suscríbete al boletín diario

Noticias

Vecinos del sector La Mona se tomaron caminos para exigir medidas de mitigación al polvo

Cansados de la situación que enfrentan cada verano, los pobladores aledaños a la ruta Q-30 se tomaron el camino e impidieron el paso de vehículos


 Por Constanza Reyes

Polvo1

Pasadas las 11 de la mañana de ayer, un grupo de vecinos del sector La Mona, a unos 27 kilómetros del área urbana de Los Ángeles, decidieron manifestarse, para exigir una solución al polvo que en esta época del año les afecta, e incide directamente en su salud.

En un lugar denominado “Los Cruceros”, con acceso hacia Los Troncos, Cancha Rayada, Peñaflor y Haras del Laja, los afectados se desplegaron con sus vehículos, pancartas y banderas, para interrumpir el paso de otros automóviles, pero especialmente de camiones.

Y es que según su relato, estas máquinas de alto tonelaje, circulan a gran velocidad por los caminos, generando la contaminación que afecta la calidad de vida de las familias que escogieron el área rural precisamente para vivir más tranquilos y alejados del ajetreo de la ciudad.

Andrea González, dirigenta de una de las juntas de vecinos, señaló que “nos cansamos de esperar y decidimos no dejar pasar ningún tipo de camión, ni ningún vehículo por todo lo que es la ruta Q-30, desde La Mona hasta el Álamo Huacho”.

“Empezamos a gestionar todo desde el año pasado, a principios de año volvimos a enviar correros, el (director provincial de vialidad) ha venido presencialmente a nuestro sector y siempre nos dice que tenemos que esperar”, añadió la afectada.

DAÑOS A LA SALUD

Mireya Lobos, una de las afectadas, se vino desde la comuna de Isla de Maipo –Región Metropolitana- a vivir en La Mona para tener una mejor calidad de vida, ya que tanto ella como su esposo, ambos adultos mayores, son enfermos crónicos.

Sin embargo hoy está decepcionada, porque el polvo no los deja vivir. Cuenta que reside con una menor de cinco años, quién tiene su cuerpo lleno de ronchas a causa de la contaminación, mientras que ella respira con dificultad.

“Estamos desesperados acá, no hayamos qué hacer. Por un lado la tranquilidad es impagable, pero lo demás horrible”, lamentó Lobos, quien no ha tenido buena suerte al intentar dialogar con los conductores que transitan por el lugar.

Para la afectada y su esposo, la aplicación de matapolvo podría mitigar los efectos de la contaminación, o en su defecto agua, por lo que llamó a las autoridades a tomar cartas en el asunto.

En la misma línea Carlos Inostroza, dirigente de los adultos mayores, explicó que “esto es insoportable, acá usted se dio cuenta como los vehículos andan a toda velocidad, y los camiones sobre todo, los camiones grandes, que pasan y utilizan esta vía desde La Mona a Los Ángeles por la ruta Q-20 haciendo el quite a la romana, entonces la vía de ellos es esta, y somos nosotros los perjudicados”.

Todos estos motivos fueron escritos por niños y adultos que mantuvieron en el aire pancartas y banderas, agobiados porque los meses de calor recién comienzan, y con ello las molestias para quienes residen en el lugar de conexión estratégica entre las comunas de Los Ángeles y Laja.

SOLUCIÓN

Diario La Tribuna se contactó con la gobernación de Biobío, desde donde anunciaron hace algunos días que para este año se contempla la aplicación de matapolvo en 405 kilómetros de la provincia, antes del verano, sin embargo la ruta Q-30 no está considerada de este plan.

Por lo anterior, se consultó al Ministerio de Obras Públicas, desde donde indicaron que no cuentan con solicitudes de parte de esta junta de vecinos en particular, sin embargo ya se gestionó una solución.

Cristian Delgado, jefe provincial de Vialidad, sostuvo que “no había recibido a la fecha requerimiento de aplicación de este producto en este sector, sin embargo hace un tiempo atrás hubo una reunión con la presidenta de la junta de vecinos, donde se pudo determinar que estos requerimientos habían sido efectuados a otra entidad”.

Más allá de lo anterior, y viendo la condición y la complejidad del camino, “se tomó la determinación de incluirlo de todas maneras, lo cual ya está incorporado en el programa de este año”.

Así las cosas, los afectados podrían ver una solución a sus demandas dentro de los meses de Noviembre a Diciembre, conforme al programa establecido por la empresa global que está aplicando el producto.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes