suscríbete al boletín diario

Noticias

Tammy Pustilnick, socia fundadora de Descentralizadas: “La crisis sanitaria tiene rostro de mujer”

“Tener perspectiva de género significa entender el contexto y la realidad para apoyar de manera efectiva y poder retornar al trabajo de manera igualitaria”, dijo la abogada.


 Por Juvenal Rivera

Tammy Pustilnick, Descentralizadas

Tammy Pustilnick, presidenta y socia fundadora de “Descentralizadas”, aportó la mirada de género en el conversatorio sobre lo que se viene para la provincia de Biobío después de la pandemia, actividad organizada por Cidere.

Y lo hizo con un caudal de datos que revelan las profundas diferencias entre hombres y mujeres, elementos que – a su juicio – deben ser tomados muy en cuenta a la hora de pensar en la reactivación económica.

“La crisis sanitaria tiene rostro de mujer, no es neutral al género y, por ende, las respuestas para reactivar la economía, no deberían serlo. Significa que visualicemos las desigualdades de género en el ámbito laboral y consideremos los impactos por la crisis sanitaria, y los desagreguemos por género”, señaló Pustilnick.

Aportó datos. Por ejemplo, el 63% de los trabajadores de la salud son mujeres que, en esta crisis sanitaria, están expuestos a un mayor riesgo de salud por trabajar en la primera línea contra el Covid-19. Ese porcentaje también considera al personal de limpieza, lavandería y alimentación que labora en los recintos asistenciales.

65% de los trabajadores del comercio son mujeres, uno de los rubros más afectados por la caída de la actividad económica luego de desatarse la pandemia. Lo mismo sucede con las trabajadoras de casa particular donde casi el 100% de ellas son mujeres.

¿Más datos? La brecha salarial en la Región del Biobío alcanza casi al 18% y en el nivel educacional llega al 30%, siempre en desmedro de la mujer. Como si fuera poco, la participación femenina en el mundo del trabajo cayó del 46 al 35%.

Un último antecedente: la mujer debe dedicar nueve horas más a la semana que los hombres (equivalente a una jornada laboral completa) en roles de cuidado del hogar, como cuidado de niños o adultos mayores.

“Esta crisis sanitaria tiene rostro de mujer y, por lo tanto, es importante entender las brechas de género y los efectos del Covid-19 en este ámbito”, aseguró.

“Sin un cambio en la organización social y cuidado doméstico, no podremos resolver los desafíos de la reactivación económica que sea sostenible en el tiempo. Tener perspectiva de género significa entender el contexto y la realidad para apoyar de manera efectiva y poder retornar al trabajo de manera igualitaria”.

Por lo mismo, sugirió algunas medidas como subsidiar la contratación que sea diferenciada por género, además de hacer algo similar o apoyar el cuidado de quien requiera cuidados especiales, como niños y adultos mayores.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes