suscríbete al boletín diario

Noticias

Bosques nativos son devastados en incendios otoñales ocurridos en Alto Biobío

En arduo combate, los brigadistas forestales de Conaf lograron evitar que las llamas alcanzaran la Reserva Ralco, quedando a 800 metros del lugar, donde es posible observar los vestigios del paso devastador del fuego.


 Por La Tribuna

incendio 1

Seis helicópteros, dos aviones AirTractor, otra aeronave de observación para coordinar el tráfico aéreo junto al despliegue de dos brigadas terrestres y una helitransportada, forman parte de los equipos de combate, que aún operan en la alta cordillera.  

El alcalde de Alto Biobío Nivaldo Piñaleo junto con valorar el despliegue de emergencia de la corporación, formuló un enérgico llamado a denunciar a quienes provocan los incendios, “mi reconocimiento en esta labor y el llamado es a seguir trabajando juntos, a seguir cuidando nuestros bosques nativos, a cuidar nuestro planeta que es la ñukemapu”.

El balance aún sigue siendo provisorio debido a que los brigadistas de la Corporación Nacional Forestal continúan trabajando para lograr extinguir los incendios que comenzaron hace una semana en territorio cordillerano.

En conversación con diario La Tribuna, Juan Carlo Hinojosa, director regional de Conaf Biobío señaló que hasta ahora resultan afectadas 208 hectáreas de bosque nativo,

43 hectáreas de matorral y 10 hectáreas de pastizales, especialmente coirón. “Afortunadamente estos incendios han logrado estar bajo control especialmente en Pitrilón y Rucúe Alto” con una superficie comprometida de 85 y 56 hectáreas respectivamente.

Agregó que actualmente están bajo observación, los incendios de Butaco III con 120 hectáreas, que todavía presenta actividad dentro del área quemada, “está sin avance y con observación diaria” al igual que el siniestro forestal de Los Chenques, que se evalúa diariamente para determinar algún grado de avance.

Sobre el incendio en el sector de Pitrilón, próximo a la Reserva Ralco, señaló que se trabajó contrarreloj para evitar que el fuego provocara daños aún mayores, “dentro de las especies importantes que tenemos en Pitrilón, que estuvo a 800 metros de distancia de la Reserva Ralco, -que no fue afectada por el incendio- encontramos quila, coirón, ñirre rastrero y también araucarias”. En los otros incendios, principalmente roble, matorral nativo y coirón, precisó el director regional.

MÁS INCENDIOS Y MAYOR SUPERFICIE

Juan Carlo Hinojosa afirmó que la temporada actual arroja un total de 2 mil 592 incendios registrados y una afectación de 15 mil 56 hectáreas.

En comparación al año pasado, eso se traduce en un 28% más en cantidad de incendios con un 47% más de superficie. “Ha sido una temporada ardua y esperamos que se pueda ir controlando. La actividad ha ido bajando un poco en estos días y seguiremos atentos para poder atender las necesidades de la región.” 

Consultado respecto de la destinación de recursos aéreos y terrestres puntualizó que se recurrió al apoyo de Onemi para trabajar en Alto Biobío, “esta semana se desplegó una cantidad importante de recursos para contener estos incendios que, en principio, podían ampliarse por las condiciones geográficas del terreno, la accesibilidad y ser mas difícil de controlar” coordinándose la labor de seis helicópteros, tres de ellos de Conaf y otros tres de Onemi provenientes también de otras regiones del país; dos aviones AT (Air Tractor), un avión de observación, que permitió coordinar el tráfico aéreo, dos brigadas terrestres más una helitransportada. “Con ello pudimos hacer este trabajo y contener estos incendios para evitar que generaran un daño mayor. Las proyecciones que nosotros vimos desde un comienzo era una afectación a la Reserva Ralco, que no se produjo”.

Finalmente indicó que la emergencia pudo tener un compromiso mayor pero que se logró evitar con el amplio despliegue en Alto Biobío, “incendios que podrían haber superado las 2 mil hectáreas y afortunadamente estamos con una situación totalmente diferente, que deja en resguardo el patrimonio de todos los chilenos”.      

ALERTA ROJA EN OTOÑO

Desde el martes 7 de abril y por una semana, se prolongó la condición de alerta roja en la comuna pehuenche.

El alcalde Nivaldo Piñaleo, valoró el trabajo de la Conaf y de Onemi, “por el esfuerzo en beneficio de la comuna y la incorporación de brigadistas pehuenche y no pehuenche del territorio, quienes han sido un aporte no solo para la comuna, sino que también a nivel provincial, regional y nacional”. En este sentido, la autoridad comunal puntualizó que, desde hace cinco años, que se incorpora a brigadistas pehuenche a dicha faena, “por todo lo anterior, mi reconocimiento en esta labor y el llamado es a seguir trabajando juntos, a seguir cuidando nuestros bosques nativos, a cuidar nuestro planeta que es la ñukemapu”, señaló Piñaleo.

LLAMADO A DENUNCIAR

El alcalde Piñaleo afirmó que “los incendios fueron provocados porque no han ocurrido tormentas eléctricas. Aquí hay personas que han iniciado los incendios y por eso les pido a los veraneros que realicen la denuncia si encuentran a alguien sospechoso. Denúncienlo, porque es la única manera de controlar estos incendios”.

En paralelo subrayó que “aquí hay veraneros preocupados porque tienen sus animales en esas zonas y bosques de araucarias donde la gente va a buscar piñones. Entonces la persona que quemó es irresponsable e inconsciente por hacer esto”.

DATOS

-El fuego consumió 208 hectáreas de bosque nativo, 43 hectáreas de matorral y 10 hectáreas de pastizales.

-En la región se han registrado 2 mil 592 incendios con 15 mil 56 hectáreas afectadas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
AirTractorChenquesPiñaleoralco

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes