suscríbete al boletín diario

Noticias

Vecinos en conflicto con pastor evangélico por uso de sede comunitaria por más de ocho años

El cuestionado pastor evangélico se defiende al asegurar que la ley lo ampara, al tiempo que asegura, que espera entregar la sede de aquí a diciembre próximo.


 Por Patricio Gallegos

Foto JJ.VV 2

La presidenta de una Junta de Vecinos de la villa Padre Alberto Hurtado en Los Ángeles, denunció que un pastor evangélico estaría haciendo un presunto mal uso de la sede social que se entregó por parte del municipio angelino. Se trata de la sede del sector norponiente de la ciudad, la cual habría sido ocupada por el grupo evangélico por hace más de ocho años.

Lo anterior fue denunciado por Rosemary Peralta, presidenta de la junta vecinal, quien afirmó que la situación ya había sido acusada a la Municipalidad de Los Ángeles, “hace más de ocho años, el pastor José Acuña hizo uso de la sede que nos pertenece a todos los vecinos y este señor se quedó ahí nomás y hasta la fecha no la devuelve, pero el alcalde le pidió que tenía que entregarla el 15 de diciembre, esperamos que cumpla, porque nos ha pasado otras veces que después no se van”. 

La dirigente vecinal, indicó que durante este tiempo de crisis sanitaria han estado realizando ollas comunes y que no disponen de ese espacio “nuestros mismos vecinos nos prestan sus casas, nosotros andamos de allá para acá, haciendo nuestra ollita comunitaria, lo otro que nos llegan donaciones y no tenemos dónde dejar la mercadería, porque a veces le damos una dirección y después otra, por lo mismo la gente no nos toma en serio”.

“Esto nos perjudica, porque durante todo este tiempo hemos tenido que hacer reuniones en la calle, nosotros como Junta de Vecinos nos reunimos en un parque que hay en la villa porque no tenemos nuestra sede y en el invierno nos prestan el colegio Biobío y la verdad nunca la hemos usado, porque el pastor cuando supo que estaba desocupado fue inmediatamente a pedirla” sostuvo la Peralta.

Diario La Tribuna se contactó con el pastor de la Misión de la iglesia del señor, José Acuña Núñez, quien representa a el Templo que lleva por nombre “Betesda”, manifestó que es cierto que llevan esa cantidad de años, pero “cuando nosotros llegamos ese lugar estaba abandonado, por lo mismo eso me lo ofreció la Municipalidad en la administración de Eduardo Borgoño, hace unos nueve o diez años atrás y todas las mejoras que tiene ahora las hemos hecho con mis hermanos”.

Acuña por lo mismo informó que “junto al alcalde de Los Ángeles firmaron un acuerdo el ocho de octubre, donde yo tengo 60 días hábiles para dejar el lugar y lo único que yo estoy esperando es que la persona que nos cuida, tiene que recuperar su casa para que nosotros dejemos la sede vecinal y ya hay un acuerdo que nosotros pretendemos cumplir porque tenemos todo en regla”.

Además, aseguró que la actual legislación le permite prolongar el uso de dicha instalación “porque hay leyes que me amparan, sobre todo la de Bienes Nacionales, que indica que, si uno ocupa un lugar por más de cinco años, la ley me lo permite, pero tampoco quiere generar más problema al alcalde, porque él no fue el que me autorizó a usar la sede”.

La Junta de Vecinos del sector villa Padre Alberto Hurtado quedaron a la espera de que la fecha dada por la municipalidad de Los Ángeles al pastor evangélico se cumpla y así poder recuperar las instalaciones que le pertenecen a todos los vecinos del sector.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes