lee nuestra edición impresa

Noticias

Denuncian cobros “inhumanos” por puestos en festividad de San Carlos de Purén

Locatarios aseguran que cada año han ido subiendo de forma importante el valor de los permisos, llegando a más de 70 mil pesos.


 Por La Tribuna

29-11-2018_22-25-481__10.1

Una polémica se formó luego que comenzara el pago de los permisos para las festividades de veneración a la Inmaculada Concepción, donde cientos de personas se instalan a vender productos. El problema se gestó por el aumento de los precios.

Héctor Rojas es un hombre dedicado a su trabajo que durante años ha aprovechado la festividad del 8 de diciembre para vender sus productos a un costado del cementerio en San Carlos de Purén.

Pero desde hace algún tiempo hay un problema que lo aqueja y es que desde el 2016 el municipio de Los Ángeles, según aseguró, el municipio está cobrando excesivamente por instalarse durante el día para la festividad.

"El día 8 de diciembre se realiza esta festividad la fiesta religiosa de San Carlos, es una tradición esto. Yo por años he colocado mi puesto y el 2016 empadronaron los puestos, porque había que hacer una solicitud, era todo una 'lata' y ese año yo pagué 23 mil pesos, pero el 2017 ya pagué 46 mil y ahora este año va en 73 mil pesos".

En ese sentido, explicó que ha habido muchos reclamos por lo que consideran, un cobro excesivo para quienes se instalarán un solo día.

"Hay gente que incluso dice que no debiesen darse los permisos en el cementerio, porque están entrando cortejos y encontraban que era una falta de respeto que se fuera a interrumpir eso", dijo.

Respecto al cobro, sostuvo que "es sólo por el día, eso es lo irracional. Yo pagué 23 mil pesos y ahora van en 73 mil. Si no el hacemos un 'párele' esto va a llegar a los 200 mil pesos en un par de años. Aquí hay cero inversión, no colocan baños químicos, camión aljibe ni siquiera para que haya agua potable para uno lavarse las manos, uno estando todo el día en el cementerio".

DENUNCIA IRREGULARIDAD

Incluso más allá del cobro que considera excesivo, Rojas, enfatizó en algo que ocurrió durante este miércoles, cuando debía pagar su permiso.

"Ahora me encontré con una sorpresa, me dijeron que aparecía en una institución y me cobraron 28 mil pesos. Me dieron el permiso, me entregaron el documento y después me llaman de la otra oficina, me piden el permiso, me lo anulan y me cobran 73 mil pesos".

Por lo mismo su molestia y es que considera un hecho irregular considerando que el papel ya lo tenía en sus manos.

"Yo creo que esto fue en represalia por los reclamos", expuso.

Asimismo, destacó que "lo ideal sería que cuando todo esto termine, hacer una carta al alcalde y al concejo (municipal) dando a conocer lo que pasa para que reviertan esto en los próximos años, que no pase lo mismo. Yo creo que es bueno que se dé a conocer, porque es un llamado de atención para las autoridades".

Según Rojas, son cerca de 300 los perjudicados por los cobros.

En ese sentido, explicó que también hay tarifas diferidas y es que aseguró que quienes están en sindicatos sólo pagan 28 mil pesos. "Por último que hubiera una diferencia de 10 mil pesos uno no diría algo, pero son más de 40 mil pesos, donde muchos son jefes de hogar", sentenció.

Pero la historia de Héctor no es la única, Daniela Fuentes habitante del sector de San Carlos de Purén, comentó que la gran mayoría de quienes van son feriantes y nuestro problema es que subió el precio de los puestos sin ninguna razón".

Asimismo, acusó hechos discriminatorios "el precio no es para todos igual, la gente que está en sindicato le costaba 28 mil pesos y al final hacen lo mismo".

A su vez, destacó que las instalaciones no son precisamente las mejores y es que instalan sólo dos baños químicos para cerca de dos mil personas. "El municipio hace nada, y como yo vivo aquí, sé que no hacen arreglos, y el valor que cobran es inhumano, porque para la mayoría de la gente esa es su ganancia", expresó.

Igualmente, enfatizó en que "el pueblo no tiene una calle pavimentada y todos los años son los mismos puestos, sólo que antes cobraban más barato. El municipio llega, cobra nadie regula los precios y ni siquiera esa plata llega para un beneficio a la comunidad de acá".

Además, argumentó que considera que no es algo que vaya con la calidad de vida de la gente, si se considera que el sueldo mínimo es de 276 mil pesos. "Y eso es sólo por la instalación, porque estas personas tienen que pagar en impuestos internos, su inversión en el negocio, el traslado, la comida, son más gastos", afirmó Fuentes.

Consultada por si conversaron con gente del municipio, destacó que hubo gente expresó su malestar, pero "les dijeron que si les gustaba, bien y sino, había cientos de personas esperando".

Son 500 los locatarios que se instalan en el lugar.

RESPUESTA DEL ALCALDE

Por la polémica, el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, explicó que "esto es un tema que tiene que ver también con gastos y el esfuerzo que la municipalidad para poder entregar estos permisos y la gente pueda vender en la calle. Desde hace más de una semana tenemos personal dedicado al tema de los comerciantes ambulantes de San Carlos de Purén, tenemos las solicitudes que ellos nos hacen, hay todo un proceso administrativo para poder autorizar, hay que verificar la instalación en terreno de estas personas, después enviar inspectores y por último tenemos que sacar la basura que queda de la venta, entonces el pago que ellos hacen no cubre ni un 10% de estos gastos".

Asimismo, aseveró que la venta en estas fiestas, "para nosotros es una preocupación extra en que tenemos que dedicar más personas".

A su vez destacó que es una decisión que se tomó en el Concejo Municipal viendo todos los pro y contra.

"Por otra parte el valor, después de no haberse subido en muchos años, es media UTM más a lo que se cobraba el año pasado", dijo.

Consultado por las diferencias de precios por estar o no en un sindicato, afirmó que "eso es parte de lo que se acordó, lo que se propuso. Todo esto es un valor que no apareció debajo de la manga hoy día, está en una ordenanza municipal, ya hace varios meses atrás se expuso, por lo tanto es un valor sabido. La ordenanzas son como las leyes, no es un tema de que a la señora de allá se le ocurrió cobrar más porque a lo mejor iba a estar despejado, es un valor sabido e informado y que se conocía".

Cuestionado acerca de si existe la posibilidad de bajar los precios para el próximo año, Krause explicó que "no, porque son costos importantes. No sé cuánto cobra Yumbel por San Sebastián, pero debe ser mucho más de lo que cobramos nosotros acá. Nosotros estamos siempre abiertos a analizar, pero el comercio ambulante es un comercio de muchos recursos, por lo tanto creo que no sé si se justifica la petición, habría que revisarlo".

Por último, dijo que pese a que hay comerciantes de Los Ángeles que se instalan en San Carlos, el municipio tiene algunos beneficios para quienes son del sector y quieran poner un puesto.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
desarrolloLa TribunaLos ÁngelesSan Carlos

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes