suscríbete al boletín diario

Noticias

El drama del polvo que afecta a los vecinos de Portal Manso de Velasco

El presidente de la junta de vecinos sostuvo que la mejor solución es que un camión aljibe riegue regularmente el área de las obras en que se produce el problema del polvo. Sin embargo, se quejó de que “la empresa no ha querido implementar más medidas de mitigación”.


 Por La Tribuna

61, problema del polvo en condomonio Portal Manso de Velasco

El caluroso verano, los fuertes vientos y una obra de construcción que apenas se inicia, se han confabulado para amargar las vidas de un grupo de vecinos de la quinta etapa del conjunto habitacional Portal Manso de Velasco, situado en el sector sur de la ciudad de Los Ángeles.

Esas tres condiciones desencadenan un polvillo que cubre las viviendas con un verdadero manto que penetra por cualquier rincón de las casas y se instala en el piso, muebles, ropas y alimentos. En las jornadas de vientos más intensos, se forma una capa de algunos milímetros de polvo.

Así lo aseguró Luis Gutiérrez, presidente de la junta de vecinos Manso de Velasco N° 5, conjunto habitacional situado en la zona sur de la ciudad, cuya construcción estuvo a cargo de la inmobiliaria Martabid. Los afectados recibieron sus primeras casas en agosto del año pasado y jamás imaginaron que el primer verano en sus nuevos hogares estaría marcado por dichos problemas.

El dirigente explicó que el problema partió hace justo dos meses, cuando se iniciaron las obras de construcción de la sexta etapa del conjunto habitacional, que está inmediatamente a continuación de las viviendas entregadas en la etapa anterior.

El movimiento de maquinaria pesada sobre suelos de trumao, unido al calor y las tardes con fuerte viento reinante, ocasionaron verdaderas nubes de polvo. “Los más afectados son los residentes de la calle Ottawa, que están a unos 50 metros de la nueva fase de construcción. Son como 25 casas en que los vecinos no pueden abrir ni puertas ni ventanas durante el día. Solo cuando terminan las faenas, pueden hacerlo y recién ahí pueden hacer un poco de aseo en sus casas. Secar y tender ropa solo lo pueden hacer en las noches, porque cuando llega el otro día, todo vuelve a ser lo mismo”, reclamó.

Gutiérrez reconoció que si bien el viento influye, “hay medidas de mitigación que se pueden tomar para evitar que el polvo llegue a nuestras viviendas”. A su juicio, la instalación de una malla de cuatro metros de altura por parte de la constructora ha demostrado ser absolutamente insuficiente para la magnitud del problema. “La malla está llena de polvo, y cuando se levanta viento, todo ese polvo se suelta y se viene de nuevo a las casas”, expresó.

El presidente de la junta de vecinos sostuvo que una solución más definitiva es que un camión aljibe riegue regularmente el área de las obras en que se produce el problema del polvo, de tal forma de mantenerlo a raya.

Sin embargo, añadió, “la empresa no ha querido implementar más medidas de mitigación. Tenemos fotos y videos de un camión aljibe en las faenas, pero está detenido. Ellos no mojan cuando están moviendo el terreno”.

GESTIONES

Una vez que se hizo evidente el problema del polvo en las casas, el dirigente vecinal aseguró que han procurado acercamientos con la constructora, con la Dirección de Medio Ambiente y con la Autoridad Sanitaria. Sin embargo, ninguna respuesta ha sido satisfactoria.

Solo ha sabido que fiscalizadores de la Dirección de Medio Ambiente estuvieron el viernes pasado en la obra, ocasión en que los encargados habrían corroborado las denuncias de polvo en suspensión en las casas. Por lo mismo, habrían sido notificados respecto a tomar medidas de mitigación, pero “se han vuelto a tener episodios”.

“No sé si habrá que tomar otras medidas para lograr que esto se controle”, señaló el dirigente vecinal, quien no descartó medidas más drásticas hasta lograr una solución definitiva.

EMPRESA NO RESPONDE

En la jornada de ayer se realizó un contacto con un representante comercial de la inmobiliaria Martabid, quien quedó de derivar las inquietudes a los ejecutivos de la constructora encargada de la obra. Sin embargo, hasta el cierre de la presente edición, no ha habido una respuesta.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes