suscríbete al boletín diario

Noticias

La enriquecedora experiencia educacional que está desarrollando el Liceo Comercial B-64

Los funcionarios del establecimiento están desarrollando una estrategia en la que procuran integrar a toda la comunidad educativa, pese a las dificultades propias de la pandemia.


 Por Constanza Reyes

811612b5-8d6b-4727-bc94-b8cb61a72b6f

El 5 de marzo, con la llegada del nuevo director del Liceo Comercial Diego Portales Palazuelos, Gabriel Díaz, el establecimiento inició la planificación del año escolar, sin avizorar los desafíos inmediatos que este proceso traería. Alcanzaron a asistir una semana a clases presenciales, cuando el Covid-19 los obligó a reformular y repensar la estrategia, según algunos lineamientos, que además, no estaban del todo claros.

Loreto Sepúlveda, jefa de la Unidad Técnico Pedagógica del recinto técnico profesional, recuerda que desde el Mineduc “se mandató seguir avanzando, continuar con el proceso educacional y aportaron con la página “Aprendo en Línea”, que carecía de proceso de enseñanza, no contaba con metodología, sólo las guías, material sin un proceso metodológico que es lo que aporta el profesor”, relató.

Pero además, debían luchar con la disposición de conectividad de los alumnos, ya que no todos tienen acceso a internet, y también los apoderados “se vieron tan agobiados en un inicio de esta pandemia respecto a las labores que ellos tenían que hacer en torno a la educación”, que fue necesario establecer una estrategia conjunta, explicó la profesional.

Fue así como se dieron a la tarea de reformular la experiencia educacional a nivel remoto, pero con la decisión de que generarían un proyecto propio y con lineamientos distintos, que hacen de esta una “experiencia potente”, que involucra a los 1.300 alumnos y a los 120 profesores y asistentes educacionales.

Lo primero fue hacer un análisis de la situación, para verificar con qué herramientas contaban los jóvenes (70% de ellos tiene acceso a internet directo y otro porcentaje menor a través de redes sociales), no sólo en relación a la conectividad, sino también, a sus aparatos tecnológicos.

“Más del 86% de nuestros estudiantes están teniendo un proceso de enseñanza como tal, a través del contacto con sus profesores, ya que se les entrega el material, pueden preguntar a sus profesores y pueden responder”, precisó orgullosa Sepúlveda.

De esta forma, los estudiantes cuentan con una plataforma que les permite desarrollar clases sincrónicas, todas las semanas, en cada asignatura por nivel, lo que supone una tarea ardua por parte de los profesores, que además hace referencia al sello tecnológico que tiene el establecimiento, junto a un programa de acompañamiento por parte del equipo de convivencia.

DESAFÍO DOCENTE

Tres instancias de perfeccionamiento en el área han tenido los funcionarios del Liceo: una interna desde el equipo técnico pedagógico, y otras dos capacitaciones externas, con un giro hacia esta nueva realidad.

Así lo informó Moisés Figueroa, profesor coordinador del Departamento de Lenguaje, quien reconoció que “ha sido un desafío, porque en la enseñanza tradicional uno no tiene necesidad muchas veces de utilizar tantas herramientas tecnológicas, pero ahora nos hemos actualizado para enseñar online, con todo lo que significa, con todo lo que reviste, desde tener una buena conexión a internet, a empaparse de esta nueva cultura, pero la voluntad el amor la educación y la dedicación, lo ha hecho posible”.

De esta forma cuentan con un aula virtual, “que nos abrió varias posibilidades en sí misma, y hoy nosotros desde el aula sincrónica que estamos implementando, estamos utilizando “Meet” como principal herramienta o vía para clases, y estamos aprendiendo e implementando otras herramientas tecnológicas que nos permiten ser más dinámicos en ese sentido como Kahoot!”, señaló.

COMUNIDAD ESCOLAR

Dafne Quintana, vicepresidenta del Centro de Alumnos del Liceo Comercial, sostuvo que si bien pasar por este proceso “ha sido enriquecedor desde el punto familiar, al principio me costó, me sentía un poco más presionada y nerviosa por lo que podía pasar en un futuro, pero ahora me he ido acostumbrando al nuevo sistema, y se me ha hecho positivo”.

“He tenido contacto con muchas personas del liceo y todos están en lo mismo, al principio la preocupación por las notas, si iban a pasar o no de curso, y los problemas de conectividad, porque no tienen buena red, pero el Liceo de a poco ha ido arreglando eso, porque ahora podemos acceder al aula virtual con redes sociales gratuitas, y también nos están dando la posibilidad de recibir el material impreso, entonces eso nos ha ido dando tranquilidad poco a poco”, rescató la estudiante.

Por su parte Ana Seguel, presidenta del Centro Padres del Liceo Comercial, indicó que “hemos tratado de cubrir todos los ámbitos para que los niños no pierdan su año escolar, y pese a todo no hemos dejado de lado el funcionamiento del liceo, dentro de lo que se puede, se han buscado distintas estrategias”.

Para la dirigenta, el establecimiento “fue el primero en hacer clases virtuales, y para nosotros es un tremendo logro, porque tuvimos muchas visitas desde el primer momento, y como padres estamos conformes, porque el equipo educativo ha sabido llevar esta situación crítica, e incluso tuvimos una reunión de padres y apoderados virtual, donde se manifestaron distintas inquietudes”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes