suscríbete al boletín diario

Noticias

Angelina que ganó premio en matinal: “Aunque no tengo mucho, voy a destinar una parte de mi premio en ayudar a alguien”

La mujer de 58 años quien sufre diferentes enfermedades y una parálisis en su cuerpo, manifestó que ocupará el premio para acceder a “los mejores médicos”.


 Por La Tribuna

11.1 La hora de Jugar

En medio de la actual contingencia nacional ganar un millonario premio, sin duda, cabe como “anillo al dedo”, especialmente para la gente mayor y/o discapacitada, quienes deben invertir con demasía en salud. Entre ellos, María Díaz, una angelina que hace un par de días fue la ganadora del mayor premio en el concurso “La hora de Ganar” del matinal Mucho Gusto de Mega.

Pese a que no quiso entregar muchos datos, debido a que como de costumbre la gente comienza a aparecer cuando hay dinero de por medio, accedió a entregar su testimonio a Diario La Tribuna.

Conforme a su vida explicó que ha sido de una intensa lucha. La angelina declaró que por diversas circunstancias vive con tan solo una pensión de 80 mil pesos y la ayuda de su única hija, por lo que aseguró que el premio fue “un regalo del cielo”.

Aún nerviosa por la suma de superó las seis cifras, explicó que aún no se lo puede creer, porque nunca ganó ningún concurso y ya no creía en estos juegos, sin embargo, en medio de su rutina de dueña de casa durante años ha seguido el matinal Mucho Gusto y cuando comenzó el concurso, empezó a jugar sin intereses y más bien por diversión.

“Como soy dueña de casa jubilada estoy todo el día en mi espacio con mi nieto de cinco años, veía todos los días el programa y por el teléfono jugaba a veces con mil pesos, ganaba quinientos pesos y así seguía jugando diariamente. Pero cuando me llamaron no lo podía creer”, declaró la ciudadana que refleja en su historia la realidad de millones de personas jubiladas quienes viven con una paupérrima pensión, en este caso inferior a un sueldo mínimo.

En su historia, no puede dejar de recordar que ese día -17 de abril- contestó una llamada, algo extraño a ella, ya que confesó que muy pocas veces o prácticamente nunca responde números desconocidos.

“Cuando me dijeron que era del programa y quedé preseleccionada para participar, fue como si me tiraran un balde de agua fría no lo podía creer, ahí ya partí llorando antes de participar, mucho menos iba a imaginar que me llevaría el máximo premio”, explicó.

Sin embargo, aún mantiene en su memoria la combinación de la fortuna que la llevo a ser reconocida hasta por los panelistas de este programa, quienes la felicitaron hasta las lágrimas.

DESTINO DEL PREMIO

Consultada por como invertirá la suma, con emoción explicó que gran parte será para su salud, puesto que actualmente debe lidiar con una serie de enfermedades que le aquejan y, entre todo, una larga lista de exámenes aguardan para ser realizados debido a su falta de dinero.

“Soy hipertensa crónica, tengo una insuficiencia cardíaca, un problema renal y además de ello hace cuatro años me dio una parálisis, he visto médicos en Los Ángeles y todos me dan exámenes caros y como toda familia normal de clase media no contamos con los medios para hacerlos. Tampoco quiero molestar a mi hija que es el pilar de este hogar y no quiero dar más problemas”, dijo Díaz.

Dado lo anterior, aprovechó de reconocer el mérito de su hija la cual es médico veterinaria y cada día colabora para que su familia tenga una buena vida. “A mi hija no le puedo pedir más, porque ella tiene su sueldo y trabaja en base a comisión, además corre con todos los gastos de la casa, entonces no le voy a estar pidiendo que corra con los míos, así que voy a ocupar el premio en mejorarme, en ver médicos que me hagan los exámenes y que me digan bien lo que tengo”, aseguró.

Asimismo, agregó que también espera poder ayudar a alguna familia que realmente lo necesite porque “aunque no tengo mucho, voy a destinar una parte de mi premio en ayudar a alguien”, precisando que “Dios le dirá en su momento”.

Para cerrar, la ganadora aseveró que no imagina gastar en lujos personales dicha suma porque para ella su nieto lo es todo. “No soy buena para salir, me gusta comprarle juguetes a mi nieto, eso me llenan el alma, tenerlo a él contento”, finalizó esta mujer quien dice que ahora todo es su “pequeña gran familia”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes