sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Noticias

Meteorólogo Camilo Barahona: “Debemos estar preparados para la ocurrencia de nuevos tornados”

Expertos de la Oficina de Aplicaciones Satelitales de la Dirección Meteorológica de Chile avanzan en un estudio junto a investigadores de la Universidad de Chile, luego de diversas mediciones realizadas en terreno para definir la trayectoria del tornado y sus características.


 Por Claudia Robles

tornado 30 mayo 2019 (11)

La tarde del 30 de mayo, escenas de pánico se vivieron en la ciudad al paso del tornado que causó una serie de estragos, como voladura de techumbres, caída de árboles y hasta volcamiento de vehículos. En segundos, la ciudad quedaba a oscuras y el caos se apoderaba de las calles, con la evidente preocupación de muchas personas que sólo querían reencontrarse con sus seres queridos.

“Después del tornado, hubo una especie de calma en el ambiente… Después de eso vino una lluvia extremadamente fuerte a ratos (era como una cascada) y con granizos ocasionales (cortos), esto duró como 1 hora… (hasta las 19:00 hrs.)”. Así se considera en el informe de la Dirección Meteorológica de Chile, a través de la Sección de Investigación y Soporte Tecnológico, que considera la categorización y el mesoanálisis en el estudio denominado “Tornados en el Biobío: ¿tornados de estación fría?” que motivó el traslado a Los Ángeles de los meteorólogos Ricardo Abarca y Camilo Barahona.

El fenómeno, que afectó al sector nororiente de la comuna, provocó cortes en el alumbrado eléctrico, volcamiento de vehículos, voladura de techos y personas lesionadas.

En medio de la incredulidad de muchas personas, los relatos daban cuenta de daños en calles o pasajes completos, pero a escasa distancia sin evidencia alguna. “El tornado vino desde los campos de Yumbel (desde N/NO), atravesó la carretera y afectó las poblaciones del extremo NE de Los Ángeles, hizo como un zigzag, luego se fue al campo nuevamente y terminó”, dice el informe del estudio.

A primera hora, y luego de un catastro dado a conocer por el Comité Operativo de Emergencia, se daba cuenta de viviendas con diverso grado de afectación y más de 11 mil clientes sin energía eléctrica en la llamada Zona Cero, donde además, había colapso en las líneas del alumbrado público.  

¿CAMBIO CLIMÁTICO?

En conversación con Diario La Tribuna, el meteorólogo Camilo Barahona, jefe de la Oficina de Aplicaciones Satelitales de la Dirección Meteorológica de Chile, afirmó que el tornado respondió a una condición meteorológica circunstancial, dadas las condiciones meteorológicas locales que se presentaron esos días. “Básicamente para que haya tornados o nubes tornádicas tiene que haber mucha inestabilidad en la atmósfera y las condiciones que ocurrieron esos días fueron de inestabilidad. O sea, que se propiciaba el desarrollo de nubes con alto desarrollo vertical, que meteorológicamente se conoce como cumulonimbus, y esa nube se desarrolló de tal manera que permitió que se presentara una tormenta eléctrica, granizos grandes para lo que es Chile y los tornados”, explicó el profesional.

Respecto de eventuales fenómenos asociados al cambio climático, precisó que dicha suposición no tiene respaldo científico. “No se puede asegurar que la ocurrencia del tornado se deba al cambio climático, dado que no se cuenta con un estudio científico que respalde dicha hipótesis”, comenta.

Agregó que se sabe por ciertos registros históricos, que datan de mediados de siglo XIX, que en nuestro país ya se habían presentado fenómenos similares, “por lo cual no es un fenómeno que haya ocurrido por primera vez en mayo de este año”, y que dada la baja frecuencia en la zona sur de Chile, no se cuenta con un registro amplio como para hacer una estadística robusta.

En tal sentido puntualizó “en Chile, sobre todo en el sur, los campos no han sido muy poblados y lo más probable es que éstos fenómenos hayan quedado en anécdotas familiares de haber presenciado un tornado o una tromba, pero nunca habíamos tenido un registro tan claro de que hayan azotado tornados a la zona sur de Chile y con tanta frecuencia. Ese fue el fenómeno que sucedió en mayo de este año, en la región del Biobío”.

NO ES UN FENÓMENO AJENO

A través de las redes sociales, la tarde del 30 de mayo se comenzaba a publicar imágenes y videos del fenómeno meteorológico, que dejó desafíos y lecciones que asumir ante posibles emergencias similares.

¿Debemos estar preparados para este tipo de eventos? La respuesta de Camilo Barahona es clara y categórica: “Sí, debemos estar preparados para la ocurrencia de nuevos tornados, porque si estos fenómenos han ocurrido en el pasado, es muy probable que se vuelvan a repetir en el futuro”. Agrega que se debe considerar que los tornados no son un fenómeno muy frecuente en Chile, en comparación con otros países, como EEUU. “Lo ideal es generar consciencia y cultura de la peligrosidad de los tornados, los daños que pueden provocar, y de que no constituyen un fenómeno tan ajeno a nuestro país como se creía”.

¿Qué factores se deben conjugar para un evento de estas características? Esa es una pregunta que plantea otras interrogantes. La verdad es que los tornados se forman bajo diferentes escenarios meteorológicos. Algunos son de estación fría y otros que son de estación cálida. Hay tornados supercelulares y otros no supercelulares. En definitiva, la génesis de tornados y trombas en Chile es un tema de investigación actual.

No obstante, básicamente para que se produzcan tornados debe haber una condición inestable en la atmósfera, es decir, que se favorece el desarrollo de nubes de gran desarrollo vertical. Dichas nubes se conocen como cumulonimbos y producen tormentas eléctricas y fuertes chubascos. Algunas veces las condiciones meteorológicas favorecen el desarrollo de tormentas eléctricas severas, especialmente cuando hay un cizalla vertical del viento moderado o fuerte (que es el cambio, ya sea en la intensidad o la dirección del viento con la altura) lo cual puede producir fuertes vientos, grandes granizos y que pueden formar tornados…todo depende de las condiciones meteorológicas locales”.

EL TORNADO DE LOS ÁNGELES

Lo ocurrido en Los Ángeles es motivo de una investigación internacional, encontrándose en desarrollo estudios entre expertos de la Dirección Meteorológica y de la Universidad de Chile.

“El tornado se formó en los campos de Yumbel y se acercó a la ciudad de Los Ángeles, afectando el sector noreste de la ciudad. Alcanzó una intensidad EF2 en la escala de Fujita mejorada, lo cual se traduce en vientos máximos de 217 km/h, capaces de generar daños importantes”, entre los que mencionó la destrucción de casas, serios daños en los techos de casas de material sólido,  el desprendimiento de árboles de cuajo, la voladura de techumbres y vehículos .

“El tornado fue único y tuvo características de multivórtice, es decir, había momentos en que el cono formaba varios torbellinos más pequeños, llamados también vórtices de succión, pero muy destructivos”. 

LOS ESTUDIOS

Actualmente se está trabajando en una investigación científica, en la cual se estudiarán los tornados que afectaron la región del Biobío, tanto en Los Ángeles como Talcahuano-Concepción. “Dicha investigación está siendo liderada por la Dirección Meteorológica de Chile y cuenta con la participación de académicos de la Universidad de Chile”, expresó el meteorólogo, que agradeció de manera especial la colaboración entregada por el Destacamento de Alta Montaña N° 17 de Los Ángeles, “por guiarnos por los sitios afectados y ayudarnos a realizar las mediciones con GPS”.

Respecto de la visita realizada a Los Ángeles en días posteriores, comentó que las características de las viviendas afectadas impidieron un desastre mayor. “Podría haber sido peor, porque los tornados, en cuanto a lo que fue Talcahuano-Concepción como en Los Ángeles, se suscitaron en sectores residenciales, con casas de material sólido.Si esto hubiera ocurrido en otro sector, con viviendas más frágiles, habría sido peor, porque la intensidad de los tornados -especialmente el de Los Ángeles- era para destrucción total de casas de material ligero y afortunadamente no sucedió así”.


  • Compartir:
etiquetas
tornado

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes