniería y la construcción vial de nuestro país durante gran parte del siglo XX.

El proyecto de digitalización implicó un año de trabajo y totalizó la digitalización de más de 8 mil páginas, que ya se encuentran disponibles a todo público de manera gratuita en www.biblioteca.cchc.cl.

Revista Caminos comenzó a publicarse en enero de 1927 de manera mensual hasta 1942. Al año siguiente comenzó a ser bimensual, para transformarse en una publicación trimestral desde 1948 hasta 1959. A inicios de los años 1960 la revista continúa publicándose 2 veces al año, pero en 1963 se reduce a una vez al año hasta 1980. En 1988 se publicó una edición especial conmemorando los 100 años del Ministerio de Obras Públicas.

En sus páginas se encuentra contenido histórico como los desafíos de la construcción de la Panamericana, hoy Ruta 5, la ruta Santiago-Valparaíso, los caminos transversales por los bosques y lagos del sur, caminos interiores en el desierto por la zona de Antofagasta e Iquique, entre otras obras viales que son testimonio de la evolución que ha tenido Chile en materia de infraestructura vial. Y, por cierto, la historia de los caminos en nuestra provincia de Biobío.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes