suscríbete al boletín diario

Noticias

El arte en las manos de Oswaldo Guayasamín, una expresión “De la ira a la ternura” en Los Ángeles

La muestra del reconocido artista latinoamericano es una colección de 20 piezas con técnicas de grabado, donde este hombre expresó lo que llamó “El tiempo que me tocó vivir”.


 Por La Tribuna

11-01-2019_21-15-221__whatsappimage2019-01-11at9.04.04pm.jpeg

“De la ira a la ternura” es un legado entre texturas, colores y diversas expresiones de los sentimientos del artista latinoamericano Oswaldo Guayasamín, que desde esta semana se presentara en los Ángeles, en el museo Artequin.

El destacado ecuatoriano que falleció en el año 1999, este año es recordado a nivel mundial por su centenario, puesto que fue un hombre de origen humilde que luchó por llevar a su arte a todos lados y lo logró por medio de una batalla retratar en distintas piezas.

Rostros y figuras cargados de expresiones, colores, sombras y texturas, es el deleite que cientos de aficionados y amantes del arte.

Esteban Cárdenas, doctor en Artes Visuales y docente de la Universidad de Concepción, explicó que esto significa una gran etapa para este artista latinoamericano.

Sobre la exhibición se dio a conocer que se trata de técnica compuesta en trabajos realizados en serigrafía, litografía y agua fuerte.

“Esta muestra viene a coronar un proceso de exhibición y una apertura hacia el público de la provincia. Por ello conocer esta muestra de vida y obra de Guayasamín creo que es un evento histórico dentro del arte latinoamericano que es bastante oportuno conocer porque acá uno puede encontrar tres áreas disciplinarias que perfectamente se juntan: la historia, el arte, la identidad latinoamericana”, aseveró.

“En un contexto mundial es un pintor que a nivel planetario hay que destacar, está más vigente que nunca porque toma temáticas que son de la vida diaria como lo son el amor, la ternura, el sufrimiento la agonía y sobre todo la agonía de los pueblos americanos que en la década del 60 – 50 fueron muy golpeados por estos vaivenes de las ideologías”.

HISTORIA DE UN LUCHADOR DEL ARTE

Su historia de vida se remonta a una humilde familia de origen quechua – mestizo, quienes lucharon por sus hijos, -diez en total-, en diferentes actividades, para surgir en una sociedad cargada de dificultades.

Sin embargo en este camino de esfuerzo familiar, nació el interés de este joven Guayasamín por crear la expresión más intensa del ser humano por medio de la recreación de sus emociones y donde comenzó a retratar personas y experiencias en pequeñas proporciones de su vida.

En este proceso fue su padre un opositor a su trabajo, quien reprimió los deseos de dedicarse al arte, que para esa edad ya estampaba proyecciones de realizar obras basadas en sus orígenes y todo aquello que lo rodeara.

En este proceso, fue su madre quien trabajaba de ama de llaves la que entregó todo su apoyo para los deseos de este joven, quien logró llegar al apogeo de su pasión en el año 1945, donde nacieron sus primeros frutos pictóricos llamado “El camino del llanto” donde el artista abordó el periodo de conquista del continente americano y el clima general de tristeza y abuso que esto dignificó.

En 1961, surgió de su amor por el arte “La edad de ira, donde retrató al ser humano enfrentando su propia especie y el enfrentamiento entre la propia raza.

Con el paso de los años se llevó a cabo la presentación de su última serie llamada Era de ternura dedicada a su madre, en esta florecen colores que retratan el amor.

GUAYASAMÍN EN LOS ÁNGELES

Sobre esta presentación, que va a estar disponible en Artequin de Los Ángeles durante dos meses Hansen Silva director de la corporación Aldea Rural, explicó que su trabajo como corporación se basa en llevar a cabo grandes exposiciones y en Los Ángeles existía una deuda pendiente.

“Realizamos un convenio de cooperación entre la familia y fundación GuayasamÍn, lo que permite que hoy pudieran llegar a esta exposición para toda la comunidad, donde de igual manera participó la fundación CPMC”.

En tanto, Fanny Cea, jefa de proyecto de la corporación Aldea Rural agregó que como corporación se sienten contentos con la alianza fundada con CMPC, porque la presentación de estas obras significa mucho para la comuna, puesto que es la primera vez que en Los Ángeles, donde se exponen obras originales.

“Justamente cuando se cumplen cien años de su natalicio -hito a nivel internacional- se hace un reconocimiento en diferentes redes sociales, lo que posiciona a nuestra comuna a nivel internacional y nos hace ser visibles como una comuna que promueve las culturas y las artes”.

Maite Artiagoitía, coordinadora cultural de fundación CMPC y directora del museo Artequin agregó que la calidad de las obras son un orgullo para Los Ángeles que llegó gracias a este importante trabajo y organización, por lo que espera que el público angelino disfrute de la presentación.

UN LUJO PARA LA COMUNIDAD

Sobre la muestra que desde el día jueves está abierta a toda la comunidad, muchos asistentes indicaron que es un placer visitar esta exposición de carácter mundial.

Marcela Rosen, vicepresidenta de la Corporación Cultural Municipal de Los Ángeles, dijo que “es un honor para Los Ángeles tener una presentación de un artista internacional. El público va a poder ver en tamaño real la maestría de su arte que se muestra muy amable. El suyo, es un arte un poco fuerte orientado hacia la ternura”.

Otra admiradora de este trabajo Alejandra Castell, agregó queyo conozco el trabajo de este artista y es un privilegio contar con esta exposición en Los Ángeles y espero una gran acogida de todo el público ya que es estupendo que sea para todas las personas”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes