lee nuestra edición impresa

Noticias

Apoderados denuncian nula preocupación por casos de agresiones al interior de colegio Santo Tomás

Se mostraron preocupados por el ambiente con el que tienen que lidiar a diario sus hijos, situación que según cuentan, fue informada al establecimiento y ellos no consideraron la gravedad de la situación.


 Por La Tribuna

19-11-2018_19-00-571__5.1martes

Fue durante la jornada del pasado jueves, que un grupo de apoderados de quinto básico del colegio Santo Tomás de Los Ángeles, preocupados por una alarmante situación que están viviendo sus hijos en el establecimiento, recurrieron a La Tribuna para denunciar un caso de bulliyng, que se centraría en los malos tratos, tanto físicos como psicológicos, cometidos por una alumna hacia sus compañeras.

Según relataron, los combos, patadas, amenazas, groserías, entre otros, son situaciones que un grupo de alumnas y alumnos del quinto año del establecimiento educacional, vive y presencia a diario, tanto en la sala de clases como en los recreos.

Una de las apoderadas, a quien vamos a llamar María, para resguardar su identidad, contó que “mi hija no podía dormir, y preocupada me contó sobre los golpes que le daba la compañera a su amiga, acto que realizaba en el baño del colegio, lo que era presenciado por otras compañeras, las que amenazaba para que no se metieran y no dijeran nada”.

A eso, otra de las apoderadas añadió que “otro caso que no pasó desapercibido entre las compañeras fue el de ser incitados por su compañera a matarse, cortándose las venas, acciones muy fuera de lo normal, y que como papás nos preocupa enormemente, y en el colegio no han hecho nada”.

“Aquí no se trata de echarle la culpa a la alumna, sino que la forma, o los protocolos que este colegio debiese a adoptar con respecto al ambiente que están viviendo los niños. Desde un principio se les dio a conocer lo que pasaba, ya estamos a fin de año, y no han hecho nada, siguen sucediendo hechos de violencia en la sala y hacen caso omiso”.

Por lo anterior, y sumándole una situación que fue la gota que rebalsó el vaso, fue cuando la alumna de quinto básico obligó a una de sus compañeras a cortarse un dedo con -al parecer- una tijera, orden que gracias a Dios la pequeña no aceptó, pero si contó inmediatamente a sus padres.

Esto generó que la semana pasada, los reclamos por situaciones conflictivas en el curso, se transformasen en una denuncia por bullying en el colegio, además de hacerlo en la Superintendencia de Educación, considerando lo preocupante de la situación.

 

DESDE EL ESTABLECIMIENTO

La Tribuna se contactó con el colegio Santo Tomás, para conocer su versión de le hechos, quienes accedieron inmediatamente a contar su parte de la historia.

Fue su directora, Lorena Roa, quien explicó que, sólo este miércoles ellos recibieron la denuncia formal por caso de bullying en el quinto básico, donde inmediatamente activaron los protocolos correspondientes a esta situación, lo que incluye una investigación para determinar si realmente existen estos actos.

“Al momento de recibir la denuncia, hicimos una reunión con el equipo del colegio, y comenzamos inmediatamente a aplicar el protocolo que corresponde en estos casos, lo que no implica que durante todo el año estemos haciendo talleres y tratando el bullying con todos nuestros alumnos”.

Si bien, los apoderados, explicaron que desde principio de año los apoderados dieron a conocer la situación que estaban pasando sus hijos, la directora explicó que “fue cuando recibimos esta queja formal, que me enteré de la existencia de los reiterados actos de violencia en ese curso”.

Consultada por este punto en particular, Lorena Roa, detalló que si estaba al tanto de estos hechos, “nunca recibimos una denuncia formal, sólo apoderados fueron a contarnos sobre la situación, y nosotros trabajamos y nos reunimos con los apoderados para tratar los puntos conflictivos, se solucionaban y ahí quedaban. Eran casos aislados, pero jamás tuvimos una denuncia formal por bullying, sólo hasta este miércoles”.

A ellos añadió que “insisto, sucedan o no este tipo de situaciones en el colegio, nosotros estamos todo el año tratando este tema, trabajando con nuestros alumnos, enseñándoles de cómo actuar, prevenir y denunciar este tipo de actos”.

Finalmente, enfatizó que “con respecto a la denuncia, estamos en una etapa de investigación, se debe seguir el conducto regular, y si se determina que realmente sucedieron estos hechos y son verdaderamente casos de bullying, se tomarán cartas en el asunto”, concluyó.

LAS GESTIONES DE LA SUPERINTENDENCIA

Luego de informarse los hechos a la Superintendencia de Educación, La Tribuna se contactó con la entidad, donde desde su dirección regional, representada por Rodrigo Yévenes, manifestaron que “conocido el hecho esta Superintendencia de Educación tomó contacto con la apoderada, se ingresó la denuncia, por lo que los antecedentes ya fueron solicitados al establecimiento de modo de constatar la correcta aplicación del protocolo de actuación frente a las situaciones de maltrato que se podrían estar ocurriendo en el establecimiento”.

A ello, añadió que “es muy importante recordar a las comunidades educativas que es deber de todos velar por erradicar la violencia de las salas de clases, pues esta daña a niños, niñas y jóvenes, afectando la calidad de la educación y la convivencia. Es responsabilidad de todas y todos los miembros de la comunidad educativa informar y tomar medidas para detener el acoso escolar. Sin embargo, los equipos directivos, docentes y encargado de Convivencia, tienen la responsabilidad de gestionar la prevención y actuación frente a este tipo de situaciones”.

La Superintendencia de Educación fiscalizará a los establecimientos que, habiendo conocido un hecho de maltrato, violencia o acoso escolar por cualquier medio, incluido el tecnológico, que no hayan adaptado las medidas correspondientes, de acuerdo a su reglamento Interno y Protocolo de actuación.

¿QUÉ ES UN PROTOCOLO DE CONVIVENCIA ESCOLAR?

Documento que tiene como objetivo determinar procedimientos, estrategias y responsables de las medidas que se aplicarán ante situaciones de violencia que se produzcan en el contexto escolar; entre estudiantes, funcionarios, padres, madres y/o apoderados. Este instrumento también considera la actuación sobre hechos de violencia psicológica, producida a través de medios digitales como redes sociales, páginas de internet, videos.

Es importante recalcar que la normativa tiene una orientación preventiva, que busca formar en la capacidad de anticipación frente a las dificultades, evitando actuar con estrategias improvisadas que puedan limitar o afectar el buen trato y las actividades pedagógicas del establecimiento educativo.

En este contexto, es importante que el personal de los establecimientos educacionales esté capacitado en distintas materias asociadas a la convivencia, como lo señala la Circular que imparte instrucciones sobre Reglamentos internos a los establecimientos con Reconocimiento Oficial.

¿CÓMO HACERLE FRENTE A UNA SITUACIÓN DE MALTRATO ESCOLAR?

Finalmente, desde la Superintendencia de Educación, subrayaron la importancia de tener en cuenta cómo enfrentar este tipo de situación del maltrato escolar.

Lo primero es informar o denunciar de inmediato esta situación al establecimiento, a fin de que éste active su protocolo de actuación definido en su Reglamento Interno para este tipo de casos y adopte las medidas tanto preventivas como correctivas.

Si luego de exponer la situación en el establecimiento, las autoridades del mismo no adoptaren las medidas correctivas, pedagógicas o disciplinarias que su propio Reglamento Interno disponga, usted puede denunciar ante la Superintendencia de Educación, para dar curso a la revisión de antecedentes.

Para realizar una denuncia usted debe ingresar a la página web www.supereduc.cl o dirigirse en forma presencial a la oficina de atención de público regional de la Superintendencia de Educación, en Freire 1093, Concepción.

Alejandra Sánchez Ocampo

asanchez@latribuna.cl

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes